Diputado español del partido Podemos defiende al régimen cubano

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Manu Pineda de Unidas Podemos / Foto: GUE/NGL

Lectura: 5 minutos

«Los lamebotas, los mayordomos, los lacayos de los gusanos quieren desestabilizar a nuestro pueblo hermano, nuestro pueblo referente. Y nosotros tenemos que decir: Cuba no está sola. Cuba se respeta», exhortó el diputado de Unidas Podemos en el Parlamento Europeo (UE), en un vídeo desde La Habana.

El también responsable de relaciones internacionales del Partido Comunista de España (PCE) y vicepresidente del Grupo Parlamentario de Amistad con Cuba en la Eurocámara consideró que «el próximo día 15 hay una campaña de desestabilización, una campaña mandatada desde Miami pero que se va a ejercitar aquí».

Jóvenes cubanos críticos con el sistema vigente desde hace seis décadas solicitaron autorización para protestar con una marcha pacífica el 15N en varias ciudades de Cuba, pero las autoridades del país la denegaron al considerar que persiguen fines subversivos supuestamente orquestados desde Estados Unidos.

La convocatoria, que los organizadores mantienen pese a la prohibición del Gobierno, llega en un momento de grave crisis económica, con escasez de alimentos, medicinas y casi todos los productos, lo que ha aumentado el malestar entre la población cubana, mientras las autoridades del país señalan a Washington como culpable.

En su visita a La Habana, Manu Pineda se reunió con altos funcionarios cubanos, a quienes expresó su lealtad con frases como «vamos a estar juntos hasta la victoria siempre» o «siempre estaré a disposición de Cuba, enfrentando y afrontando cualquier intento de injerencia de Estados Unidos».

El político malagueño también tuvo duras palabras contra la institución a la que representa, el Parlamento Europeo, al que calificó como un «entramado que se ha convertido por desgracia, en una suerte de herramienta subordinada a Washington», en declaraciones recogidas por los medios oficialistas cubanos.

La Eurocámara aprobó en septiembre una resolución de condena contra el Gobierno cubano, a la que acusó de practicar «violencia y represión extremas» contra manifestantes, defensores de derechos humanos, periodistas independientes, artistas, disidentes y líderes políticos de la oposición a raíz de las protestas antigubernamentales que tuvieron lugar el pasado 11 de julio.

La visita de Pineda ha recibido elogios de las autoridades de Cuba, entre ellos el presidente, Miguel Díaz-Canel, que se refirió a él como «amigo y defensor de la Revolución Cubana» en Twitter.

Detractores del Gobierno cubano han criticado en las redes la presencia del eurodiputado izquierdista en la isla al considerarlo «cómplice» de la represión contra voces críticas, intensificada en los últimos meses a raíz de las protestas del 11 de julio, que se saldaron con un muerto, centenares de arrestos y condenas de prisión.

Un grupo opositor cubano que convocó a una marcha el 15 de noviembre denunció que sus integrantes son blanco de represión por parte del Gobierno, mientras autoridades acusan a sus líderes de ser agentes de Estados Unidos.

«Las diversas formas de represión no se han detenido en Cuba» desde el 11 de julio cuando estallaron las inéditas manifestaciones en unas 50 ciudades al grito de «Libertad» y «Tenemos hambre», denunció la Comisión de Apoyo y Protección a los Manifestantes del 15 de Noviembre, creada recientemente para apoyar al grupo Archipiélago, que convocó esta marcha.

La comisión asegura que las muestras de represión «se han intensificado» desde el anuncio de la protesta por la libertad de los presos políticos, que ha sido prohibida por el gobierno. Las autoridades afirman que la movilización pretende provocar un cambio de régimen con el apoyo de Estados Unidos.

El grupo también reportó que miembros y simpatizantes de Archipiélago realizaron 22 denuncias, entre el 25 y 30 de octubre, por represalias por participar en la convocatoria.

Entre las denuncias están amenazas de despido laboral, intimidaciones, vigilancia policial, reclusión domiciliaria y detenciones arbitrarias.

Por su parte, las autoridades acusaron en el noticiero estatal al fundador de Archipiélago y organizador de la manifestación, Yunior García, de querer crear un «clima de inestabilidad» y dar así «un golpe de Estado blando», tras haber recibido formación en el extranjero, especialmente de organizaciones estadounidenses.

«En septiembre de 2019 participamos los dos en un evento sobre el papel de las fuerzas armadas en un proceso de transición», dijo en un video difundido en el noticiero, Carlos Leonardo Vázquez, quien reveló ser un agente infiltrado de la seguridad del Estado.

García «está convocando a una marcha que dice que es pacífica, pero él sabe que no es pacífica, porque en el taller paramilitar donde participamos estaban dos generales».

«Está buscando es el enfrentamiento de las fuerzas armadas con el pueblo y eso no lo permitiremos», agregó.

El gobierno advirtió a los organizadores de consecuencias penales si persisten en el llamado a manifestación, que está prevista en La Habana y en otras seis provincias de la isla.

En Cuba hay «suficientes revolucionarios para enfrentar cualquier tipo de manifestación», advirtió hace una semana el presidente Miguel Díaz-Canel, ante el desafío de grupos opositores de insistir con la marcha.

Otro artículo de interés: Detallado informe sobre violación a derechos humanos en Cuba

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s