Acuerdo de paz en Sudán se consolida con paraguas de ONU

INTERNACIONAL

3046353112_ec89c9df92_c
Jefe de la Misión de la ONU en Sudán del Sur (UNMISS), David Shearer / Foto: UNMISS

Lectura: 3 minutos

El gobierno sudanés y los jefes de los principales grupos rebeldes armados, integrados en el Frente Revolucionario de Sudán, firmaron este sábado (03.10.2020) en Juba un acuerdo de paz que va a poner fin a 17 años de guerra.

Representantes del gobierno de transición sudanés y de movimientos rebeldes, así como diplomáticos chadianos, cataríes, egipcios y representantes de la Unión Africana y de Naciones Unidas, participaron en la ceremonia en la capital del vecino Sudán del Sur.

Firmaron el amplio documento tres integrantes de la delegación gubernamental, encabezada por el vicepresidente del Consejo Soberano de Sudán, el general Mohamed Hamdan Dagalo (alias Hemedti), junto a más de diez representantes de diferentes movimientos armados y el presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, como mediador.

«Hemos firmado hoy un acuerdo de paz y estamos felices, hemos cumplido nuestra misión», declaró Tutkew Gatluak, de Sudán del Sur, que fue uno de los mediadores. Las autoridades de Jartum, un conjunto de civiles y militares que gobiernan juntos desde que un movimiento popular derrocó en 2019 a Omar al Bashir, hicieron de esta paz con los rebeldes una prioridad.

El acuerdo estipula que los movimientos armados tendrán que ser desmantelados y que sus combatientes tendrán que unirse al ejército regular, que se reorganizará para ser representativo de todos los componentes del pueblo sudanés.

La comunidad internacional aplaudió este acuerdo de paz, concluido en agosto, que costó más de un año de negociaciones.

Los capítulos del documento contemplan el reconocimiento de los derechos ancestrales de las tribus, la anulación de los derechos de propiedad otorgados mediante usurpación o arrebatados por el Gobierno de Al Bashir y el derecho al regreso de los desplazados y refugiados, así como la compensación a las víctimas.

También contempla la posibilidad de creación de un estado federal descentralizado.

Sudán recibirá una ayuda internacional de 1.800 millones de dólares, anunció una conferencia de donantes organizada por Alemania para ayudar al país africano a aliviar una crisis económica que obstaculiza la transición hacia la democracia después de la caída del expresidente Omar al Bashir.

«Esta conferencia abre un nuevo capítulo en la cooperación entre Sudán y la comunidad internacional para la reconstrucción del país», declaró el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Heiko Maas, que hizo de anfitrión de esta conferencia organizada junto a la Unión Europea, la ONU y el mismo Sudán.

De los fondos prometidos por unos cuarenta países, 500 millones de dólares se destinarán a un programa de ayuda a las familias sudanesas.

Además, pese a que Sudán sigue en la lista negra estadounidense de países que colaboran con el terrorismo, Washington aportó más de 350 millones de dólares.

El primer ministro sudanés Abdalá Hamdok elogió un resultado «sin precedentes», que sienta «bases sólidas para avanzar».

Más de un año después de la caída de Al Bashir, Sudán tiene que lidiar con una inflación desbocada, una enorme deuda pública y la caída de sus reservas en divisas.

Artículo relacionado: Recrudece conflicto de Darfur en Sudán
Artículo relacionado: ONU reclama pacificación y estabilidad a Sudán y Somalia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s