Alarma por renovado plan nuclear de Corea comunista

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken / Foto: U.S. Department of State

Lectura: 5 minutos

Corea del Norte parece haber reactivado un reactor nuclear que se cree que ha producido plutonio para armas nucleares, dijo la agencia de observación atómica de Naciones Unidas en su reporte anual fechado el viernes.

Las señales de operación del reactor de 5 megavatios del complejo nuclear de Yongbyon fueron percibidas desde finales de 2018, según el informe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

«Desde principios de julio de 2021, ha habido indicadores, como el flujo de agua del sistema de enfriamiento, consistentes con la operación», señaló el documento.

La agencia de la ONU no tiene acceso a Corea del Norte desde que Pyongyang expulsó a sus inspectores en 2009. El país gobenado por un régimen comunista protegido por China siguió adelante con su programa de armas nucleares y pronto reanudó las pruebas. La más reciente fue en 2017.

La OIEA bajo la dirección del argentino Rafael Grossi ahora monitorea a Corea del Norte desde lejos, en gran parte por medio de imágenes de satélite.

Las imágenes de satélites comerciales muestran actualmente descargas de agua, lo que respalda la conclusión de que el reactor está activo otra vez, según dijo Jenny Town, directora del proyecto 38 North, con sede en EE. UU., que observa a Corea del Norte.

«No hay forma de saber por qué el reactor no estaba funcionando antes, pero se ha estado trabajando en los depósitos de agua durante el año pasado para asegurar suficiente líquido para los sistemas de enfriamiento», explicó.

Para ella, «el momento luce algo extraño, debido a la tendencia de inundaciones en las próximas semanas o meses que pueden afectar las operaciones del reactor».

El año pasado, 38 North dijo que inundaciones en agosto habían dañado las instalaciones de bombeo que fluyen hacia Yongbyon, lo que subraya la vulnerabilidad de los sistemas de enfriamiento del reactor nuclear a los eventos climáticos.

La prensa estatal informó que las lluvias de temporada inundaron algunas áreas de Corea del Norte este año, pero no se han reportado amenazas al complejo nuclear.

El jefe de la diplomacia estadounidense Antony Blinken solicito a China la semana anterior para que use su «tremenda influencia» en convencer al gobierno comunista de Corea del Norte que abandone su programa nuclear, horas después que Pyongyang dijo que rechaza las ofertas de Estados Unidos para reanudar las negociaciones.

El secretario de Estado Blinken, sostuvo una reunión para abordar el tema de seguridad con funcionarios de Seúl, en la que participó el secretario de Defensa, Lloyd Austin. Es la primera cumbre de este tipo en cinco años.

Blinken y Austin realizan una gira a países de Asia para estrechar la relación estratégica con sus aliados de la región, mientras China y Corea del Norte siguen en el centro de atención del gobierno estadounidense.

«Beijing tiene un interés, un claro interés propio en ayudar a garantizar la desnuclearización (del Norte) porque es una fuente de inestabilidad. Es una fuente de peligro y, obviamente, una amenaza para nosotros y para nuestros socios», afirmó Blinken en una conferencia de prensa.

Blinken señaló que China tiene «un papel fundamental que desempeñar» para convencer a Corea del Norte que se desnuclearice porque la mayoría de su comercio exterior pasa por el gigante asiático.

Choe Son Hui, primera viceministra de Exteriores norcoreana, confirmó el anuncio previo de Blinken de que Washington se puso en contacto con Pyongyang a través de varios canales desde mediados de febrero pero no ha recibido respuesta alguna.

Choe calificó el acercamiento estadounidense como una «maniobra para perder tiempo» y afirmó que su país seguirá rechazando ofertas similares a menos que Washington retire sus hostilidades. «Lo que se ha oído de Estados Unidos desde la aparición del nuevo régimen es solo una teoría lunática de la amenaza de Corea del Norte y una retórica infundada sobre la completa desnuclearización», dijo.

Según la ministra norcoreana, el presunto intento de Washington de imponer sanciones adicionales y aumentar la presión sobre Pyongyang, junto a las maniobras militares conjuntas con Seúl, son una prueba de la hostilidad estadounidense.

Consultado sobre las declaraciones de Choe, Blinken admitió que está enterado pero que el interés de Estados Unidos está centrado en lo que opinan aliados de Washington durante su gira por la región.

La diplomacia liderada por Estados Unidos para que Corea del Norte deponga su arsenal nuclear está en punto muerto desde hace al menos dos años. Las sanciones de la Casa Blanca es uno de los elementos de la controversia con Corea del Norte.

La hermana del líder norcoreano, Kim Jong Un, advirtió a Estados Unidos «que se abstenga de causar problemas» al tiempo que criticó las maniobras militares con Seúl, que Pyongyang considera un ensayo para una posible invasión.

Otro artículo de interés: ¿Nuevo retroceso estratégico de Estados Unidos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s