Réplica de Moscú, expulsan diplomáticos norteamericanos

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Ministro ruso de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov / Foto: МИД России

Lectura: 5 minutos

Rusia pedirá la salida de diez diplomáticos estadounidenses de su país en represalia por la expulsión de un número igual de diplomáticos rusos por parte de Washington anunciada el jueves.

El canciller ruso, Sergei Lavrov, anunció este viernes que Moscú también añadirá a ocho funcionarios de Estados Unidos a su lista de sancionados y restringirá e impedirá las actividades de organizaciones no gubernamentales estadounidenses para que no interfieran en la política de Rusia.

Estados Unidos explicó que la expulsión de los diplomáticos rusos y otras sanciones fueron una respuesta a «acciones malignas» promovidas por Kremlin, como la supuesta interferencia en las elecciones de noviembre y ataques cibernéticos contra instalaciones federales. Rusia niega todas las acusaciones.

Anteriormente, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, calificó las sanciones de inaceptables, incluso cuando dejaron la puerta abierta a un diálogo entre los dos países.

El presidente estadounidense, Joe Biden, defendió este jueves las medidas y reveló que en una conversación con su homólogo ruso Vladímir Putin esta semana le advirtió que pudo haber llegado más «lejos con sus sanciones», pero que decidió ser «proporcional».

Biden dijo también que durante la llamada se habló sobre la creciente presencia militar que Rusia está desplegando en su frontera con Ucrania y sobre la ocupación de la península de Crimea.

El presidente, sin embargo, expresó que pese a las sanciones está buscando un acercamiento con Rusia y le propuso a Putin que ambas partes sostengan una reunión en Europa, que podría tener lugar en el verano.

«No vamos a iniciar una escalada del conflicto con Rusia, queremos una relación estable y predecible”, apuntó Biden, quien también afirmó que si Rusia sigue interfiriendo en la democracia estadounidense está preparado para tomar otras medidas.

Moscú también tiene otra carta que podría guardar sorpresas. Sobre el fin del mandato de Trump, el gobierno de Rusia dijo que esperaba que Estados Unidos no revele información confidencial de las conversaciones sostenidas entre los presidentes ruso Valdímir Putin y su homólogo estadounidense.

El vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, hizo la declaración luego de ser consultado respecto a la difusión por parte de la Casa Blanca de una transcripción de la conversación telefónica del 25 de julio del 2020 entre Trump y su par de Ucrania, Volodymyr Zelenski, que sacudió el espectro político en Estados Unidos.

Peskov dijo que no es una práctica diplomática común revelar detalles confidenciales de tales conversaciones y destacó: «Nos gustaría esperar que no se llegue a ese punto en nuestras relaciones, que ya están afectadas por muchos problemas». Hasta el momento la charla siguen en secreto.

Rusia expresó la esperanza en aquella oportunidad de que el gobierno de Estados Unidos no haga públicas las conversaciones telefónicas entre los presidentes Vladímir Putin y Donald Trump, como hizo con el de Ucrania.

La Casa Blanca entonces había publicado el borrador de la transcripción de la llamada entre Trump y Zelenski en la que el mandatario estadounidense solicitó que «investigara» al demócrata Joe Biden, su probable rival para los comicios presidenciales de 2020.

La publicación de la llamada entre Trump y Zelenski fue «bastante inusual», apuntó Peskov.

Lo revelado, que indica que los mandatarios hicieron comentarios críticos sobre la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Emmanuel Macron, provocó controversia entre legisladores y funcionarios rusos.

«Que siga la fiesta», dijo la vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso Maria Zakharova. «Que publiquen transcripciones de conversaciones entre miembros de la OTAN. Sería útil divulgar las transcripciones de las reuniones en la CIA, el FBI y el Pentágono. ¡Que lo publiquen todo!».

Zakharova además se burló de la decisión de la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi de abrir una investigación de juicio político en base a la llamada que en realidad nunca ocurrió.

Luego vino la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la intromisión rusa en las elecciones norteamericanas, que fue criticada por Putin y otros funcionarios rusos, que la califican de un fracaso.

Tras la pesquisa, Mueller determinó que no había suficientes evidencias de que hubo una conspiración entre la campaña de Trump y Rusia, pero acusó a 12 oficiales militares rusos de infiltrarse en computadoras del Partido Demócrata y en emails de directores de la campaña de Hillary Clinton.

Otro artículo de interés: Severa acusación a Putin de congresistas norteamericanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s