Un canciller que soporta fuego amigo, la opinión de Antonio Calabrese

OPINIÓN

3046353112_ec89c9df92_c
Ministro de Relaciones Exteriores argentino, Felipe Solá / Foto: Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Intgernacional y Culto (Argentina)

Por Antonio Calabrese, abogado constitucionalista, historiador, político. Columnista de LaCity.com.ar.

Lectura: 4 minutos

Es difícil salir del estupor que causaron, hace unos días, dos episodios sobre el mismo tema, protagonizados por el Ministro de Relaciones Exteriores de la Nación.

Es imposible creer que cualquier persona en sus cabales, mucho más si ocupa un alto cargo en el gobierno nacional, después de haber sido dos veces Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Secretario de Estado, Diputado Nacional, etc. se confunda sobre el lugar en que el primer mandatario conversará por primera vez con el Presidente electo de los Estados Unidos, y además invente o imagine el dialogo que mantuvieron entre sí, para transmitirlo públicamente.

El personal de ceremonial, protocolo o secretaria, que maneja las agendas, tanto de Presidencia como de Cancillería, no puede equivocarse sobre el lugar o los horarios de una cuestión tan importante y peculiar, son demasiadas personas a la vez.

Si esto fuera obra de un solo hombre, diríamos que trasunta una patología psicológica que amerita una internación inmediata.

Solo resta pensar, como única alternativa posible, que se trató de una trampa, una trapisonda del personal de presidencia o de la cancillería o de ambos a la vez. Una típica «operación» política.

Recordemos que a estos, si bien se integran con personal de carrera parcialmente, se suman en cada cambio de autoridades, funcionarios políticos o transitorios, que en caso de coaliciones, alianzas o frentes, generalmente pertenecen a las distintas facciones.

Claro que nadie imagina que engañando al Presidente o al Ministro con semejante barbaridad, para perjudicarlos, no les importara llegar a ser capaces de poner en peligro, no solo la imagen y seriedad de la República sino a las negociaciones vitales que esta enfrenta (ej.: con FMI) con tal de empeorar la situación de un sector distinto en el frente interno.

Se trata de una cuestión institucional insoslayable.

Cualquiera que conozca al Ministro personalmente o que haya tenido la posibilidad, en distintas oportunidades, de oírlo o conversar con él sobre diferentes temas, puede afirmar que es una persona normal y de juicio, con la que se podrá o no coincidir, pero jamás descalificar por su nivel.

Por otra parte se trata de dos hechos aislados absolutamente infrecuentes, inauditos, insólitos, sin precedentes, comparándolos con el resto.

La única alternativa considerable es que alguien de su despacho o del presidencial le dio el lugar equivocado, residencia de Olivos en vez de Casa Rosada, y que ante el hecho, cuando el Ministro hubiese preguntado o reclamado por semejante dislate se le informara adrede en forma equivocada sobre el tenor de la conversación, junto a las disculpas o pretextos por el error.

Coincidentemente, en forma inmediata, le sigue esa entrevista mediática fatal, seguramente integrando el plan de descrédito, en la que, con toda seguridad, a fin de no denunciar, la trampa y el ridículo, tanto para él como para el Presidente, poniendo en evidencia una maniobra mendaz y vulgar, opta por referirse a la expresado por ambos presidentes en la misma manera en que le fue informado.

Solo así pueden entenderse.

La desmentida de la alta jerarquía y la calificación de manifestaciones imprudentes del Canciller, como así también la ratificación posterior en su cargo, como si nada hubiera pasado, es otra señal indubitable de la interna, que ahora queda con la marca de una lucha personal por el poder, entre los jefes más importantes, dejando a las facciones, solo como ejecutoras subalternas para que se destrocen.

Es decir… tiran a los pies, pero sin calcular los rebotes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s