Elecciones en Nicaragua bajo lupa del gobierno de Washington

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Embajador interino nicaragüense ante OEA, Luís Exequiel Alvarado Ramírez / Foto: OEA – OAS

Lectura: 4 minutos

Estados Unidos está vigilando muy de cerca los movimientos del Gobierno de Nicaragua cuando faltan pocos días para las elecciones presidenciales, previstas para el domingo 7 de noviembre,explica a la Voz de América, la portavoz en español del Departamento de Estado de Estados Unidos, Kristina Rosales.

La portavoz reconoció que el país centroamericano está viviendo una «situación bastante complicada» y subrayó la necesidad de conseguir una «voz al pueblo nicaragüense».

«Estamos observando de cerca lo que está pasando en Nicaragua con el régimen de Ortega, es una situación bastante complicada y esperamos que de una forma se le dé voz al pueblo nicaragüense», dijo la funcionaria estadounidense.

La cita electoral se celebrará bajo un clima de gran desconfianza tanto dentro como fuera del país. Desde la comunidad internacional se ha pedido insistentemente a la Administración de Ortega que impulse una reforma electoral con el objetivo de realizar unos comicios con garantías.

En junio, el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó una resolución en la que se expresaba la «grave preocupación» por la situación en Nicaragua después de que su Gobierno no hubiera movido ficha, a pesar de las insistentes peticiones por parte de este organismo internacional.

El texto, aprobado con 26 votos a favor, tres en contra y cinco abstenciones en sesión extraordinaria, se rige de acuerdo a la Carta Democrática Interamericana para garantizar unos comicios «libres, justos y transparentes».

En ese sentido, la portavoz del Departamento de Estado de EE.UU. recordó que el pueblo de Nicaragua «tiene el derecho de colocar su voto» y «de hacerse escuchar lo que ese país necesita».

«Esperamos que ese sea el caso, pero sí se está viendo que es muy probable que la situación sea diferente, pero sí vamos a ver qué pasa el próximo fin de semana, pero sí vamos a estar de ojo en las elecciones en Nicaragua», comentó.

Desde Nicaragua se ha denunciado la «creciente represión» y «las detenciones arbitrarias» del Gobierno de Daniel Ortega a candidatos presidenciales a medida que se acerca la fecha de las elecciones electorales.

La OEA, a través del documento mencionado anteriormente, también condenó «el arresto, acoso y restricciones arbitrarias impuestas» a candidatos y políticos, así como a periodistas y medios de comunicación independientes. En ese sentido, también se instó a «la inmediata liberación de los posibles candidatos y de todos los presos políticos».

Bradley Freden, representante de Estados Unidos ante la OEA, lamentó en la sesión que el ejecutivo de Ortega haya hecho caso omiso a pesar de las insistentes peticiones ejercidas por parte de la comunidad internacional.

«Es lamentable que nos encontremos hoy aquí para hablar de la situación en Nicaragua, a pesar de años de ofrecimientos y de buena fe para ayudar a Nicaragua, para que su marco electoral permita al pueblo seleccionar a sus líderes en elecciones justas y libres. Pero esos ofrecimientos han sido rechazados», manifestó.

Mientras tanto, el oficialismo nicaragüense critica todas estas peticiones que se hacen desde el exterior, al considerar que los países están haciendo injerencias en asuntos que únicamente competen al propio país. De hecho, el representante por Nicaragua ante la OEA, el embajador Luis Alvarado, rechazó esta resolución en nombre del Gobierno de Daniel Ortega por esa misma razón.

La OEA, a través del documento mencionado anteriormente, también condenó «el arresto, acoso y restricciones arbitrarias impuestas» a candidatos y políticos, así como a periodistas y medios de comunicación independientes. En ese sentido, también se instó a «la inmediata liberación de los posibles candidatos y de todos los presos políticos».

El embajador Alvarado, rechazó esta resolución en nombre del Gobierno de Daniel Ortega por esa misma razón. «Es inadmisible y no tiene ningún efecto vinculante para el Gobierno de Nicaragua. Condenamos la práctica injerencista de esta desacreditada organización y su Secretaría General en los asuntos internos de Nicaragua y en otros estados miembros de la Organización», expresó.

Otro artículo de interés: Elecciones en Nicaragua sin opositores, final feliz para Ortega

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s