Sospechoso naufragio del mayor buque cisterna de Irán

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto aérea del buque cisterna iraní, Kharg / Foto: U.S. National Archives

Lectura: 6 minutos

La marina iraní anunció el hundimiento de su mayor buque cisterna, el Kharg, en circunstancias que definen como sospechosas y necesarias de esclarecer, y tras horas de lucha contra un incendio que se declaró a bordo la tripulación fue evacuada a tiempo, sin víctimas.

El incendio estalló en «uno de los sistemas» de la embarcación, se lee en un comunicado de la Marina iraní, sin dar más detalles. Los esfuerzos de extinción de incendios continuaron «durante 20 horas» antes de que el barco se hundiera, agrega. Ante la propagación del fuego, «la misión de salvar el Kharg fracasó y se hundió en las aguas de Jask», precisa.

Según el comunicado, la tripulación del Kharg, que había partido días atrás para una «misión de entrenamiento» en aguas internacionales, pudo ser evacuada antes de que el buque se hundiera frente al puerto de Jask, unos 1.270 kilómetros al sureste de Teherán, cerca del Estrecho de Ormuz, la estrecha boca del Golfo Pérsico en el Golfo de Omán.

Las agencias semioficiales de noticias Fars y Tasnim habían adelantado el fracaso de los esfuerzos para salvar el Kharg, llamado así por la isla que sirve como principal terminal petrolera de Irán. El incendio comenzó alrededor de las 2:25 a.m. y los bomberos intentaron contenerlo, reportó Fars. Pero, finalmente, el buque se hundió.

Las imágenes que circulan en redes sociales iraníes muestran a marineros vestidos con chalecos salvavidas y evacuando el barco mientras el fuego ardía detrás de ellos. Fars publicó un video que registra el humo negro y espeso que se elevaba desde el buque esta mañana temprano.

Fotografías de satélite de Planet Labs Inc. analizadas por la agencia de noticias AP muestran al Kharg al oeste de Jask la víspera. Satélites de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, que rastrean incendios desde el espacio, detectaron un resplandor en Jask, justo antes de la hora del incendio informada por Fars.

El Kharg servía como uno de los pocos buques de la armada iraní capaces de reabastecer a otras naves en el mar, además de elevar carga pesada y servir como punto de despegue de helicópteros. El barco, construido en Gran Bretaña y botado en 1977, entró la Armada de Irán en 1984, tras largas negociaciones que siguieron a la Revolución Islámica de Irán de 1979.

El hundimiento del Kharg marca el último desastre naval para Irán. En 2020, durante un ejercicio de entrenamiento militar iraní, un misil golpeó por error un buque de guerra cerca del puerto de Jask, matando a 19 marineros y dejando 15 heridos. Y en 2018, un destructor de la marina iraní se hundió en el Mar Caspio

Los funcionarios iraníes no revelaron las razones del incendio a bordo del Kharg, que se produce después de una serie de misteriosas explosiones de barcos en el Golfo de Omán, desde 2019.

La Marina de Estados Unidos ha acusado a Irán de atacar barcos con explosivos cronometrados colocados por buzos en el casco de embarcaciones. Pero Irán ha negado estas acusaciones, pese a que EE. UU. ha recogido imágenes que muestran a miembros de la Guardia Revolucionaria de Irán retirando explosivos sin detonar.

Estos incidentes se produjeron en medio de una mayor tensión entre EE. UU. e Irán, luego de que el entonces presidente Donald Trump retirase unilateralmente a Estados Unidos del acuerdo nuclear de 2015.

Irán, China y Rusia relizaron ejercicios navales conjuntos a fines del 2019 durante cuatro días, en un período de crecientes tensiones en el Golfo, desde la retirada de Washington, en mayo de 2018, del acuerdo nuclear iraní y el restablecimiento de sanciones estadounidenses contra el regimen de Teherán.

«El mensaje de estos ejercicios es la paz, la amistad y la seguridad mediante la cooperación y la unidad (…) y su efecto será demostrar que Irán no puede ser aislado», declaró el contraalmirante Gholamreza Tahani en la televisión estatal.

Tahani añadió que las maniobras, en las que participaban la Armada iraní y los Guardianes de la Revolución, incluirían el rescate de buques en llamas o de piratas, así como ejercicios de tiro.

La televisión estatal emitió imágenes de un barco de guerra ruso que llegaba al puerto de Chabahar (sudeste), indicando que los buques chinos también estaban en camino y calificando a los tres países de «nuevo triángulo de poder marítimo».

En junio de 2019, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, autorizó un ataque militar después que Irán derribara un avión estadounidense no tripulado, pero suspendió la represalia a último momento.

La crisis se agravó con los ataques del 14 de septiembre contra la planta de procesamiento vital de Abqaiq del gigante energético saudí Aramco y el campo petrolífero de Khurais, que redujeron temporalmente la producción de crudo del reino.

Washington respondió aumentando su presencia militar en el golfo y lanzó una operación con sus aliados para proteger la navegación en esa área.

Japón anunció que enviaría un buque militar y dos aviones patrulla para proteger la seguridad de las vías navegables de la zona, pero que no se uniría a la coalición liderada por Estados Unidos.

«La decisión es una medida de Japón por la paz y la estabilidad en Oriente Medio y para garantizar la seguridad de los buques vinculados con Japón», explicó el portavoz del gobierno Yoshihide Suga, señalando que el 90% de las importaciones de petróleo de Japón proceden de esa región.

Otro artículo de interés: Irán avanza en peligrosa senda del enriquecimiento de uranio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s