Unión Europea exige respeto a oposición en Hong Kong

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Studio Incendo

Lectura: 3 minutos

El Parlamento de la Unión Europea votó el viernes una resolución que condena la represión del movimiento democrático en Hong Kong por parte de las autoridades locales y del gobierno central chino. Los eurodiputados dejaron claro que la situación de los derechos humanos en la antigua colonia británica será tenida en cuenta al momento de ratificar el importante acuerdo bilateral de inversiones entre la UE y Beijing, a fin de año.

El 30 de diciembre, luego de más de siete años de negociaciones, ambas partes llegaron a un acuerdo de principio para concretar el pacto. La UE sostiene que este servirá para reequilibrar las relaciones económicas con el gigante asiático, acusado de recurrir a prácticas comerciales desleales, como las subvenciones a empresas estatales y el dumping social.

Los europeos llevan años reclamando una reciprocidad en el trato que reciben sus inversores. Mientras las empresas chinas pueden operar en Europa con una libertad casi total, las empresas europeas en China se ven obligadas a crear joint-ventures con empresas locales y a transferirles secretos tecnológicos e industriales.

Los diputados de la UE solicitaron la adopción de sanciones específicas contra los funcionarios de Hong Kong y Beijing responsables de la represión de los manifestantes pro democracia. Subrayaron que la firma del acuerdo con China hizo que Europa perdiera credibilidad como paladín de los derechos humanos.

Se acusa a la Comisión Europea y a Alemania (primer patrocinador del acuerdo) de no haber utilizado las negociaciones como factor de presión para preservar el alto grado de autonomía de Hong Kong y los derechos y libertades fundamentales de sus ciudadanos. Lo mismo ocurre con las graves violaciones de los derechos humanos en las provincias chinas de Xinjiang y Tíbet.

Las revelaciones de la prensa sobre la existencia de campos de trabajo forzado en Xinjiang, donde cientos de miles de musulmanes uigures y kazajos serían empleados para la cosecha del algodón, parecen haber socavado la conclusión del acuerdo.

La UE y China habían convenido una propuesta que incluye el compromiso del gobierno chino de aplicar al pie de la letra los convenios de la OIT (Organización Mundial del Trabajo) que ya ha firmado, y de «trabajar para la ratificación» de todos los demás, especialmente el de lucha contra el trabajo forzado.

La Comisión de la UE se defiende de las acusaciones y alega que el acuerdo con Beijing aún debe ser ratificado: aún quedan dos años por delante para su plena aplicación. Durante dicho período, la Unión Europea verificará los compromisos asumidos por la parte china.

Otro artículo de interés: Un millón de euros para obtener arresto domiciliario en Hong Kong

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s