Al fin Google pagará por artículos periodísticos

INTERNACIONAL

google-seo-search-macbook

Lectura: 4 minutos

Google, que es filial de la compañía Alphabet, dio un paso el jueves para resolver su disputa con los editores internacionales, diciendo que pagaría a algunos grupos de medios de comunicación en Alemania, Australia y Brasil por contenido de alta calidad y señaló que alcanzará acuerdos similares con otras empresas periodísticas.

La decisión podría reducir las tensiones entre el gigante de las búsquedas en internet y la prensa tradicional.

Google ha intentado durante años evitar las demandas de pago presentadas por editores de noticias de todo el mundo por el uso de contenidos, con los grupos de medios europeos entre sus críticos más feroces.

«Hoy anunciamos un programa de licencias para pagar a los editores por contenido de alta calidad para una experiencia de noticias que se lanzará a finales de este año», anunció Brad Bender, vicepresidente de noticias de Google en el blog de la compañía.

El programa comenzará con publicaciones locales y nacionales en Alemania, Australia y Brasil, «con más por venir pronto», afirmó Bender.

«Este programa ayudará a los medios participantes a monetizar su contenido a través de una experiencia de narración mejorada», afirmó el vicepresidente, describiéndolo como un «paso significativo hacia adelante» en la forma en que la compañía apoyará al periodismo de calidad.

Los artículos del programa estarán disponibles en los servicios Google News y Discover. Google también aportará una cantidad por los artículos de pago que consulten los usuarios.

En abril, el regulador de competencia de Francia ordenó a Google pagar a los medios de comunicación por usar fragmentos de su contenido, mientras que Australia dio a conocer planes para hacer que la compañía pague lo justo por el contenido periodístico de los medios de comunicación.

Las primeras compañías de noticias en llegar a acuerdos con Google incluyen a las editoras alemanas Der Spiegel, Frankfurter Allgemeine Zeitung, Die Zeit, Tagesspiegel y Rheinische Post; las australianas Schwartz Media, The Conversation, Private Media y Solstice Media, y las brasileñas Diarios Associados y A Gazeta.

Para complicar mas el panorama digital, Francia está impulsando la adopción de un impuesto histórico a empresas tecnológicas como Google y Facebook, a pesar de las amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de aplicar aranceles de represalia al vino francés.

El ministro de Finanzas, Bruno Le Maire, dijo el sábado que Francia seguirá adelante con su impuesto e instó a Estados Unidos a no incluir aranceles comerciales en el debate sobre cómo aumentar de manera justa los tributos a los servicios digitales.

«Nos interesa tener un impuesto digital justo», dijo Le Maire a periodistas. «Por favor, no mezcle los dos asuntos. La pregunta ahora es cómo podemos lograr un consenso sobre la tributación justa de las actividades digitales».

Esto es una sorpresa desagradable para los vinicultores franceses, que el año pasado vendieron vino por valor de 1.600 millones de euros (1.780 millones de dólares) a los consumidores estadounidenses. Sin embargo, ni Trump ni el presidente francés Emmanuel Macron parecen dispuestos a dar marcha atrás.

Después de que Trump se quejara de la «tontería» del impuesto en un tuit el viernes y prometiera una acción recíproca, el ministro de Finanzas francés Bruno Le Maire dijo que Francia lo implementará de todos modos.

Insistió en que la medida francesa no está enfocada en las empresas estadounidenses y que «una fiscalidad justa y efectiva de las actividades digitales» es una preocupación universal. Dijo que el impuesto de Francia es una medida temporal en espera de negociaciones sobre un acuerdo internacional que Francia quiere elaborar «mano a mano con nuestros amigos estadounidenses».

El impuesto del 3% ─que entró en vigor esta semana─ está enfocado principalmente en empresas que utilizan los datos de los consumidores para vender publicidad en línea. El llamado impuesto digital se creó para evitar que multinacionales evadan impuestos al montar pequeñas sedes en países europeos con bajas cargas fiscales.

Actualmente, empresas como Google, Amazon, Facebook, Apple, Airbnb y Uber pagan muy pocos impuestos sobre sus negocios importantes en países donde tienen ventas significativas, como Francia.

El gobierno de Trump dice que el impuesto digital es discriminatorio, al afectar especialmente a las empresas estadounidenses.

Artículo relacionado: Tasa Google adquiere relevancia en Australia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s