Avión ruso fue interceptado en espacio aéreo colombiano

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Facmilitar

Lectura: 5 minutos

La aeronave proveniente de Moscú que ingresó por una zona no autorizada del espacio aéreo nacional, fue interceptada y escoltada por la Fuerza Aérea Colombiana hacia el exterior de los límites del país.

El avión del Gobierno ruso violó el lunes (19.04.2021) el espacio aéreo colombiano al ingresar por un lugar diferente al que se le había autorizado en el norte del país, razón por la cual fue interceptado por cazas de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) que le dieron la orden de salir.

«La aeronave fue interceptada ingresando al espacio aéreo colombiano por aeronaves de superioridad aérea Kfir, quienes le ordenaron la salida inmediata del mismo, orden que fue acatada por el avión de Estado ruso», señaló la FAC en un comunicado.

El incidente ocurrió hoy a las 9.22 hora local (14.22 GMT) cuando fue «detectada la aeronave Illyushin II-96-400 VPU del Gobierno ruso, proveniente desde Moscú, que tenía permiso de sobrevuelo 0354/21, que establecía ingreso a espacio aéreo colombiano por coordenadas (…) al norte de La Guajira, fuera de territorio continental».

Sin embargo, el Sistema de Defensa Aérea Nacional detectó que la aeronave ingresó por una «posición diferente a la autorizada», ante lo cual el Centro de Comando y Control de la Fuerza Aérea envió aviones Kfir a la zona, «de acuerdo con los procedimientos de interdicción aérea».

El diario local El Tiempo dijo que «fuentes enteradas le dijeron que se verifica que el Ilyuhin II-96-400 VPU pertenece a un escuadrón de vuelos especiales del Kremlin que solo trasporta personalidades u objetos de alto valor».

Informes en redes conectadas con el régimen venezolano aseguraron que se trataba de un vuelo humanitario que supuestamente trasportaba vacunas para combatir el COVID-19, una información que ninguna autoridad ha confirmado.

Además, otra de las cuentas, seguida por Jorge Arreaza, Ministro de Relaciones Exteriores venezolano, señala que iba rumbo a Nicaragua, añadió el rotativo colombiano.

La FAC recordó que similares situaciones ocurrieron el 31 agosto 2019, el 19 abril 2020 y el 21 de julio de 2020.

Otros incidentes de ese tipo ocurrieron el 30 de octubre y el 1 de noviembre de 2013 cuando dos bombarderos rusos Tupolev 160 violaron el espacio aéreo colombiano cuando volaban entre Venezuela y Nicaragua y fueron interceptados por aviones Kfir en el norte del país andino.

El incidente aéreo se suma a otros que hablan de la tensión que existe entre Colombia y Rusia, a la luz del apoyo del gobierno de Moscú al regimen dictatorial de Maduro en Venezuela.

El año pasado el gobierno de Bogotá expulsó a dos diplomáticos rusos.

«El Gobierno nacional tomó la decisión de solicitar el retiro de dos funcionarios diplomáticos rusos acreditados en Colombia, tras la verificación de que estaban desarrollando en el país actividades incompatibles con lo previsto en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas», señaló la Cancillería en un comunicado enviado a DW, así como a la demás prensa internacional acreditada en Colombia.

Para semejante determinación Bogotá siguió el procedimiento establecido en el Artículo 9 de dicho instrumento internacional, por lo que la decisión ha «sido respondida recíprocamente por el Gobierno de la Federación Rusa, al disponer a su vez el retiro de dos funcionarios diplomáticos colombianos acreditados en Moscú».

Pese a estas circunstancias, el propósito de Colombia, afirma la Cancillería, «es mantener el buen nivel que tradicionalmente han marcado las relaciones diplomáticas, comerciales y de cooperación con la Federación Rusa».

Juan Francisco Espinosa, director de Migración Colombia, confirmó al diario El Tiempo que las dos personas al servicio de la Embajada rusa «abandonaron el país el pasado 8 de diciembre».

Espinosa adujo que las razones que motivaron este abandono son ajenas a Migración Colombia y competen a «razones de Estado».

Se trata de dos diplomáticos rusos identificados como Alexander Paristov, nacido el 12 de enero de 1989, y Alexander Belousov, nacido el 29 de enero de 1981. Los hombres llevaban más de dos años en Colombia.

Según El Tiempo, «estas personas estaban desarrollando actividades de inteligencia». La advertencia sobre las acciones ilegales que estarían haciendo llegó a través de la Dirección Nacional de Inteligencia.

Los rusos estaban en un proceso de reclutamiento de fuentes que ya habían conseguido en Cali. Además de inteligencia militar, realizaban inteligencia económica y tenían interés en conocer información privilegiada sobre la explotación de recursos minerales, dijeron las fuentes periodísticas.

Otro artículo de interés: Colombia denuncia en ONU por terrorismo a Venezuela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s