Espiral inflacionaria en Venezuela parece imparable

VENEZUELA

3046353112_ec89c9df92_c
Aumento en alimentos / Foto: Juan Garcia en Pexels

Lectura: 3 minutos

La inflación en Venezuela llegó a 30% en el mes de setiembre, así lo informó el jueves la Asamblea Nacional (AN) del país, de mayoría opositora.

Esto representa un aumento con respecto al mes de agosto, cuando la inflación fue del 25,04%. El informe también indica que la inflación acumulada en lo que va de 2020 es del 1.433,58% y la interanual es del 3.246%.

Esta cifra ofrecida por la AN es cercana a la que dio a conocer esta semana por el Banco Central que, indicó que la inflación de septiembre se ubicó en el 27,9% y la acumulada en el 844,1%.

De acuerdo al registro del Parlamento, el rubro que más aumentó el noveno mes del año fue restaurantes y hoteles (47%). Le sigue servicios (37,8%), vestidos y calzados (35%).

El rubro de alimentos y bebidas no alcohólicas aumentó 25,4%.

La AN también calcula la canasta básica alimentaria, para una familia de cinco miembros, que en esta oportunidad fue de 211 dólares. En septiembre, el salario mínimo mensual pasó a ser menos de un dólar, a cambio oficial.

«Venezuela sigue en hiperinflación, no se ha tomado ningún correctivo que vaya en dirección de corregir estos desequilibrios», indicó el diputado Alfonso Marquina, presidente de la Comisión de Finanzas y Desarrollo Económico, según el informe parlamentario.

Venezuela suma tres años en hiperinflación, la segunda más prolongada en la historia de América, después de la de Nicaragua, según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El fenómeno está lejos de detenerse, en opinión del economista de la firma Ecoanalítica, Giorgio Cunto, quien apunta que el «desequilibrio monetario exacerbado, causado por desajustes fiscales, no ha sido resuelto».

Por ello advierte que «Venezuela seguirá teniendo la inflación más alta del mundo».

Por su parte, el profesor de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, Jesús Palacios, añade que la nación suramericana continuará con los aumentos de precios casi a diario, porque no tiene acceso a mecanismos de financiamiento internacional y porque la producción petrolera ─su principal fuente de ingresos─ ha caído a niveles de hace 70 años, según expertos en la materia.

El voraz incremento ha pulverizado el poder adquisitivo de la ciudadanía, que manifiesta no poder planificar sus gastos.

«Cada experiencia de compra es un sobresalto, porque nunca sabemos a qué atenernos con respecto a los precios», contó la docente universitaria Eritza Liendo a la Voz de América.

El panorama ha provocado, según Cunto, que los ciudadanos no puedan ni quieran ahorrar en su moneda, el bolívar; y los dólares que les ingresan alcanzan cada vez menos, tal y como indica Fernando Amado, trabajador venezolano.

«Ayer mismo fui a comprar un repuesto y costaba 25 dólares y hoy volví a verlo en 38. ¿Cómo podemos vivir así?», expresó Amado.

Artículo relacionado: Salario record en Venezuela, 93 centavos mensuales al cambio oficial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s