Censura de Facebook a Trump tendrá un final el miércoles 5 de mayo

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Expresidente norteamericano, Donald Trump / Foto: Trump White House Archived

Lectura: 5 minutos

La Junta Independiente de Supervisión de Facebook anunciará la decisión de mantener la suspensión de la compañía sobre la cuenta del expresidente Donald Trump, calificada claramente como censura por la prensa y observadores independientes.

El organismo dijo que el anuncio se hará el 5 de mayo en una publicación de Twitter.

Al igual que Twitter, Facebook suspendió la cuenta de Trump a raíz de las violentas protestas pro-Trump del 6 de enero en el Capitolio de Estados Unidos.

La junta dice que ha recibido más de 9.000 comentarios públicos sobre el caso Trump.

La junta se creó en septiembre pasado después que la compañía enfrentara críticas por falta de reacción, de manera rápida y efectiva, lo que algunos consideraban contenido problemáticos.

Las decisiones de la junta son vinculantes y no pueden anularse.

Tras el asalto al Capitolio por parte de cientos de seguidores del presidente Donald Trump —que dejó cinco muertos y decenas de heridos— las principales compañías de redes sociales cancelaron la cuenta del mandatario en un claro maneje de censura, insólito en el país de mayor libertad de expresión, y protección al sistema informativo, del mundo.

Twitter explicó su decisión acusando al presidente de haber violado sus políticas, que prohíben la incitación a la violencia, mientras que el CEO de Facebook —compañía dueña también de Instagram— señaló que era un «gran riesgo» permitir que el presidente usara la plataforma hasta que no hubiera una «transición pacífica del poder».

Sumado a la suspensión de las cuentas del presidente, la red social Parler —que se presentaba como alternativa a Twitter y permitía publicar contenido sin moderación— dejó de estar accesible en internet después que Amazon le quitara el acceso a sus servidores. Apple y Google Play también retiraron la aplicación de sus tiendas de aplicaciones.

Las acciones dirigidas al mandatario y a la red social, que se había convertido en un «espacio seguro» para sus seguidores y para las voces conservadoras que querían evitar la moderación de contenido de las grandes empresas tecnológicas, ha generado gran revuelo en Estados Unidos.

Algunos expertos coinciden en que las medidas no suponen una violación a la libertad de expresión como tal, protegida en EE. UU. por la Primera Enmienda de la Constitución, porque no se trata de una regulación por parte del gobierno sino de una empresa privada, argumento muy rechazdo por la mayoría de los involucrados en temas de libertades públicas.

Para Ignacio Álvarez, ex relator especial para de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, las decisiones de las compañías tecnológicas de quitar la plataforma a Trump y a la aplicación Parler son ejemplos de los límites que existen a la libertad de expresión.

«Una de las limitaciones permitidas a la libertad de expresión es cuando se incita a una violencia inmediata que pueda causar daño a las personas», explicó Álvarez a la Voz de América, grave y amenazante fórmula.

El abogado pone como ejemplo el genocidio de Ruanda, donde se utilizó la radio para enviar mensajes que incitaron a la violencia contra la población Tutsi, durante la guerra civil en 1994 que acabó con el genocidio del grupo étnico.

«Las radios llamaban a la gente a matar a los tutsi (…) y lo hicieron; entonces son esas situaciones extremas donde se justifica cortarlo y censurarlo [un mensaje]», dijo Álvarez.

Como no existen leyes tipificadas en EE. UU. que regulen el discurso en las redes sociales, son las propias compañías las que están tomando ese tipo de decisiones.

Aunque coincide en que no se trata de un ataque a la libertad de expresión, Joseph Humire, Director Ejecutivo del Centro para una Sociedad Libre y Segura opina que las plataformas están utilizando sus directrices para silenciar a voces que tienen opiniones políticas distintas a las suyas.

«Parece ser que están utilizando los términos de sus plataformas para silenciar o censurar a ciertos individuos que tienen opiniones políticas distintas a lo que ellos piensan, entonces me parece muy peligroso», explicó Humire tambien a la Voz.

Agrega que no vio que el presidente Trump hubiera estado «haciendo o diciendo algo muy grave» en redes sociales que justificara sentar el precedente de censurarlo de las plataformas.

Otro artículo de interés: YouTube, leña del arbol caído

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s