Francia y Gran Bretaña enfrentados por pesca en Jersey

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Tensión: patrullera Severn de la Real Marina británica en Jersey / Foto: Royal Navy Media Archive

Lectura: 6 minutos

Decenas de barcos de pesca franceses se concentraron el jueves a la salida del puerto de Saint Hélier, en Jersey, para protestar por las restricciones impuestas para faenar en las aguas de esta isla bajo jurisdicción británica, que ha desatado un agrio contencioso sobre el acuerdo del «Brexit».

El objetivo de la operación es «manifestarse de forma pacífica» para denunciar lo que consideran una «provocación», explicó una portavoz del Comité Regional de Pesca Marítima de Normandía.

Indicó que unos 60 barcos habían salido de diferentes puertos de Normandía y de Bretaña, como Granville o Saint-Malo para participar en esa acción, que estaba previsto que se prolongara hasta primera hora de la tarde segun la DW.

El origen ha sido la publicación el pasado día 30 de una lista con 41 barcos franceses a los que se ha autorizado a pescar hasta finales de año en aguas de Jersey ─que se encuentra a una veintena de kilómetros de las costas francesas─ pero con limitaciones de tiempo, de especies que pueden capturar y de artes (aparejos) que pueden utilizar.

Para los comités regionales de pesca de Normandía y de Bretaña esas limitaciones «no están previstas» en el tratado del «Brexit» suscrito el pasado 24 de diciembre entre el Reino Unido y la Unión Europea.

Además, cualquier medida técnica debe ser notificada «suficientemente pronto a la otra parte para discutirla» y eso «no se ha hecho». Por último, restringir el número de días constituye «una violación del tratado».

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció el miércoles el envío de dos patrulleras de la Real Marina británica a Jersey, en respuesta a las amenazas de represalias lanzadas la víspera por el Gobierno francés.

Reaccionaba así a las declaraciones de la ministra del Mar, Annick Girardin, que el martes se mostró «indignada» por las condiciones que acompañaban la lista de 41 licencias para los pesqueros franceses y dijo que París será inflexible con el acuerdo del «Brexit» y que tiene medios de presión, como el suministro de electricidad a Jersey a través de un cable submarino desde las costas francesas.

La tensión entre el Reino Unido y la Unión Europea tras el Brexit se ha intensificado con la llegada de dos buques armados de la Marina Real británica a las inmediaciones la isla de Jersey en prevención de un bloqueo de pesqueros franceses.

Como respuesta, Francia envió sus buques patrulleros.

El primer ministro británico, Boris Johnson, dio luz verde al despliegue de las patrulleras Severn y Tamar —provistas de cañones y ametralladoras— ante la amenaza de protestas de pescadores y de represalias del Gobierno francés.

«El primer ministro envía a la Armada a enfrentarse con Francia en Jersey», titula en portada el conservador The Daily Telegraph.

Jersey es la más grande de las islas del Canal de la Mancha, de Gobierno autonómico, dependiente de la corona británica y a unos 23 kilómetros de Francia.

Las autoridades de Francia no tardaron en responder y enviaron sus buques patrulleros hacia la isla, informó el canal de televisión francés BFMTV.

Las embarcaciones «Thémis [de Asuntos Marítimos] y Athos [de la Gendarmería Marítima] están navegando en las cercanías de Jersey con una misión exclusiva: la salvaguardia de la vida humana en el mar», escribió el corresponsal de BFMTV Patrick Sauce en su cuenta de Twitter.

Precisó que no hay armamento a bordo de los buques franceses, «solo medios de rescate».

La disputa se centra en las nuevas licencias de pesca que Jersey gestiona desde la entrada en vigor del Acuerdo de Comercio y Cooperación entre la UE y el Reino Unido.

Los pesqueros franceses se quejan de «restricciones injustas» impuestas a última hora por las autoridades isleñas en la solicitud de licencias para pescar en bancos de moluscos donde faenan históricamente.

Unas 50 embarcaciones se habían reunido este 6 de mayo en aguas cercanas al principal puerto y capital de Jersey, St Helier, de acuerdo con la AFP.

La escalada visible del conflicto ha desplazado de las cabeceras de casi todos los medios las anticipadas noticias sobre las elecciones municipales y regionales que se celebran en Inglaterra, Gales y Escocia en el denominado como «súper jueves».

«Boris envía cañoneros a defender Jersey», titula el Daily Express en referencia al primer ministro Johnson, quien considera «completamente injustificada» la protesta de los pesqueros.

El acuerdo de pesca del pos-Brexit ha defraudado a la industria de ambos lados del Canal.

Los británicos están tropezando con obstáculos burocráticos para acercar sus capturas a los mercados continentales. Los franceses denuncian el cierre de caladeros en aguas del Reino Unido donde llevan siglos pescando.

Annick Girardin, ministra del Mar en el gobierno francés, denunció la «imposición de criterios que no pertenecen» al pacto del pos-Brexit y elevó la posibilidad de cortar el suministro de energía que Francia provee a Jersey.

El Daily Mirror, de orientación laborista, reseña que «acusan al primer ministro de ardid electoral» con su gesto bélico contra la UE horas antes de la apertura de las urnas en las tres naciones del Reino Unido.

Otro artículo de interés: Marina británica amenaza pesca ilegal pos-Brexit

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s