Rusia suspende vínculos diplomáticos con OTAN

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Ministro ruso de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov / Foto: МИД России

Lectura: 5 minutos

Rusia anunció el lunes la suspensión de su misión ante la OTAN y la presencia de la alianza occidental en Moscú, tras la retirada en octubre de las acreditaciones de ocho representantes rusos ante la organización, acusados de espionaje.

«Tras ciertas medidas tomadas por la OTAN, no se dan las condiciones básicas para un trabajo en común», indicó el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov. Las medidas entrarán en efecto el 1 de noviembre.

Rusia suspenderá indefinidamente su misión en la sede principal de la OTAN en Bruselas, así como la misión que la alianza militar tiene en la embajada de Bélgica en Moscú.

La representación diplomática de la alianza en Moscú tiene el papel de garantizar la relación entre el bloque en Bruselas y el ministerio ruso de Defensa.

Lavrov también anunció «poner término a la actividad de la oficina de información de la OTAN», en Moscú cuya misión, como lo define la alianza, es «mejorar el conocimiento y la comprensión mutua».

Las medidas tienen lugar tras una nueva serie de acusaciones de espionaje. A principios de octubre, la OTAN anunció que retiraba la acreditación a ocho miembros de la misión rusa en Bruselas acusados de ser «agentes de inteligencia no declarados».

En marzo de 2018, la alianza militar también retiró las credenciales a siete miembros de la misión rusa y los expulsó de Bélgica, tras el envenenamiento del exagente ruso Serguéi Skripal y su hija en Reino Unido.

«Estas acciones no nos permiten hacernos ilusiones acerca de la posibilidad de normalizar las relaciones y retomar el diálogo con la OTAN. Más bien, las socavan casi por completo», dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa telefónica diaria.

Según Peskov, las declaraciones de la OTAN sobre Rusia son «contradictorias», porque por una parte hablan del deseo de normalizar relaciones y por otra, toman acciones que impiden avanzar en esa dirección.

Rusia prometió la víspera responder a la OTAN, tras la expulsión de ocho diplomáticos que en realidad eran «funcionarios de inteligencia rusos no declarados».

«Aún ayer los líderes de la OTAN hablaban de la importancia de una desescalada en las relaciones con Rusia y abogaban por la reanudación del diálogo en el marco del Consejo Rusia-OTAN, así como el envío de un embajador a Bruselas», dijo el viceministro de Exteriores ruso, Alexandr Grushkó.

«Si antes alguien creía en la sinceridad de estas declaraciones, hoy ya no lo hace nadie», añadió, citado por el diario Kommersant. En 2018, la OTAN ya expulsó a siete diplomáticos rusos en respuesta al envenenamiento del exespía Serguéi Skripal en Salisbury, al sur de Inglaterra.

«Nos enfrentamos a una competencia estratégica creciente, un autoritarismo en avance y una inestabilidad generalizada, impulsado por un comportamiento ruso más agresivo y una China cada vez más asertiva», alerto, por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en la apertura de una reunión del Consejo del Atlántico Norte con los asesores de seguridad de los países miembros.

Según el político noruego, «estas tendencias tienen implicaciones importantes para nuestra seguridad, nuestras democracias y nuestro estilo de vida». Y «solo se pueden abordar con éxito si trabajamos juntos», recalcó.

La OTAN confirmó la expulsión de ocho diplomáticos rusos de la embajada de Rusia ante la Alianza por ser presuntos espías. Además, la OTAN redujo la cantidad total de diplomáticos que Rusia puede acreditar ante la Alianza a diez.

«La decisión no está vinculada a ningún acontecimiento en particular, pero hemos descubierto que son agentes de la inteligencia rusa no declarados, bajo cobertura, y hemos comprobado que ha habido un aumento de las actividades malintencionadas de Rusia, al menos en Europa. Teníamos que reaccionar», dijo Stoltenberg.

Stoltenberg había reconocido un día antes que las relaciones de la alianza transatlántica y Rusia están en «su punto más bajo desde el final de la Guerra Fría», con Moscú cada vez «más agresivo» en el exterior y más «represivo» a nivel doméstico.

«Creo que debemos darnos cuenta de que la relación entre la familia transatlántica y Rusia está en su punto más bajo desde el final de la Guerra Fría», afirmó en una conferencia en la Universidad de Georgetown, en Washington.

En cualquier caso, el secretario general insistió en que la Alianza mantiene su invitación para celebrar una nueva reunión del Consejo OTAN-Rusia, el principal foro de diálogo entre ellos, pese la negativa de ese país: «Estamos listos para reunirnos, porque creemos que sentarnos a hablar siempre es importante, pero especialmente cuando los tiempos son difíciles y las tensiones están altas», aseguró Stoltenberg.

Otro artículo de interés: Grave enfrentamiento diplomático de Rusia con OTAN

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s