Gesto de Washington a Irán al comenzar una trascendente reunión

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente norteamericano, Joe Biden / Foto: The White House

Lectura: 3 minutos

El fin de semana del 12 de junio tendrá lugar una nueva ronda de negociaciones indirectas en Viena, sede de la Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA) que dirige el argentino Rafael Rossi.

El beneficio dispuesto por la Casa Blanca alcanza a tres exfuncionarios del gobierno y a dos empresas vinculadas al negocio petrolero de la República Islámica. Según expresó un vocero de EE. UU., se trata de un gesto «conciliatorio» en vísperas de la reunión, y muestra que están dispuestos a «ser razonables» respecto a las sanciones.

Estados Unidos ha anulado parcialmente las sanciones económicas contra Irán. La medida afecta a tres exfuncionarios del gobierno y a dos empresas petroleras y se produce en vísperas de una nueva ronda de negociaciones indirectas entre Teherán y Washington en Viena, donde se tratará la cuestión nuclear (JCPOA) este fin de semana.

Fuentes de la Casa Blanca hablan de un gesto «conciliatorio» a pocas horas de una reunión que podría consagrar el pleno retorno de los EE. UU. al pacto firmado en 2015 por Barack Obama y desestimado tres años después por su sucesor Donald Trump.

El gobierno de Biden se mantiene cauto e invita a no otorgar excesiva importancia a la decisión. No menos importantes, cabe destacar las medidas punitivas adoptadas contra un grupo de personas y actividades encabezadas por Sa’id Ahmad Muhammad al-Jamal, por su apoyo a los rebeldes hutíes en la sangrienta y añosa guerra con el gobierno pro-saudí de Yemen.

Las sanciones revocadas el jueves iban dirigidas a exfuncionarios y empresas «implicados en la compra, venta, transporte o comercialización de productos petroquímicos iraníes».

Ned Price, vocero del Departamento de Estado americano, subraya que «no hay vínculos» entre las sanciones y las conversaciones con las potencias mundiales y la República Islámica.

Al referirse a estas medidas, dijo que con Irán «procuramos dar a entender que queremos ser razonables. Cuando las sanciones ya no están justificadas, estamos dispuestos a levantarlas, pero cuando están justificadas, estamos dispuestos a imponerlas».

Mientras tanto, la atención de la diplomacia internacional se centra en Viena, donde está a punto de comenzar la sexta ronda de conversaciones indirectas entre Estados Unidos e Irán.

En los últimos dos años, Teherán ha violado gradualmente los términos del pacto, flexibilizando las restricciones a sus actividades nucleares. Los primeros pasos se remontan a 2019, en respuesta a la retirada de Trump del JCPOA en mayo de 2018 y a la reintroducción de las sanciones más duras de la historia, que provocaron el colapso de la economía iraní.

El 18 de junio Irán celebrará elecciones presidenciales que pondrán fin a la era del moderado Hassan Rouhani y podria llevar al poder a un ultraconservador. Un cambio que también podría afectar el calendario, la modalidad y el resultado de las conversaciones en materia nuclear.

Otro artículo de interés: Irán acepta prorrogar inspecciones a su controvertido plan nuclear

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s