Secretario de Estado norteamericano visita Alemania para recordar caída del Muro

INTERNACIONAL

49025789221_8b0e97baf7_c
Arribo del Sec. de Estado, Mike Pomepeo / Foto: U.S. Department of State

Lectura: 3 minutos

Las tropas estadounidenses se redujeron significativamente tras la reunificación de Alemania y en 1992 se retiraron de la base militar ubicada en Bayreuth ─Alto Franconia─ donde el Secretario de Estado Mike Pompeo fue comandante de tanques.

En 1990, hacia el final de la Guerra Fría, Estados Unidos todavía tenía más de 200.000 soldados en Alemania occidental, mientras que los soldados soviéticos en el Este eran más del doble: el ejército más grande jamás mantenido por una fuerza de ocupación extranjera durante un período de tiempo tan largo.

Mientras que el último soldado soviético abandonó el territorio de la antigua RDA en 1994, las tropas de los aliados occidentales miembros de la OTAN, permanecieron en Alemania pero se redujeron drásticamente.

Actualmente siguen destacados alrededor de 35.000 soldados estadounidenses en suelo alemán, principalmente en Renania-Palatinado, Baviera, Baden-Württemberg y Hesse.

Los estadounidenses constituyen el mayor contingente de tropas extranjeras en Alemania. Le siguen los británicos en segundo lugar con más de 3.000 soldados, todos los demás son mucho más pequeños.

En comparación, la fuerza de tropas de la «Bundeswehr» ─el ejercito alemana─ cuenta actualmente con unos 182.000 efectivos. Alemania es también la principal base extranjera de las tropas estadounidenses en todo el mundo.

La presencia de las fuerzas militares de la OTAN en Alemania, y especialmente las tropas norteamericanas, se ven como un facto económico de alta intensidad teniendo en cuenta los miles de soldados que diariamente intercambian mercancías para uso personal como también las provisiones necesarias para el mantenimiento de las enormes bases militares distribuidas por todo el territorio.

Además de los soldados, 17.000 empleados civiles estadounidenses y 12.000 alemanes trabajan para las fuerzas armadas. Las bases de EE. UU. se encuentran en su mayoría en zonas rurales, como la importante base aérea Ramstein en Renania-Palatinado.

El presidente Donald Trump ha cuestionado repetidamente la presencia militar en Alemania desde que asumió el cargo. La OTAN ha acordado que cada país debe destinar al menos el dos por ciento de su producción económica al ejército.

Dado que Alemania está muy por debajo de este objetivo, Trump amenazó en junio con transferir parte de sus tropas estadounidenses a Polonia, que ya está alcanzando su objetivo del dos por ciento. En ese momento había 1.000 soldados en expectativa de su posible transferencia al Este.

Sin embargo Pompeo en su visita a Berlín para conmemorar la caída del Muro no hizo ninguna referencia al tema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s