Trump mejor que Obama en economía según agencia Bloomberg

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
residente norteamericano, Donald Trump / Foto: The White House

Lectura: 3 minutos

A días y horas de las elecciones en Estados Unidos, donde ya votaron más del cincuenta por ciento de los electores, un detallado informe compara las económias del actual presidente y candidato a otros cuatro años en la Casa Blanca, con las propuestas de su opositor demócrata ─admirador del expresidente Obama─.

Joe Biden ha argumentado que el presidente Donald Trump no construyó una economía fuerte, sino que la heredó. Es un buen argumento, pero ignora los éxitos, al menos antes de la pandemia, de la política no convencional de Trump.

Si Biden es elegido presidente, debería continuar con el enfoque económico de Trump en lugar de regresar al de Barack Obama.

Entre diciembre de 2009 y diciembre de 2016, la tasa de desempleo cayó 5,2 puntos porcentuales, del 9,9% al 4,7%. Para diciembre de 2019, había caído otros 1,2 puntos porcentuales, a 3,5%.

Una mirada superficial a esos números podría llevarlo a creer que la mejora con Trump fue, en el mejor de los casos, una continuación de una tendencia que comenzó casi una década antes.

Es necesario poner esos números en contexto. Para 2016, los funcionarios del Departamento del Tesoro y de la Reserva Federal habían concluido que la economía estaba en pleno empleo y que era improbable una mayor mejora en el mercado laboral.

Esto estaba en línea con la orientación de la Oficina de Presupuesto del Congreso de que una mayor disminución de la tasa de desempleo empujaría a la economía más allá de su capacidad sostenible.

Una vez en el cargo, Trump ignoró este consenso. Implementó un programa de recortes de impuestos, aumentos de gastos y una presión sin precedentes sobre la Fed para reducir las tasas de interés a cero y mantenerlas allí.

El objetivo de Trump de un crecimiento del 3% fue ridiculizado como ilusorio, mientras que un coro bipartidista de comentaristas declaró sus políticas imprudentes e irresponsables.

Eran todo menos eso. No solo la tasa de desempleo continuó cayendo, sino que el porcentaje de estadounidenses de 25 a 54 años empleados o buscando trabajo vio su primer aumento sostenido desde fines de la década de 1980.

Este punto de inflexión cambió el carácter del mercado laboral.

En 2016, el ingreso medio real de los hogares era de US$62.898, apenas US$257 por encima de su nivel en 1999.

En los siguientes tres años aumentó casi US$6.000, a US$68.703. Esa es quizás la razón por la que, a pesar de la pandemia, el 56% de los votantes estadounidenses encuestados el mes pasado dijeron que sus familias estaban mejor hoy que hace cuatro años.

Artículo relacionado: Medio Oeste, área clave en elecciones de EE. UU.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s