Sobre controversia nuclear, Irán intercambia espías con Washington

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente iraní, Hasan Rohaní / Foto: Kremlin

Lectura: 5 minutos

Irán desmintió informaciones de los medios de comunicación locales que aseguraron que se había alcanzado un acuerdo entre Washington y Teherán sobre un intercambio de detenidos como parte de las negociaciones para salvar el acuerdo nuclear iraní.

Una fuente «informada», citada por la televisión estatal iraní, había afirmado anteriormente que «bajo la presión del Congreso y ante la necesidad inmediata de resultados en el tema iraní, los estadounidenses acordaron pagar 7.000 millones de dólares y liberar a cuatro iraníes a cambio de cuatro espías estadounidenses».

«Las informaciones provenientes de fuentes informadas no están confirmadas», declaró este lunes el portavoz de Asuntos Exteriores de Irán, Said Khatibzadeh, en una conferencia de prensa. No obstante, dio a entender que existen «planes e ideas» sobre posibles intercambios.

Ron Klain, jefe de gabinete de Joe Biden, desmintió también por su parte la existencia de un acuerdo sobre «la liberación de estos cuatro estadounidenses».

Esta información sobre un posible intercambio se produjo en momentos en que Irán negocia con las grandes potencias que siguen siendo partes en el acuerdo internacional concluido en Viena en 2015 para enmarcar su programa nuclear.

Este acuerdo se ha estancado desde la retirada unilateral de los Estados Unidos en mayo de 2018, seguida por la reaparición de fuertes sanciones estadounidenses contra Teherán, que a su vez se ha liberado progresivamente de sus compromisos a partir de mayo de 2019 generando preocupación en la comunidad internacional.

«El caso de los prisioneros es una cuestión humana que siempre ha estado en el orden del día de Irán, fuera de todas las conversaciones», precisó Khatibzadeh. Las detenciones de extranjeros en Irán, principalmente binacionales a menudo acusados de espionaje, se han multiplicado desde que Estados Unidos se retiró del pacto.

El presidente iraní, Hasan Rohaní, aseguró por su parte que las negociaciones nucleares de Viena, «han progresado alrededor de un 60 o 70 por ciento».

El presidente iraní destacó que «la guerra económica del enemigo y la máxima presión han fracasado» y que Irán está negociando ahora «más fuerte que en el pasado», en alusión a las conversaciones que condujeron a la firma del acuerdo nuclear en 2015.

«Si los estadounidenses actúan con honestidad, lograremos resultados en poco tiempo», subrayó Rohaní, según declaraciones publicadas por la Presidencia de Irán.

Rohaní también destacó que ese pacto, conocido como JCPOA por sus siglas en inglés, es «un acuerdo multilateral muy importante en el mundo» y que Irán no tiene prisa en las negociaciones pero aprovechará la oportunidad.

Las negociaciones sobre el retorno de Irán y EE. UU. al JCPOA se retomaron en Viena con rango de directores políticos y embajadores. Las partes decidieron hacer una pausa para que las delegaciones efectúen consultas en sus respectivas capitales y volver a las conversaciones sobre finales de abril y primeros días de mayo, según el comunicado del Ministerio de Exteriores de Irán.

En el último encuentro antes de la pausa los jefes de las delegaciones abordaron el estado de las conversaciones técnicas y de los borradores iniciales de los textos, así como el modo en el que continuarán las negociaciones.

El principal negociador iraní y viceministro de Exteriores, Abás Araqchí, dijo que «las conversaciones avanzan, a pesar de las dificultades y desafíos existentes»: «El camino no es fácil y los problemas son muchos», agregó. Al mismo tiempo, aseguró que la delegación iraní detendrá las conversaciones si el proceso de negociaciones deriva en «demandas excesivas, pérdida de tiempo y regateo irracional».

Araqchí explicó también que se está intentando elaborar un documento que defina las acciones a realizar por Irán y EE. UU., aunque advirtio que Teherán considera que Washington debe «tomar medidas primero».

El secretario general adjunto del Servicio Europeo de Acción Exterior, Enrique Mora, coordinador de las negociaciones, comentó hoy que «se han hecho progresos» pero queda «todavía mucho trabajo por hacer», y que se ha creado un tercer grupo de trabajo para atender la «secuencia» de pasos para avanzar en los contactos.

En las negociaciones participan, además de Irán, delegaciones de Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania, firmantes del JCPOA, mientras que los estadounidenses mantienen contactos indirectos.

El JCPOA, firmado en 2015 por Irán, Alemania, Francia, el Reino Unido, China, Rusia y EE.UU., limita el programa atómico iraní, a cambio del levantamiento de las sanciones, para evitar que la República Islámica llegue a producir bombas nucleares.

Sin embargo, tras la salida estadounidense del tratado en 2018, Irán empezó a incumplir de forma gradual sus obligaciones del JCPOA, llegando a producir uranio enriquecido al 60 % en respuesta a un supuesto sabotaje israelí a su planta de Natanz.

Otro artículo de interés: Irán avanza en peligrosa senda del enriquecimiento de uranio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s