Israel avanza en formar gobierno que se avizora inestable

INTERNACIONAL

33628769568_310f7c975d_c
Primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu / Foto: Palácio do Planalto

Lectura: 3 minutos

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, tomó el juramento de práctica a su gobierno el domingo después de un año y medio de estancamiento político.

El primer ministro será procesado por cargos de corrupción la próxima semana, aún así la Corte Suprema del país lo aprobó la semana pasada para formar un gobierno.

Un controvertido acuerdo de poder compartido entre Netanyahu y su rival opositor del partido centrista Azul y Blanco, Benny Gantz, afirma que Netanyahu seguirá siendo primer ministro durante 18 meses antes de entregar el cargo a su nuevo socio.

Los opositores al acuerdo argumentan que el trabajo de «primer ministro suplente» es ilegal.

El gabinete tendrá un aumento récord de 36 ministros.

El acuerdo sigue a tres elecciones que no consagraron ninguna mayoría. Gantz había dicho originalmente que rechazaría cualquier acuerdo para compartir el poder con un líder que se enfrenta a juicio, pero recientemente revirtió su posición, diciendo que quiere ayudar a Israel a salir de la pandemia de coronavirus sin una cuarta elección sobre su cabeza.

Un tribunal acusó a Netanyahu a fines del año pasado por cargos de soborno, fraude y abuso de confianza, incluidas acusaciones de favores políticos prometedores para los magnates de los medios a cambio de obsequios lujosos o cobertura de noticias favorable. El líder israelí niega los cargos y dice ser víctima de una cacería de brujas política. Su juicio comenzará el 24 de mayo.

Según la ley israelí, los ministros acusados del gobierno deben renunciar. Pero nunca se ha determinado si la ley también se aplica a los primeros ministros o si se les permite formar un gobierno mientras se enfrentan a un juicio.

La base política de Netanyahu, partidaria de los asentamientos en Cisjordania, que desconfía en este sentido de Gantz, quiere avanzar en la anexión mientras cuente con el respaldo del gobierno estadounidense de Donald Trump.

La Unión Europea advirtió el jueves al gobierno entrante de Israel que su intención de anexar partes de la Cisjordania ocupada «constituiría una violación grave del derecho internacional».

El jefe de Exteriores de la UE, Josep Borrell, dijo que el bloque no reconoce la soberanía israelí sobre el territorio palestino y «seguirá vigilando estrechamente la situación y sus implicaciones más amplias, y actuará de manera acorde».

Días atrás el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y su rival Benny Gantz, firmaron un acuerdo de coalición que incluye una cláusula para avanzar en los planes de anexión de los asentamientos israelíes y otras partes de Cisjordania a partir del 1 de julio.

El plan de la Casa Blanca para el Medio Oriente, dado a conocer a principios de año, incluye que partes de Cisjordania permanezcan bajo control permanente de Israel. Los palestinos rechazan el plan por tendencioso.

Los palestinos quieren la totalidad de Cisjordania y Jerusalén oriental como parte de un estado independiente. Según expertos, la anexión de los asentamientos provocaría tanto a los palestinos como a los vecinos árabes de Israel y eliminaría las últimas esperanzas de crear un estado palestino viable.

El acuerdo Netanyahu-Gantz estipula que cualquier medida israelí requiere el respaldo de Washington y debe tener en cuenta los tratados de paz de Israel con Egipto y Jordania.

Artículo relacionado: Acuerdo político en Israel para formar gobierno, gana Netanyahu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s