Estados Unidos refuerza apoyo a Taiwán con instructores militares

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: The U.S. Army*

Lectura: 7 minutos

El diario The Wall Street Journal asegura en un informe especial que fuerzas de operaciones especiales y marines de Estados Unidos han estado entrenando en secreto a tropas de Taiwán «durante al menos un año».

Mientras aumentan las tensiones y las crecientes amenazas verbales de China contra la isla aliada de Estados Unidos, el informe del diario norteamericano fue confirmado este viernes por un funcionario del Pentágono.

El informe señala que el contingente está integrado por de unos 20 soldados estadounidenses que se renuevan parcialmente.

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Taiwán se negó a comentar el informe. El portavoz del Pentágono, John Supple, dijo que el apoyo de Estados Unidos a las fuerzas armadas de Taiwán se mide en función de sus necesidades de defensa.

«Nuestro apoyo a Taiwán y nuestras relaciones de defensa (con la isla) están en línea con la actual amenaza que representa la República Popular China», afirmó Supple en un comunicado.

EE. UU. y China están llevando al límite el statu quo creado en 1979, cuando Washington reconoció a Pekín como el único Gobierno chino con el entendimiento de que Taiwán, considerada una provincia rebelde por China, tendría un futuro en paz.

El Ministro de Defensa taiwanés, Chiu Kuo-cheng, ha afirmado que China será «capaz de organizar una invasión a gran escala» de la isla para el año 2025.

No obstante, se ha anunciado que el presidente estadounidense, Joe Biden, y su homólogo chino, Xi Jinping, mantendrán una reunión virtual antes de que termine el año.

Así, el informe estaría confirmando comentarios previos de la prensa taiwanesa donde se afirma que, en noviembre, y citando al Mando Naval de Taiwán, tropas estadounidenses habían llegado para entrenar a las fuerzas de la isla en operaciones navales.

Esos informes habían sido desmentidos por funcionarios estadounidenses y taiwaneses, que subrayaron que ambas partes mantienen intercambios y cooperación militar bilateral.

Estados Unidos suministra armas a Taiwán, incluyendo misiles de defensa y aviones de combate, en medio de la amenaza de Pekín de retomar por la fuerza el control de la isla y reintegrarla a China.

La tensión abarca no solo a los países involucrados, también los europeos están a mitad de camino para tomar posición, con un equilibrio cada vez más inestable.

Una delegación de senadores franceses llegó a Taiwán, donde mantuvieron reuniones con la presidenta Tsai Ing-wen, pese a las airadas protestas de China.

Pekín rechaza los acercamientos diplomáticos de Taipéi y en los últimos años ha buscado agresivamente evitar visitas de dirigentes políticos internacionales a esta isla autogobernada que entiende como parte de su propio territorio.

La embajada china en Francia advirtió que la visita dañaría los intereses de China, las relaciones sino-francesas y «la imagen de Francia», según comentarios recientes publicados en su página web. El ministerio francés de Relaciones Exteriores minimizó las protestas chinas y dijo que los senadores son libres de decidir dónde viajar.

La embajada china escribió en febrero al jefe de la delegación francesa, Alain Richard, para avisar que la visita «claramente viola el principio de una sola China y envía una señal equivocada a las fuerzas independentistas de Taiwán».

Richard encabeza el Grupo de Amistad con Taiwán del Senado francés y visitó la isla en 2015 y 2018. Pekín intensificó la presión sobre Taiwán, un país con gobierno democrático que es independiente de facto desde 1949.

Desde la llegada al poder de Tsai, quien considera a la isla como una nación soberana y no como parte de China, aumentaron las tensiones.

La Armada china a su vez anunció que seguirá llevando a cabo maniobras de entrenamiento en aguas cercanas a Taiwán «de forma rutinaria».

Según el portal oficial de noticias del Ejército chino, el portavoz de la Armada, Gao Xiucheng, confirmó que el portaaviones Liaoning llevó a cabo recientemente maniobras en la zona.

El breve comunicado indica que se trató de «ejercicios de entrenamiento rutinarios organizados de acuerdo al plan anual» de maniobras, con el que se pretende «poner a prueba la efectividad del entrenamiento de las tropas y elevar su capacidad para defender la soberanía nacional y los intereses de seguridad y desarrollo».

Asimismo, el Ministerio de Defensa Nacional de Taiwán anunció que el pasado domingo diez aviones de combate del Ejército chino sobrevolaron su zona de identificación de defensa aérea (ADIZ).

El 26 de marzo último, las autoridades taiwanesas informaron la detección de la mayor incursión de aviones militares chinos en su ADIZ, zona no regulada por ningún convenio internacional, horas después de que Taipéi y Washington firmasen su primer acuerdo de la era de Joe Biden en la Casa Blanca.

Taiwán y Estados Unidos establecieron un grupo de coordinación para los guardacostas en respuesta a una ley aprobada por China que permite a sus guardacostas abrir fuego contra buques extranjeros en aguas cuya jurisdicción reclama Pekín.

Pekín considera que Taiwán es parte del territorio de la República Popular China desde el final de la guerra civil librada hace más de 70 años, mientras que la isla se gobierna de forma autónoma bajo el nombre de República de China.

Según el diario hongkonés South China Morning Post, el portaaviones Liaoning cruzó el estrecho de Miyako, al suroeste de Japón, días después que Pekín exigiera a Tokio que dejase de lado «todo movimiento de provocación» sobre las islas Diaoyu/Senkaku, reclamadas por ambas naciones.

Ese medio informa de que en los últimos días varios buques militares estadounidenses también han navegado por las aguas del Mar de China Oriental y el Mar de China Meridional, y han llevado a cabo maniobras de entrenamiento con aliados regionales como Japón.

La presencia de barcos estadounidenses en el Mar de China Meridional, según algunos analistas, serviría para mandar un mensaje de apoyo a Filipinas, cuyo Gobierno calificó recientemente de «mentira» que los más de 200 buques chinos anclados en esas aguas se estén protegiendo de condiciones climatológicas adversas.

Mientras Pekín asegura que esos barcos son pesqueros, Manila denuncia que se trata de una milicia marítima que sirve para consolidar el control chino sobre esas aguas.

*Imagen ilustrativa.

Otro artículo de interés: Temor en Taiwán por invasión armada de China comunista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s