Repunte sostenido de economía española

ESPAÑA

50375802637_b4cf4e7eac_c
Ministra de Economía española, Nadia Calviño / Foto: La Moncloa – Gobierno de España

Lectura: 5 minutos

La economía española repuntó durante el segundo trimestre del año con un avance del 2,8% del producto interior bruto (PIB) coincidiendo con el levantamiento de restricciones por la pandemia.

Según datos de Contabilidad Nacional publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la economía española creció un 2,8% entre abril y junio respecto al trimestre anterior debido fundamentalmente al impulso del consumo.

La economía de España se encaminó a la recuperación entre los meses de abril y junio después de la contracción experimentada a principios de 2021, en medio de estrictas medidas para frenar el COVID-19 después de Navidad señalo un comunicado oficial del organismo.

La tasa de crecimiento actual es 3,2 puntos superior al -0,5% de retroceso registrado entre enero y marzo.
En comparación con el mismo período en 2020, el PIB se disparó un 19,8% que contrasta con el -4,2% interanual del trimestre precedente.

Se trata del primer avance en términos interanuales que España registra desde el comienzo de la pandemia, que llevó a un desplome sin precedentes del 18,5% en el segundo trimestre, cuando el país se encontraba en pleno confinamiento.

La contribución de la demanda nacional al crecimiento interanual del PIB fue de 20,3 puntos, 22,9 puntos superior a la del primer trimestre; mientras que la demanda externa aportó -0,5 puntos, siendo 1,1 puntos superior.

La ministra de Economía, Nadia Calviño, dijo que el Ejecutivo español espera recuperar el nivel del PIB anterior a la pandemia a lo largo de 2022 para volver a la senda de crecimiento en 2023.

El Gobierno de Pedro Sánchez mantiene una previsión de crecimiento económico del 6,5% para 2021 y el 7% para 2022, y estima que la tasa de desempleo se situará en el 15,2% a finales de este año.

En una línea similar aunque mas moderada, el Banco de España pronostica un 6,2% de avance este año y un 5,8% el próximo.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó esta semana a la baja sus cálculos sobre la crecida del PIB español en 2021 hasta el 6,2%, dos décimas menos que su anterior estimación.

No obstante, el organismo mejoró notablemente las previsiones para 2022 con un rebote esperado del 5,8% que supone una corrección al alza de 1,1 puntos, atribuida principalmente al avance de la vacunación contra el COVID-19 en el país.

La recuperación española se empieza a notar en el empleo, se crean puestos de trabajo y el total de trabajadores recupera niveles similares a la pandemia.

Este aumento de la ocupación laboral se sitúa cerca del récord histórico que se registró en el segundo trimestre de 2018, cuando la ocupación aumentó en 469.900 personas, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) española.

Según esta misma estadística, el número de ocupados aumentó en 464.900 personas en el segundo trimestre de 2021 respecto al trimestre anterior (un 2,42%) y se sitúa en 19.671.700 personas.

La tasa de paro se ha situado en el 15,26%, bajando en 110.100 personas entre los meses de abril y junio, lo que supone un 3% menos que en el trimestre anterior, cuando se sumaron 55.000 trabajadores a las listas del paro por la pandemia.

La diferencia entre el descenso en el número de parados y el aumento en el de ocupados se explica por el aumento de la población activa, las personas que tienen un trabajo o están dispuestas a trabajar, que aumentó en este trimestre en 354.800, hasta las 23.215.500 personas.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, valoró positivamente en Twitter la estadística del Instituto Nacional de Estadística (INE): «España avanza con firmeza en la recuperación, así lo demuestran los datos de la #EPA con una mayor creación de empleo y un fuerte crecimiento de la actividad», escribió el líder del Ejecutivo.

El economista Daniel Lacalle, próximo al Partido Popular, que lidera la oposición en España, indica que «el número de ocupados, pese al aumento, es de los más bajos de los últimos años y se sujeta por el fuerte incremento de empleo público».

El empleo creció en todas las regiones, especialmente en Andalucía, Baleares y Valencia, tres comunidades eminentemente turísticas, dado que en el segundo trimestre se dio en España una progresiva flexibilidad de las restricciones, que influyó en el empleo y la actividad en este sector.

El fin de muchos ERTE (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo), que es el mecanismo usado en el país para gestionar el gran número de empleos afectados por las restricciones que tuvieron que pasar a la inactividad sin perder el empleo, también tuvo su influencia en el aumento de la actividad.

Los empleados afectados por un ERTE se computan en el apartado «ocupados ausentes de su empleo» que pasó de contabilizar a 1.964.700 personas en el primer trimestre de 2021 a hacerlo en 1.498.400, en el segundo.

Otro artículo de interés: Se derrumba desempleo en España

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s