Alarma en Washington por buques de guerra de Irán rumbo a Venezuela

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Sahand, buque de guerra iraní / Foto: U.S. National Archives

Lectura: 8 minutos

Dos barcos de la armada iraní que entraron al Atlántico a principios de este mes están viajando hacia el norte por la costa oeste de África, confirmó el almirante estadounidense Craig Faller en una nota exclusiva con la Voa.

Estados Unidos está monitoreando los movimientos de los barcos desde su ubicación frente a Senegal en medio de preocupaciones de que Irán podría estar preparándose para una transferencia de armas en el hemisferio occidental, fue la conclusión del marino.

«Somos conscientes de que hay dos buques navales iraníes que transitan hacia el norte en el Atlántico», dijo el jefe del Comando Sur de Estados Unidos, el almirante Craig Faller, a la VOA, en una entrevista el jueves por la noche al cierre de la Conferencia de Seguridad Centroamericana de 2021 en Panamá.

La televisión estatal de Irán informó el 10 de junio que el Sahand, un buque de guerra iraní, y el buque de recolección de inteligencia Makran, habían rodeado el Cabo de Buena Esperanza de Sudáfrica y habían entrado en el Océano Atlántico. El informe no identificó el destino final de los barcos.

Los funcionarios estadounidenses sugirieron inicialmente que los barcos podrían dirigirse a Venezuela, que compró armas a Irán hace más de un año.

Otros informes dicen que los barcos podrían dirigirse al Mar Mediterráneo para reunirse con sus aliados, Siria o Rusia, pero un alto funcionario de defensa de Estados Unidos le dijo el viernes que todo era «pura especulación» en este momento.

Los barcos se encuentran actualmente «fuera de Senegal», agregó el funcionario, un punto de inflexión geográfico que deja poco claro si los barcos girarán hacia el oeste hacia Venezuela o continuarán por la costa noroeste de África.

Faller, quien supervisa las operaciones militares estadounidenses en América Latina, dijo que Estados Unidos está utilizando activos de inteligencia para observar los movimientos «problemáticos» de Irán en todo el mundo, y señaló que comparte las preocupaciones del secretario de Defensa estadounidense Lloyd Austin sobre la posibilidad de que Irán proporcione armas a América Latina.

«Hemos visto lo que Irán ha hecho en su extranjero cercano con la exportación de terrorismo a Yemen a otros lugares, así que cuando piensas en dónde podría terminar más allá de los lugares en los que ya está presente, es una preocupación», dijo Faller. Añadió que Estados Unidos ha «visto a Irán aumentar su nivel de actividad» en el hemisferio occidental.

Las imágenes satelitales de Maxar Technologies del Makran de principios de mayo mostraron lo que parecían al menos siete barcos iraníes de ataque rápido en su cubierta.

El almirante estadounidense se negó a comentar específicamente cómo las capacidades de los botes de ataque rápido podrían obstaculizar los esfuerzos estadounidenses en América Latina si los barcos se dirigen hacia su área de responsabilidad.

El portal web Político fue el primero en informar sobre los movimientos de los barcos hacia el Océano Atlántico. Son los primeros buques de guerra iraníes en rodear el Cabo de Buena Esperanza y entrar en el Océano Atlántico.

El senador Marco Rubio, de Florida, ha pedido a Estados Unidos que enfrente «enérgicamente» a los barcos en caso de que se acerquen a Venezuela.

Sin embargo, a diferencia de los barcos comerciales que pueden abordarse legalmente para incautar carga ilícita, los barcos militares tienen inmunidad soberana en aguas internacionales por la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del mar.

No está claro qué haría Estados Unidos si los barcos cruzaran al hemisferio occidental, pero el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo a principios de este mes que Estados Unidos estaba preparado para aprovechar «las autoridades aplicables, incluidas las sanciones contra cualquier actor que permita el suministro continuo de armas por parte de Irán».

Ryan Berg, experto en América Latina y regímenes autoritarios del Centro de Estudios Estratégicos Internacionales, dijo que Estados Unidos debe prestar «mucha más atención a cómo los regímenes autoritarios se apoyan unos a otros» para burlar las sanciones y otros mecanismos establecidos para disuadir los malos comportamientos.

«Este puede ser un desafío recurrente y una amenaza recurrente ahora que Irán ha demostrado que tiene capacidades navales en aguas abiertas y está dispuesto a apuntar al régimen venezolano en forma de armas y botes de ataque rápido», dijo Berg.

Se conoce muy poco de las características de los buques iraníes. Se conoce el tipo de embarcaciones y que avanzan por el Atlántico, pero ni su destino final ni lo que contienen ha sido indicado por el gobierno iraní o confirmado por informes de medios de comunicación.

Se trata de dos buques de guerra: el Makran, un buque petrolero convertido en una base naval y de inteligencia y el Sahand, una fragata de apoyo. Imágenes satelitales de la compañía Maxar, con fecha del 28 de abril, muestran a bordo del Markan siete naves de ataque con misiles de alta velocidad atadas a su cubierta, según un análisis de la organización independiente U.S. Naval Institute (USNI)

Sin embargo, no se sabe si los misiles todavía están a bordo de la nave, que salió del sur de Irán en mayo, según confirmó en la televisión estatal iraní el subjefe del ejército, Habibollaah Sayyari, de acuerdo con un reporte de la agencia Associated Press.

Sayyari dijo que la travesía de los buques a través del Atlántico es la más larga y más complicada que ha hecho la armada iraní hasta ahora, pero no especificó su destino más allá de que no harán paradas en ningún puerto.

Los buques tienen las mismas características de las embarcaciones que usa el brazo naval de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica (la IRGCN, por sus siglas en inglés) y que se encarga de la seguridad costera de Irán y del estrecho de Ormuz, según informó el U.S. Naval Institute.

El Makan tiene también capacidades de emitir y recibir señales de inteligencia, según dijo Russ Dallen, director de la firma de corretaje Caracas Capital, que vigila la actividad marítima cerca a Venezuela.

El buque podría ser utilizado para «enviar señales falsas» de ubicación de navíos, una estrategia que ha sido usada por compañías marítimas para engañar a los sistemas de seguimiento que funcionan con satélite, evadir ser detectados y esquivar las sanciones estadounidenses, aseguró Dallen.

Funcionarios estadounidenses aseguraron al portal Politico que el destino final de los navíos podría ser Venezuela y que Estados Unidos está monitoreando su avance. Sobre la posibilidad de que los buques carguen armamento, el secretario de Defensa, Lloyd Austin, dijo el jueves a legisladores dijo estar «preocupado» sobre «la proliferación de armas» en el continente.

Un portavoz del Pentágono aseguró a CNN que Estados Unidos consideraría la entrega de armas como como un «acto de provocación» y una «amenaza» para el hemisferio.

«En tal caso, nos reservamos el derecho de tomar las medidas apropiadas […] para disuadir la entrega o el tránsito de tales armas», dijo el portavoz John Kirby.

El asesor de asuntos hemisféricos de la Casa Blanca, Juan González, expresó que «lo que estaría haciendo Venezuela es desestabilizando aún más la región», pero se reservó los comentarios sobre asuntos de inteligencia.

«Comprar armamento, en general, no le pone comida en la mesa a los venezolanos», destacó González.

Otro artículo de interés: Gesto de Washington a Irán al comenzar una trascendente reunión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s