Alerta de Biden por asesinatos contra residentes asiáticos

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente norteamericano, Joe Biden / Foto: Gage Skidmore

Lectura: 2 minutos

El presidente Joe Biden viajó el viernes a la ciudad de Atlanta, escenario esta semana de una cadena de ataques contra asiatico-estadounidenses, desde donde aseguró que los crímenes xenófobos «no pueden hallar refugio en Estados Unidos», en un momento en que está minoria sufre una oleada de agresiones debido a prejuicios avivados por la pandemia.

«Los crímenes de odio no pueden hallar refugio en Estados Unidos», afirmó el mandatario durante una breve charla televisada.

En un nuevo informe publicado el martes 16 de marzo, la organización Stop AAPI Hate apunta que registró 3.795 incidentes de odio contra los asiáticos entre el 19 de marzo de 2020, poco después que se declarara pandemia al COVID-19, y el 28 de febrero de 2021. Más de 500 de los incidentes se registraron en 2021.

El mandatario lamentó que «ha sido un año temiendo por sus vidas», puesto a que algunos estadounidenses culpan a los asiáticos de la propagación del COVID-19, una aseveración arraigada tras los constantes ataques del expresidente Donald Trump ─quien solía referirse al coronavirus como el «virus chino»─ a pesar del rechazo de las advertencias de organismos internacionales.

«Volvemos a ver que, tal y como siempre hemos sabido, las palabras tienen consecuencias», denunció Biden. «Se dice coronavirus, punto».

El presidente Joe Biden viajó a Georgia, junto a la vicepresidenta Kamala Harris, con el propósito de visitar la sede de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para recibir una actualización del equipo de expertos médicos y de salud que están ayudando a liderar la lucha contra la pandemia.

Más tarde, el presidente y la vicepresidenta se reunieron con los líderes estadounidenses de origen asiático de Georgia, para discutir los ataques y amenazas en curso contra la comunidad tras el asesinato de seis mujeres asiáticas esta semana.

Las autoridades por ahora no consideran los ataques como un crimen racista, no obstante, el presidente señaló que «al margen de la motivación», la realidad es que «demasiados asiático-estadounidenses han estado recorriendo las calles preocupados».

Los ataques fueron perpetrados por un hombre de 21 años, ya arrestado por la policía, quien entró a disparar en varios salones de masajes el martes, acabando con la vida de ocho personas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s