Qatar, nuevo centro de diplomacia en Medio Oriente

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Doha, capital qatarí / Foto: Gilbert Sopakuwa

Lectura: 4 minutos

Qatar, anfitrión de los coloquios entre Estados Unidos y los talibanes, regresa al centro de la diplomacia regional después de un turbulento período de tensiones con los vecinos, especialmente con el Reino Saudí.

El país, cargado de riqueza petrolera y gasífera, ha creado un consejo de coordinación con Riad para reforzar la colaboración estratégica en materia económica y comercial, además de extender la diplomacia hasta conseguir la primera visita en cuatro años de un alto funcionario emiratí a Doha.

Fueron años de tensiones y aislamiento a nivel regional ─especialmente con los países del Golfo, otrora sus más estrechos aliados─ que ahora quedaron atrás, y Doha mueve la diplomacia e impulsa las relaciones con Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

En los últimos días, los representantes saudíes y qataríes han firmado un acuerdo para la creación de un consejo de coordinación que procurará mejorar las relaciones entre ambos riquísimos estados.

Estará presidido por el príncipe heredero saudí Muhammad bin Salman (Mbs) y el emir de Qatar, el jeque Tamim Bin Hamad al-Thani. Dos nombres que confirman la importancia de este organismo.

La firma tuvo lugar en Neom, la ciudad futurista saudí y corazón de la nueva «Visión 2030» el proyecto con el que Bin Salman pretende liberar del petróleo a la nación y abrirla al turismo mundial.

Además, el príncipe heredero apunta a suavizar el control de la religión (islámica) en la vida del país. El consejo se dedicará a coordinar y reforzar las relaciones bilaterales y la cooperación en materia económica y comercial, buscando «horizontes más amplios».

Emile Hokayem, del International Institute for Strategic Studies, habla de una «paz fría», resultado de un cambio pragmático tras el tumultuoso período de la presidencia de Donald Trump. Una distensión «frágil», resultado de «circunstancias temporales», y no de un verdadero «cambio de mentalidad».

Otro hecho que confirma que la diplomacia regional está en movimiento es la reunión entre importantes funcionarios de Qatar y Emiratos Árabes Unidos (EAU). El encuentro fue en Doha, en el marco de la primera visita en cuatro años de un emisario de Abu Dabi al país.

Los protagonistas del cara a cara fueron el jeque Tahnoun bin Zayed al-Nayhan, asesor de seguridad nacional y hermano del líder de facto de los Emiratos, y el emir al-Thani, de Qatar. Según se expresa en un comunicado, el tema central del encuentro fue «el fortalecimiento de la cooperación» entre las dos naciones, «particularmente en los campos de la economía y el comercio, así como en los proyectos de inversión».

Las reuniones de los últimos días refuerzan el plan de reconciliación entre Doha, Riad y Abu Dabi tras años de tensiones. Siguiendo las huellas del reino wahabí, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto también rompieron relaciones con Qatar en junio de 2017.

El conflicto fue a raíz de los lazos entre Doha y Teherán, que en el pasado confirmaron la reciprocidad de su apoyo económico y diplomático. Detrás de la disputa ─que dejó aislado al pequeño emirato en la zona del Golfo, acercándolo aún más a Turquía y Marruecos─ estaría el enfrentamiento del Islam suní entre Doha y Abu Dabi y el apoyo de Doha al Islam de los Hermanos Musulmanes.

En los últimos meses, Qatar también ha desempeñado un rol crucial en las negociaciones entre Estados Unidos y los talibanes. Las conversaciones debían garantizar un acuerdo político para el traspaso del poder en Afganistán.

La situación se precipitó en pocos días con la caída de Kabul, el intento desesperado de huida de cientos de miles de personas y la primera masacre cometida el jueves por el ISIS, que quiere aprovechar la confusión para ganar más poder.

Fue precisamente en Doha donde se firmó, el 29 de febrero de 2020, el «Acuerdo para llevar la paz a Afganistán». El pacto entre los negociadores de EE. UU. y los exponentes de los «estudiantes del Corán» contemplaba el surgimiento del «emirato islámico» como ahora se observa con preocupación.

Otro artículo de interés: Arabia Saudita impulsada por Trump retoma negociaciones con Qatar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s