Horror nuevamente castiga a Somalia

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: AMISOM Public Information

Lectura: 2 minutos

Dos explosiones y múltiples disparos se escucharon el domingo en el Hotel Afrik de la capital de Somalia, Mogadiscio, después que un hombre cometiera un atentado suicida en la entrada del establecimiento.

En el hotel se celebraba una conferencia política de la oposición pro democracia y que reclama libertades públicas con mayores medidas de seguridad contra el islamismo fundamentalista.

Cinco atacantes entraron disparando y lanzando granadas. Finalmente se hicieron explotar todos ellos, después de dejar un saldo provisorio de 17 muertos, según algunas fuentes (aunque otras limitan la cifra a tres).

«Un vehículo en marcha explotó junto al control de acceso del hotel. La explosión nos impactó y un duro tiroteo siguió al estallido», contó un comerciante de la zona a Reuters.

«La explosión hizo temblar al hotel mientras estábamos sentados dentro, reinó el pánico y la confusión», dijo otro que consiguió escapar tirándose por un muro: «salté y corrí», resumió.

En el momento del ataque, el hotel, ubicado en la transitada carretera que conduce al aeropuerto internacional de Mogadiscio, se encontraba en plena celebración de un conferencia política donde candidatos de la oposición debían discutir sobre las próximas elecciones generales que deberían celebrarse este 8 de febrero.

Aunque inicialmente ningún grupo terrorista reclamó el ataque, enseguida las sospechas recayeron sobre Al Shabab.

La capital somalí sufre a menudo atentados de la organización, afiliada a Al Qaeda desde 2012 y que controla las áreas rurales del centro y sur de Somalia, país en el que busca instaurar un Estado islámico de corte wahabí (ultraconservador).

La radio de este grupo habló de una «operación de martirio» que se estaba llevando a cabo «por muyaidines en el Hotel Afrik» que alberga «oficiales del gobierno apóstata». Posteriormente, el grupo afirmó haber tomado el control del hotel, antes del desenlace después de cinco horas de asalto.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin Gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas y criminales de guerra.

Otro artículo de interés: ONU reclama pacificación y estabilidad a Sudán y Somalia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s