Vigilia por masacre de Tiananmén

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Studio Incendo

Lectura: 6 minutos

La abogada Chow Hang-tung, tenaz opositora al comunismo que gobierna China, fue arrestada el viernes mientras Pekín intenta aplastar el activismo prodemocrático en Hong Kong, que recuerdo con dolor el día del asesinato de miles de activistas prodemocracia en la plaza de Tiananmén.

El South China Morning Post fue el único medio de comunicación que se animó a informar de manera extensa la situación del recuerdo de la masacre perpetrada por el ejército chino que estremeció al mundo.

Chow Hang-tung, vicepresidenta de la Alianza de Hong Kong en Apoyo a los Movimientos Patrióticos y Democráticos de China ―organización que convoca la vigilia anual en Hong Kong en recuerdo a las víctimas de la matanza de Tiananmén del 4 de junio de 1989― fue detenida este viernes, informa la prensa local.

Según fuentes citadas por la televisión pública RTHK, Chow fue detenida por la mañana cerca de su oficina.

La abogada había dicho que «encendería una vela donde todo el mundo pueda verla» para conmemorar hoy el 32 aniversario de Tiananmén, cuya vigilia en Hong Kong fue prohibida por la Policía por segundo año consecutivo alegando razones de prevención de contagios del coronavirus.

Las medidas anti-COVID-19 activas en Hong Kong contemplan actualmente la prohibición de reuniones públicas de más de cuatro personas a pesar, apunta RTHK, de que en la antigua colonia británica no se ha registrado ningún caso de transmisión local de origen desconocido en más de un mes.

Por el momento, la organización a la que pertenece Chow, conocida popularmente como Alianza de Hong Kong (HKA), todavía trata de confirmar las informaciones que apuntan a su detención.

El diario privado South China Morning Post apunta, citando en este caso a fuentes policiales, que Chow fue arrestada bajo sospechas de promover una manifestación prohibida en virtud de lo estipulado en la normativa local de Orden Público.

La HKA intentó que se retirase la prohibición policial para poder celebrar de nuevo la vigilia y, al no recibir el apoyo de la junta de apelación, pidió a sus simpatizantes que no se reunieran este viernes en el céntrico parque Victoria, donde tiene lugar cada año.

El año pasado, pese a la prohibición policial, miles de personas se congregaron en ese parque para conmemorar a los fallecidos tras la represión militar de las protestas prodemocráticas llevadas a cabo en la plaza de Tiananmen hace ya 32 años.

En vista de la prohibición, la Alianza también desarmo un homenaje en línea por miedo a incumplir la ley de seguridad nacional impuesta hace un año por Pekín, agrega South China Morning Post.

A pesar de que las reuniones de más de ocho personas están prohibidas en Hong Kong debido a la crisis del coronavirus, y que por ello la tradicional vigilia para recordar a las víctimas de la masacre de Tiananmén fue prohibida en la ciudad por primera vez en 31 años, este jueves los hongkoneses decidieron recordar la fecha encendiendo una vela en el lugar donde se encuentren.

«Se distribuirán velas blancas en entre 100 y 200 puntos de Hong Kong», declaró a la agencia AFP Chiu Yan-loy, miembro de la asociación Alianza de Hong Kong, la promotora tradicional de la vigilia. «Todos sabemos que los gobiernos de Hong Kong y China en realidad no quieren ver las velas encendidas en el Victoria Park», dijo Wu’er Kaixi, exlíder estudiantil que vive actualmente en Taiwán y que fue el segundo hombre más buscado por las autoridades chinas tras la masacre.

Esta vigilia atrae cada año en la antigua colonia británica a multitudes en recuerdo de la sangrienta intervención del ejército chino en la madrugada del 4 de junio de 1989, en las inmediaciones de la famosa plaza de Pekín.

En China es un tema tabú. El jueves por la mañana en Pekín la policía detuvo a un fotógrafo de la AFP y le obligó a borrar la mayoría de sus fotografías, mientras circulaba en los alrededores de la plaza de Tiananmén.

Por su lado, Taiwán, país al que China considera una «provincia rebelde», instó a Pekín a afrontar su pasado y reconocer la realidad de la masacre. «En todo el mundo, cada año tiene 365 días. Pero en China, uno de estos días es olvidado de forma deliberada cada año», declaró en Twitter la presidenta taiwanesa Tsai Ing-wen.

La mandataria llamó a los chinos a encarar los hechos. Ya un día antes, el Consejo de Asuntos de China Continental, un organismo taiwanés, pidió a Pekín presentar sinceras disculpas sobre la represión de Tiananmén.

En tanto, el primer ministro taiwanés, Su Tseng-chang, pidió no olvidar la fecha y «atesorar la democracia», que es aquel estilo de vida donde la gente no sufre prohibiciones en internet y «no se va presa por tener opiniones políticas diferentes».

La masacre de Tiananmén ocurrió la noche del 3 al 4 de junio de 1989, cuando soldados y tanques invadieron la plaza para reprimir protestas estudiantiles que ponían en peligro la dictadura comunista. No existen cifras oficiales de los fallecidos, estimados en hasta varios miles por diversos expertos.

Por la noche, un centenar de manifestantes entró en el Victoria Park del centro de Hong Kong para recordar la fecha, pese a que la policía había prohibido esta vigilia popular. Algunos manifestantes retiraron las barreras que habían sido instaladas y se concentraron en terrenos de fútbol, con velas en la mano.

Otro artículo de interés: Silencio chino sobre Tiananmén

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s