Desempleo, más gravoso que inflación, según Fed

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente de Reserva Federal, Jerome Powell / Foto: Federalreserve

Lectura: 4 minutos

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, dio respuesta esta semana a las preocupaciones de los legisladores republicanos sobre el aumento de la inflación y reafirmó su opinión de que los aumentos de precios actuales serán, probablemente, temporales.

Los precios al consumidor subieron un 5% en mayo en comparación con el año anterior, el mayor aumento en 13 años.

Los miembros republicanos de la Cámara de Representantes han tratado de atribuir la mayor inflación al paquete de ayuda económica de 1,9 billones de dólares del presidente Joe Biden, aprobado en marzo, en un esfuerzo por retomar la Cámara el próximo año.

«La agenda de inflación de Biden de mucho dinero persiguiendo muy pocos bienes está causando un daño mayor a las familias trabajadoras», dijo el representante por Louisiana Steve Scalise, el segundo líder republicano de la Cámara de Representantes.

Powell evitó participar en tales debates políticos, a pesar de los intentos de demócratas y republicanos de atraerlo.

Pero en un testimonio ante un panel de supervisión del Congreso dijo que los recientes aumentos de precios reflejaban principalmente cuellos de botella temporales en la oferta, y el hecho de que los precios cayeron bruscamente la primavera pasada al inicio de la pandemia, lo que hace que las cifras de inflación ahora, en comparación con el año anterior, parezcan mucho más grandes.

La mayoría de los aumentos de precios se han producido en categorías como autos usados, boletos de avión y habitaciones de hotel, dijo Powell, donde la demanda se ha disparado a medida que la economía se ha reabierto rápidamente, sorprendiendo a muchas empresas.

«Esas son las cosas que buscaríamos para dejar de subir y, en última instancia, comenzar a declinar a medida que estas situaciones se resuelvan por sí mismas», dijo Powell. «No se refieren a una economía en general ajustada, el tipo de cosas que han llevado a una alta inflación a lo largo del tiempo».

Powell reconoció que «estos efectos han sido mayores de lo que esperábamos y pueden resultar más persistentes de lo que esperábamos». Pero agregó que «los datos entrantes son muy consistentes con la opinión de que estos son factores que disminuirán con el tiempo y luego la inflación se moverá hacia nuestras metas».

El presidente de la Fed no especificó a qué datos se refería, pero los precios de muchas materias primas, como la madera y el cobre, que habían subido drásticamente durante la pandemia, se han desplomado en las últimas semanas.

La impresión de los expertos que hablan de los mecanismos de la economía global atados al funcionamiento de la economía de EE. UU. nunca es tan relevante que cuando la Reserva Federal hace algo de sorpresa, incluso si la sorpresa es menor.

Algo así sucedió esta semana cuando el Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed sugirió que probablemente elevaría las tasas de interés en un pequeño 0,5% en alrededor de dos años.

Las acciones cayeron en Londres y Tokio horas después del anuncio, no por la perspectiva de un pequeño aumento de las tasas de interés en el futuro, sino porque fue percibido como una señal de preocupación por el aumento de la inflación y temores de que la Fed no está haciendo lo suficiente para impedir que la inflación se dispare hasta un punto en que necesite acciones drásticas.

Mientras la economía estadounidense despierta después de la recesión causada por la pandemia, los precios en ciertos sectores de la economía están subiendo más de lo esperado. Los autos, la gasolina, los alimentos y la vivienda todos están más caros.

Esto se reveló el miércoles cuando el comité anunció que la expectativa media entre sus miembros era que la inflación al finalizar 2021 será del 3,4%, un punto porcentual más elevado de lo que vaticinaron en abril.

Todo se reduce ahora a quién está en lo cierto: los planificadores de la Fed u observadores más estrictos como Lawrence Summers, el secretario del Tesoro durante la administración Clinton, quien teme que los estímulos fiscales del presidente Joe Biden disparen seriamente la inflación.

Otro artículo de interés: Polémico debate en Estados Unidos sobre inflación y gasto público

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s