Muere en combate presidente de Chad, un protegido de Francia

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente chadiano Fallecido, Idriss Déby Itno, frente a las tropas / Foto: Paul Kagame

Lectura: 7 minutos

El Ejército anunció el deceso de Idriss Déby Itno, que resultó herido en un enfrentamiento. Su hijo asumió el control de un consejo militar y disolvió el Gobierno.

El Ejército de Chad anunció el martes (20.04.2021) que el presidente del país africano, Idriss Déby Itno (68 años), falleció por las heridas recibidas en una operación militar contra los rebeldes al norte de la capital durante el fin de semana.

Las autoridades decretaron toque de queda y cerraron las fronteras del país, además de desplegar tanques en la capital, Yamena.

«El presidente de la República, jefe de Estado y jefe de las Fuerzas Armadas, Idriss Déby Itno, acaba de expirar, defendiendo la integridad territorial en el campo de batalla. Con gran amargura anunciamos al pueblo chadiano la muerte del mariscal, el 20 de abril de 2021», dijo el general Azem Bermandoa Agouna, leyendo un comunicado en la televisión pública.

Uno de los hijos del fallecido mandatario, Mahamat Idriss Déby, de 37 años y comandante de la guardia presidencial, será el encargado de dirigir el consejo militar que reemplazará por los próximos 18 meses al presidente.

Las nuevas autoridades disolvieron la Constitución, el Gobierno y el Parlamento, señalaron medios locales. También decretaron un duelo nacional de 14 días.

Déby, militar de carrera, llegó al poder en 1990 tras un golpe de Estado y acababa de ser reelegido para un nuevo mandato de seis años, con el 79,32 por ciento de los votos, según resultados parciales publicados el lunes por la noche.

Los rebeldes habían informado ese mismo día que Déby había resultado herido, así como otros 14 altos mandos del Ejército de Chad, pero esta información no había sido confirmada oficialmente.

Ministros y oficiales de alto rango habían señalado que el jefe de Estado acudió el sábado y domingo al frente de batalla, donde el Ejército se enfrentaba a los rebeldes, que habían lanzado una ofensiva desde su base de operaciones en Libia, el día de las elecciones, el 11 de abril.

Los insurgentes dicen haber tomado el control de distintas provincias del norte del país, lo que fue desmentido por las Fuerzas Armadas. Pese a ello, numerosos tanques fueron desplegados en la capital.

En ese contexto de confusión e informaciones encontradas, el Departamento de Estado de Estados Unidos ordenó el pasado sábado a los diplomáticos no esenciales de su embajada que abandonaran la nación africana debido a posibles ataques insurgentes en la capital Yamena.

Tras conocerse la muerte de Déby, Francia reclamó una transición pacífica en Chad y destacó con elogios la figura del hombre que dirigió el país de forma ininterrumpida desde 1990 como un firme aliado de París.

«Francia pierde un amigo valiente», señaló la Presidencia francesa en un comunicado, en el que califica a Déby como «un gran soldado» y «un presidente que trabajó sin descanso por la seguridad del país y la estabilidad de la región durante tres decenios». La posición de Francia fue expresada años tras años a traves de comunicados oficiales que dejaban en claro la preocupación por los intereses que defendía París.

La expresión mas clara fue expresada en la reunión de la ONU en 2008 . «Francia está dispuesta a intervenir, en el marco de un mandato de Naciones Unidas, en la república africana de Chad para asegurar la integridad del país y de su gobierno legítimo», afirmó el ministro francés de Defensa, Hervé Morin, en declaraciones al diario «Le Figaro».

El actual convenio militar entre Francia y Chad se refiere a «cuestiones logísticas y de salud», explicó el ministro. Por su parte, el entonces ministro de Relaciones Exteriores, Bernard Kouchner, dijo que un mandato de la Unión Africana también podría cambiar la situación.

Los rebeldes chadianos fracasaron varias veces en el intento de tomar el palacio presidencial en Yamena, siempre protegido por carros blindados. Según expertos militares franceses, los rebeldes tienen problemas para enviar refuerzos a la capital desde sus bases en Sudán, ubicadas a una distancia de 800 kilómetros.

En el último intento de ataque las tropas rebeldes, armadas con lanzagranadas y ametralladoras, se replegaron en gran parte de Yamena. Las tropas francesas destacadas en Chad se limitaron a garantizar la seguridad del aeropuerto y sus bases y de las vías esenciales para la evacuación de los extranjeros.

A causa de los enfrentamientos se suspendieron temporalmente el despliegue de una fuerza europea en Chad para proteger a los refugiados.

Déby ─que llegó al poder en diciembre de 1990 tras derrocar en un golpe de Estado al dictador Hissène Habré─ buscaba su sexto mandato presidencial y se enfrentó a otros seis candidatos de la oposición en las pasadas elecciones del 11 de abril.

«El cambio tan esperado por la población chadiana ya está aquí. Vamos a ganar», dijo por su parte a la prensa ─después de depositar su voto─ el líder de la oposición, Félix Nialbe Romadoumngar.

La Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI) tiene hasta el 25 de abril para anunciar los resultados provisionales de la primera vuelta de estas elecciones presidenciales, antes de su validación por el Tribunal Supremo en un plazo de 10 días. En caso de que fuera necesaria una segunda vuelta, en la que concurrirían los dos candidatos más votados, esta se celebrará el próximo 23 de mayo.

Estas elecciones se desarrollan con cierta tensión después de la decisión de no participar de tres candidatos que denunciaron un clima de inseguridad tras el ataque a la casa del opositor Yaya Dillo el pasado 28 de febrero por la guardia presidencial y que causó la muerte de su madre y su hijo.

Desde las primeras elecciones democráticas que se celebraron en 1996, Déby ha ganado todos los comicios que han recibido reiterados señalamientos de fraude por la oposición. Además, ha modificado dos veces la Constitución, eliminando en 2005 el límite de dos mandatos de cinco años e instaurando en 2018 el mandato presidencial de seis años renovable una vez, lo que le permitiría mantenerse en el poder hasta 2033.

El Gobierno de Déby ha sido criticado por organizaciones como Amnistía Internacional por la prohibición de reuniones pacíficas «de forma reiterada», así como por la detención de defensores de los derechos humanos, activistas y periodistas, «algunos de los cuales fueron considerados presos de conciencia».

La Junta Militar que gobierna a raíz del fallecimiento del presidente resolvió disolver todos los mecanismos institucionales democráticos del país, encareciendo el cisma político que podría derivar en una crisis política de envergadura.

Francia explica oficiamemte que la presencia tanto militar como de seguridad que ostenta en Chad, como en otros cuatro países africanos fronterizos, tiene por objeto combatir el terrorismo islámico para evitar el exilio forzoso de pobladores hacia Europa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s