Singapur: dificultades en el mejor aeropuerto del mundo

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
«Jewel», centro comercial en Changi Airport / Foto: Thorsten Bosch

Lectura: 2 minutos

Las ganancias se derrumbaron un 36% debido a la pandemia. El volumen de pasajeros registra un mínimo histórico. De las cuatro terminales, dos se cerraron y la construcción de la quinta quedó postergada.

Las pérdidas se han visto atenuadas gracias a «Jewel», un centro comercial innovador. Si no se flexibilizan las restricciones sobre los vuelos, el sector no podrá recuperarse.

A causa de a pandemia de coronavirus, el aeropuerto metropolitano tendrá que afrontar un período de crisis prolongado. Es el pronóstico que pinta Changi Airport Group, el operador aeroportuario local, en un informe anual publicado el pasado fin de semana.

En el 2020, por octavo año consecutivo, el aeropuerto de la ciudad-Estado fue votado como el mejor del mundo, en la clasificación que reúne a aquellos que alojan entre 60 y 70 millones de pasajeros.

Con las limitaciones impuestas por la crisis del Covid-19, y el consiguiente derrumbe del volumen de arribos al nivel más bajo de la historia, Changi cerró dos de sus cuatro terminales y postergó por dos años la construcción de la quinta.

En el primer trimestre del año en curso, el aeropuerto ha perdido las ganancias logradas en el 2019: los ingresos registraron un colapso del 36%, cayendo a 435 millones de dólares de Singapur (euros).

Logró permanecer a flote gracias a las entradas provenientes del «Jewel», un gran centro comercial que alberga atracciones como un bosque húmedo, un jardín laberíntico y la cascada artificial más alta del mundo.

Para el operador aeroportuario, la recuperación financiera solo será posible si hay una fuerte flexibilización de las restricciones a los vuelos. En las primeras fases de la crisis sanitaria, la mayor parte de los países cerró los cielos e interrumpió las conexiones con el exterior. A partir de mayo, el tráfico aéreo comenzó a reactivarse, pero a un ritmo muy lento.

Varias compañías áereas del mundo se han declarado en quiebra o han suspendido sus actividades. La semana pasada, las empresas de transporte de los EE. UU. comenzaron a despedir miles de empleados.

El Congreso estadounidense aún no ha llegado a un acuerdo para prolongar la ayuda económica al sector. En Asia, el procedimiento de quiebra que afronta Thai Airways se extenderá por cinco años. Cathay Pacific y Singapore Airlines también atraviesan graves dificultades: las dos compañías dependen excesivamente de los vuelos internacionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s