Moldavia se aleja de Putin

INTERNACIONAL

Presidente electa, Maia Sandu / Foto: https://www.kmu.gov.ua/

Lectura: 3 minutos

Las elecciones presidenciales en Moldavia dieron el triunfo a la candidata proeuropea Maia Sandu, líder del partido «Acción y Solidaridad»: superó con casi el 53% al presidente saliente, filo-ruso, Igo Dodon, en el cargo desde el 2016 y representante del Partido Socialista moldavo. Sandu comenzó a festejar en la noche del domingo, cuando quedó claro que su rival ya no podría alcanzarla.

El temor de enfrentamientos e impugnaciones se disipó tras la clara victoria de la líder de la oposición. De alguna manera, Moldavia se ha permitido dar una lección de democracia a muchos países ex soviéticos ─como la vecina Ucrania del pasado y la Bielorrusia de este año─ en los que parecía imposible una alternancia política en un clima de serenidad.

En la victoria de Sandu han tenido un rol importante los ciudadanos moldavos en el exterior, en Europa y América del Norte, que se movilizaron para emitir su voto, con porcentajes sin precedentes. En la primera llamada emitieron su voto casi 150.000 moldavos que viven en el exterior, y en el balotaje votaron más de 250.000, en su mayoría, a favor de la candidata.

La derrota de Dodon también constituye una clara derrota para el presidente ruso Vladímir Putin, quien lo había apoyado explícitamente, y ahora afronta una nueva demostración de intolerancia anti-Rusia en los territorios del ex imperio soviético. En una conversación online, con el presidente saliente, el 28 de septiembre Putin le había deseado «éxito en las próximas elecciones, para que podamos continuar con el trabajo iniciado juntos, para el restablecimiento de nuestras relaciones bilaterales y para su desarrollo».

En las últimas semanas, desde Rusia hubo muchas señales de advertencia acerca de las elecciones moldavas y se acusó a los Estados Unidos de inmiscuirse en la contienda electoral y de preparar una nueva «revolución de las flores». Estas mismas injerencias moscovitas empujaron a los moldavos a apartarse del sofocante abrazo de sus patronos históricos, los rusos. De hecho, Dodon había prometido que volvería a estrechar lazos con Moscú, anulando los acuerdos con la Unión Europea.

Para poner fin a la política anterior, Sandu ahora tendrá que lograr una mayoría firme en el parlamento, donde controla apenas una fracción de 14 diputados. En efecto, Moldavia es una república parlamentaria, donde el presidente no cuenta con las facultades necesarias para actuar de un modo autónomo. Dodon lidera el bloque de 37 parlamentarios socialistas y podría aliarse con al menos 15 diputados. El parlamento moldavo es una asamblea formada por una sola cámara, con 101 escaños, y hasta el año 2016 elegía al presidente de la nación. La norma fue revocada luego de las últimas elecciones, y el país volvió al sufragio universal. El nuevo equilibrio de poderes será la primera tarea que deberá encarar la nueva presidente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s