Voto anti-China en Kong Kong

INTERNACIONAL

50108904081_4158ab49f2_c
Foto: Studio Incendo

Lectura: 3 minutos

Cerca de 600.000 personas emitieron sus votos en una primaria no oficial en Hong Kong el domingo para elegir los líderes prodemocráticos que se postularán para un cargo en septiembre.

La votación, vista como una protesta contra las controvertidas nuevas leyes de seguridad impuestas por Beijing, fue organizada por el partido de oposición para determinar quién se postularía en las elecciones de septiembre para el consejo legislativo de Hong Kong.

Cientos de miles de personas votaron en Hong Kong durante el fin de semana, a pesar de las advertencias de que la encuesta puede violar la nueva y severa ley de seguridad aplicada por Beijing.

Además de permitir que los agentes de seguridad de China continental operen oficialmente en Hong Kong por primera vez, la ley prohíbe lo que Beijing describe como secesión, subversión, terrorismo y colusión con fuerzas extranjeras.

Beijing promulgó la ley el 30 de junio en respuesta al movimiento de protesta en favor de la democracia de Hong Kong, lo que generó una preocupación generalizada de que las amplias libertades que Gran Bretaña otorgó al territorio semiautónomo antes de devolverlo a China en 1997 serán aplastadas.

El último voto popular formal en Hong Kong tuvo lugar en noviembre de 2019 para los escaños de los consejos de distrito de nivel inferior, lo que resultó en victorias aplastantes para muchos candidatos a favor de la democracia.

Mucho ha cambiado en Hong Kong en el paso de un año. Los residentes, que antes se sentían seguros para plantear sus inconformidades bajo el modelo de «un país, dos sistemas» con China, ahora temen ser castigados por la nueva ley de seguridad que limita los espacios civiles y refuerza el poder de la policía.

La nueva ley permite a la policía, entre otras cosas, hacer allanamientos sin permiso judicial y actividades de vigilancia a la prensa y las redes sociales. Los expertos legales dicen que esos poderes son amplios y no son supervisados.

Hong Kong recibió una promesa de 50 años de semiautonomía tras la entrega del territorio de Gran Bretaña a Beijing el 1 de julio de 1997. Los habitantes pudieron mantener una prensa libre y otras libertades que no existen en China bajo el gobierno del Partido Comunista.

La nueva ley de seguridad ya ilegalizó ciertos espacios políticos en la ciudad, como apoyar la independencia o una mayor autonomía.

Ahora, tras la entrada en vigor de la ley el pasado 30 de junio, algunos temen ser castigados por lo que publican en Facebook, Twitter o incluso la aplicación de video china TikTok.

De hecho, TikTok dijo que se está preparando para salir del mercado de Hong Kong y otras firmas de tecnología suspendieron procesar datos de usuarios solicitados por el gobierno local.

Plataformas de medios sociales, a las que no se puede acceder desde China, aún no están bloqueadas en Hong Kong, pero los usuarios han empezado a revisar sus cuentas y borrar comentarios a favor de la democracia por miedo a represalias.

La policía puede ordenar a las firmas de internet y proveedores de servicios remover la información que considere dañina para la seguridad, con penas de multas y hasta un año de cárcel si se niegan.

Artículo relacionado: Primer acusado de terrorismo por reclamar libertad para Hong Kong

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s