Gigante inmobiliario chino Evergrande suspende operación bursátil

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: pxfuel.com

Lectura: 3 minutos

La suspensión de operaciones del gigante inmobiliario chino en la bolsa de Hong Kong se produjo después que incumpliera un pago de intereses de bonos clave la semana pasada.

El gigante inmobiliario chino Evergrande suspendió el lunes al comenzar la semana sus operaciones en la bolsa de Hong Kong sin dar un motivo, característica habitual de las empresas chinas, opacas en su desenvolvimiento, todas controladas por el régimen comunista de Beijing.

Las acciones de la empresa cayeron cerca de 80 por ciento desde inicios del año, al quedar al borde de un colapso por una enorme deuda que intenta pagar como venían anunciado operadores privados del área tanto inmobiliaria como bursátil, que alertaban del compromiso del gigantes constructor con los millones de ciudadanos chinos ansiosos por adquirir viviendas.

La negociación de acciones de la endeudada Evergrande se suspendió después de que incumpliera un pago de intereses de bonos clave la semana pasada explicaron fuentes bursátiles sin conseguir mayores detalles de la empresa que funciona con el regimen mixto habitual en China, especialmente del área financiera, donde más del ochenta por ciento del capital está bajo el rígido control estatal.

Esa era la segunda obligación de deuda en el extranjero que tenía en una semana, con los observadores del mercado nerviosos por los problemas del grupo. Las acciones de su unidad Evergrande Property Services Group también fueron suspendidas, según la bolsa de valores de Hong Kong, aumentando las preocupaciones de otros accionistas que temen un desenlace en cadena.

Con pasivos equivalentes al 2 por ciento del PIB de China, Evergrande provocó preocupaciones de que sus problemas puedan extenderse por el sistema financiero y repercutir en todo el mundo, como lo prueban los comentarios aparecidos de inmediato en los principales portales internacionales de noticias dando el alerta del potencial default de Evergrande.

El Banco Central de China salió a apaciguar el mercado con la promesa de proteger los intereses de los compradores de viviendas, un síntoma de la preocupación que genera el terremoto del gigante inmobiliario en la cúpula del poder chino.

Evergrande comenzó diez años atrás con una serie de arriesgadas inversiones ajenas al carácter intrínseco de la empresa, dedicada a actividades inmobiliarias. El caso más notorio fue la incursión en el mundo del fútbol.

En 2011, el título de la Superliga china fue para ganado por primera vez por el equipo de la ciudad de Guangzhou. Solo un año antes, Evergrande había comprado el club. Financiado por el gigante inmobiliario, Guangzhou ganó en los ocho años siguientes siete títulos más en China, así como dos campeonatos asiáticos.

En 2021, sin embargo, Evergrande tiene una deuda de 261 mil millones de euros, y el futuro del club es incierto. Es una historia que refleja el carrusel en el que ha vivido el fútbol chino durante la última década.

Guangzhou gastó mucho en fichajes espectaculares, incluido el del antiguo jugador internacional brasileño Paulinho y de entrenadores como Marcello Lippi y Luiz Felipe Scolari, ganadores de la Copa del Mundo.

Otros clubes, financiados por propietarios susceptibles a la influencia del gobierno chino ─para el cual el país más poblado del mundo debe convertirse en una potencia futbolística─, siguieron el ejemplo de Guangzhou sumando preocupación en el mundo deportivo internacional.

Otro artículo de interés: Temblor bursátil por deuda del gigante inmobiliario chino Evergrande

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s