100 días de Biden, «estamos en marcha»

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente norteamericano, Joe Biden / Foto: The White House

Lectura: 5 minutos

El presidente Joe Biden se dirigió por primera vez a una sesión conjunta del Congreso de Estados Unidos, en un discurso que coincide con sus primeros cien días de mandato, para defender su agenda y resaltar la importancia de dar un paso al frente para «ganar el Siglo XXI».

«Ahora, después de sólo cien días, puedo informar a la nación: Estados Unidos vuelve a estar en marcha», dijo Biden desde el atril del pleno de la Cámara de Representantes, prácticamente vacío debido a las restricciones impuestas por la pandemia. «Hemos convertido el peligro en posibilidad, la crisis en oportunidad, los reveses en fuerza».

El veterano mandatario, de 78 años de edad, aprovechó su intervención para pedir unidad a una bancada que conoce de sobra, tras haberse pasado casi medio siglo como senador. «No podemos estar tan ocupados compitiendo los unos con otros, bastante tenemos con el resto del mundo».

Biden hizo un llamado a buscar consensos entre ambos partidos, algo que según dijo, podría posibilitar la aprobación de leyes que permitan, por ejemplo, regular el control de armas o la inmigración, asuntos estos en los que, argumentó, existen puntos comunes.

«La inmigración siempre ha sido esencial para Estados Unidos, dejemos atrás nuestras monotonas guerras sobre inmigración», exhortó Biden. «Por más de 30 años los políticos en este país han hablado de reforma migratoria y no han hecho nada. Es hora de arreglarlo».

Biden afirmó que el país «apoya una reforma migratoria», por lo que apeló a los legisladores a «actuar» y aprobar la propuesta de ley que envió en febrero a ambas cámaras del Congreso.

Biden transmitió una cierta sensación de urgencia al instar a los presentes a aprobar dicha legislación a lo largo de «este año» para así poder «finalmente garantizar la protección» de los dreamers y de los beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS), cuya situación, en muchos casos, se encuentra en un limbo legal a la espera de una decisión definitiva del Legislativo.

«El Congreso debe pasar legislación este año para finalmente garantizar protección a los soñadores, los jóvenes que solo conocen como hogar a EE. UU. y protección permanente para migrantes que están aquí con el Estatus Protección Temporal, que vinieron de países destrozados por desastres naturales o creados por el hombre», dijo.

La primera respuesta llego del senador republilcano Tim Scott, destacado miembro del «black caucus».

El presidente Joe Biden no ha logrado unir a la nación, sus propuestas para el gasto en infraestructura y el paquete recientemente anunciado para la educación y las familias están separando aún más a la nación, fue la contundente impresión del republicano. Scott dijo: «Nuestra nación está hambrienta de algo más que trivialidades vacías».

Biden dedicó una sección de su discurso a celebrar el progreso en la lucha contra la pandemia de coronavirus, incluso superando con creces el objetivo de vacunación de su administración en este momento de su presidencia.

Scott dijo que Biden «heredó una marea que ya había cambiado», acreditando el programa de la administración Trump para acelerar el desarrollo de vacunas, así como varios paquetes que el Congreso aprobó el año pasado para entregar billones de dólares en ayuda a empresas, gobiernos estatales y pagos directos a individuos.

Describió a los demócratas como reacios a trabajar con los republicanos para obtener más ayuda, ya que los demócratas aprobaron una nueva ronda de ayuda por coronavirus después que Biden asumió el cargo.

Los partidos se enfrentaron por el tamaño de esa medida, y los demócratas argumentaron que el gobierno necesitaba tomar más medidas, mientras que los republicanos abogaron por un gasto más específico.

Scott también expresó su objeción al ritmo de la reapertura de las escuelas en medio de la pandemia, argumentando que otros países ya habían permitido que sus hijos regresaran a sus aulas.

«La ciencia ha demostrado durante meses que las escuelas son seguras», dijo.

En respuesta a la nueva propuesta de Biden de aumentar los impuestos a las corporaciones y a los estadounidenses más ricos para pagar el acceso ampliado al preescolar, la universidad comunitaria, el cuidado infantil y la licencia familiar pagada, Scott describió el plan como poner al gobierno federal «más en el medio de su vida, desde la cuna hasta la universidad».

Dijo que las familias deberían poder definir el sueño americano por sí mismas y que debería haber más oportunidades para todos.

Scott, quien es el único senador republicano negro, también dijo que los demócratas han llevado la raza a disputas políticas no relacionadas, diciendo: «La raza no es un arma política para resolver todos los problemas».

«Hoy, nuevamente se les enseña a los niños que el color de su piel los define», dijo Scott. «Si se ven de cierta manera, son un opresor. Desde las universidades hasta las corporaciones y nuestra cultura, la gente está ganando dinero y ganando poder fingiendo que no hemos progresado. Al duplicar las divisiones, hemos de trabajar duro para sanar».

Añadió: «Estados Unidos no es un país racista».

Otro artículo de interés: Biden quiere cobrar impuesto global a empresas en todo mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s