Inflación y costo energético preocupa a líderes mundiales

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Petr Kratochvil/publicdomainpictures.net

Lectura: 3 minutos

La inflación en Europa y Estados Unidos están marcando las preocupaciones centrales de los líderes políticos. El presidente de Estados Unidos Joe Biden asegura que figura entre sus principales objetivos controlar el alza de los precios internos.

En España la inflación se disparó al 5,5 % provocando alarmas en el gobierno del socialista Pedro Sánchez como en la oposición conservadora del Partido Popular.

En Bruselas la Comisión Europea que lidia con la inflación y el aumento de precios de la energía, informó de un crecimiento del producto interno bruto del 5,0 % para este año 2021.

Después del rebote de este año producto del estancamiento del período anterior ocasionado por la reclusión obligada, para 2022 el crecimiento de la económia llegará al 4,3 % en los diecinueve países que comparten el euro como en los Veintisiete.

Bruselas espera una inflación que se sitúe en el 2,4 por ciento este año y el 2,2 por ciento en 2022 en la eurozona, mientras que en la UE será del 2,6 y 2,5 por ciento, respectivamente.

Sobre las anteriores previsiones de julio, la Comisión había anticipado un aumento del PIB del 4,8 por ciento en los 27 y los países de la moneda única durante 2021, en tanto que para 2022 esperaba un avance del 4,5 por ciento en los dos espacios, primera señal en amarillo del semáforo de los precios.

Las estimaciones que publicó la Comisión Europea el jueves también contemplan un crecimiento económico en 2023 del 2,4 por ciento en los socios del euro y del 2,5 por ciento en los Veintisiete.

Según Bruselas la economía se está recuperando de la recesión causada por el coronavirus «más rápido de lo esperado», pero admitió que sus previsiones dependen «en gran medida» de la evolución de la pandemia y del ritmo al que la oferta se ajusta al «rápido cambio de tendencia en la demanda tras la reapertura de la economía».

Ahora se espera que la demanda doméstica siga impulsando la expansión económica, mejoras en el mercado laboral y una baja prevista en los ahorros «deberían contribuir a un ritmo sostenido del gasto de los consumidores».

Capítulo aparte es el problema de la deuda pública, un apartado siempre controversial entre los líderes europeos que enfrenta a los «gastadores» del Mediterraneo con los paises austeros del norte.

La Comisión espera que alcance el 100 por ciento del PIB en 2021 en el club del euro, para caer al 97,9 por ciento en 2022 y al 97 por ciento en 2023. En los Veintisiete pasará del 92,1 por ciento este año al 90 por ciento el siguiente y el 89,1 por ciento en 2023.

Otro artículo de interés: Barril de petróleo a 120 dólares, alarma para actividad económica mundial

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s