Quiebre en alianza marxista del gobierno peruano

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente peruano, Pedro Castillo / Foto: Presidencia Perú

Lectura: 4 minutos

El partido marxista Perú Libre, que llevó al poder al radicalizado presidente Pedro Castillo, anunció el jueves que el giro del gobierno hacia el «centroderechismo» quiebra la relación y no le brindará apoyo en el Congreso dominado por la oposición.

Castillo, un maestro de educación primaria que asumió el mandato a fines de julio, rechazó poco después presiones políticas y dijo que todos los días no puede responder «a situaciones mezquinas», sin referirse directamente al anuncio de Perú Libre.

El mandatario reorganizó la semana pasada su gabinete, reemplazando a su primer ministro de extrema izquierda y a otros ministros con funcionarios más moderados.

El cambio animó a los mercados financieros, que se han recuperado con fuerza. El jueves, la moneda peruana subió un 1,38%, a 3.920 soles por dólar, su quinta sesión consecutiva al alza y a su mejor nivel desde un día antes a que Castillo tomara el poder, ante una continua percepción de un gabinete más mesurado.

La economía de Perú es uno de las mas sólidas de America Latina y mantiene un confianza intacta en los mercados internacionales, con un crecimiento anual del producto superior a los cinco puntos.

La remoción parcial, con el ingreso de la abogada de izquierda moderada y exjefa del Congreso Mirtha Vásquez como primera ministra, insinuó un cambio hacia el centro, luego que Castillo prometiera en su campaña electoral elevar impuestos al sector minero y redactar una nueva Constitución.

«Existe un inocultable giro político del gobierno y su gabinete hacia el centroderechismo, donde incrementaron los representantes caviares, quienes usufructúan del financiamiento exterior, de las patronales empresariales y del propio Estado», dijo un comunicado de Perú Libre difundido en Twitter por el fundador y líder del partido, Vladimir Cerrón.

«Perú Libre no ha pasado a la oposición, se mantiene del lado del pueblo y está contra las ONG norteamericanas que han capturado el gabinete», dijo luego Cerrón, un declarado admirador de los gobiernos de izquierda de Cuba, Venezuela y Bolivia, en un tuit.

Es poco probable que la ruptura de su partido sea suficiente para erosionar al nuevo gabinete, con un Congreso fragmentado que se muestra generalmente a favor de un equipo más moderado.

En una visita de supervisión de obras en la región amazónica de San Martín, en el norte del país, Castillo pareció responder en un discurso al comunicado difundido por Cerrón.

«Nosotros no nos vamos a vender por mezquindades, acá no hay que métete al centro, a la derecha, acá manda el pueblo y el dinero del pueblo tiene que ser invertido para el pueblo», dijo. «Con un tuit piensan que se cambia el país y así no es».

Perú Libre tiene 37 representantes en el Congreso unicameral de 130 legisladores. Los partidos de derecha y centroderecha, encabezado por el conglomerado de la excandidata presidencial Keiko Fujimori, conforman una mayoría opositora.

El partido marxista, que postuló como invitado a Castillo para ganar la presidencia del país, anunció además «expulsiones» y una «recomposición de su bancada» en el Congreso, después que algunos legisladores del grupo afines al mandatario mostraron su apoyo al cambio del gabinete de ministros.

La agrupación política dijo que no dará el voto de confianza al gabinete «caviar», como denominan a los progresistas de izquierda. «No hacerlo implicaría una incoherencia principista».

Vásquez, la primera ministra que espera acudir al Congreso el 18 de octubre en busca del visto bueno para su gabinete por mandato constitucional, lamentó el anunció del partido gobernante en momentos ─dijo─ que se requiere de estabilidad para afrontar la pandemia y la recuperación económica.

«Creo que nos estamos enfrascando en una serie de procesos que no son saludables, dentro de los partidos políticos se debería volver a pensar en lo que significa la democracia y para qué sirve, en medio de esta situación todos debemos de colaborar en la gobernabilidad», afirmó Vásquez, que ha manifestado que cambiar la actual Constitución no es prioridad del Gobierno.

Otro artículo de interés: Alivio en Perú, Castillo designa nuevo gabinete moderado

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s