Unión Europea sale en defensa de periodistas censurados en Cuba

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Representante para la Política de Seguridad de la Unión Europea, Josep Borrell / Foto: Unión Europea en Perú

Lectura: 5 minutos

Dos días antes de la marcha opositora programada para el lunes 15 N, reclamando libertad y justicia en Cuba, el gobierno de La Habana decidió sancionar a varios periodistas extranjeros españoles, del staff de la agencia Efe, incautando las credenciales que habilitan a los hombres de prensa a trabajar legalmente en la isla.

Josep Borrell, representante para la Política de Seguridad de la Unión Europea ─el Servicio Exterior de la UE─ busca que Cuba restituya las acreditaciones y credenciales a los periodistas en La Habana.

«Esta mañana no tengo nada nuevo (…) Estamos en ello», manifestó Borrell a su llegada al Consejo de Relaciones Exteriores que tuvo lugar el lunes en Bruselas, con la crisis en la frontera entre Polonia y Bielorrusia entre los asuntos más destacados de la agenda.

El domingo por la noche la UE reclamó a Cuba a restituir «todas las autorizaciones y credenciales necesarias al personal de la Agencia Efe» tras su retirada al equipo de periodistas de ese medio en La Habana.

«La decisión de las autoridades cubanas de revocar las credenciales de los periodistas que trabajan para la agencia de noticias española Efe en el país es un paso más para frenar el flujo de noticias abiertas y veraces desde la isla», indicó en un comunicado un portavoz del alto representante de la UE para la Política Exterior.

Según dijo, la UE «hace un llamamiento a las autoridades cubanas para garantizar la libertad de expresión y la libertad de prensa», referidas en la Constitución cubana y consagradas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y para «que restituyan todas las autorizaciones y credenciales necesarias al personal de la Agencia Efe».

La decisión de las autoridades cubanas ocurre en un momento delicado en el país, con una marcha cívica convocada por la oposición para el lunes, que ha sido declarada ilegal por el Gobierno comunista.

El sábado, los responsables del Centro de Prensa Internacional (CPI) de Cuba convocaron con urgencia al equipo de Efe en La Habana que está actualmente acreditado ─tres redactores, un fotógrafo y un cámara de TV─ para comunicarles que les retiraban las credenciales sin aclarar si la medida es temporal o definitiva.

Tras revocar las credenciales a los periodistas de Efe ─horas antes de las protestas pacíficas─, las autoridades cubanas se las restituyeron a dos de los seis periodistas del equipo, algo que la presidenta de la Agencia, Gabriela Cañas, ha considerado «insuficiente» y reclamado que se devuelvan todas.

«Los corresponsales extranjeros juegan un papel importante en la promoción del entendimiento internacional y contribuyen a la apertura de las sociedades», continuó el portavoz europeo. Afirmó igualmente que la Unión Europea «continuará defendiendo el papel de los medios de comunicación independientes y confiables en todo el mundo», a fin de «salvaguardar la libertad y el pluralismo de los medios».

También para «proteger el derecho a la libertad de expresión en línea y fuera de línea, incluida la libertad de opinar y recibir e impartir información sin interferencias», que consideró «los pilares de las sociedades abiertas y justas».

Previamente, la portavoz de Borrell Nabila Massrali había dicho a Efe que los servicios del alto representante estaban «investigando y solicitando aclaraciones a las autoridades cubanas» sobre la retirada de acreditaciones a los periodistas y que estaban «en contacto» con la agencia española de noticias. «De confirmarse esto, significaría una grave vulneración de la libertad de expresión», había advertido Massrali.

«Nos llamaron urgentemente» y «pidieron que les entregáramos las credenciales y cuando preguntamos el motivo invocaron la normativa sobre prensa extranjera», dijo Atahualpa Amerise, jefe de redacción de la oficina.

La resolución ocurre en un momento delicado en Cuba con una marcha cívica convocada por la oposición para el lunes, con el fin de reclamar un cambio político en la isla, que ha sido ilegalizada por el gobierno y cuando el país abre el domingo, sus fronteras al turismo.

Las autoridades advirtieron al equipo de EFE que no puede realizar su labor periodística a partir de este momento, y tampoco quisieron aclarar los motivos exactos que les han llevado a tomar esta decisión.

La disposición fue adoptada un mes y medio después que se hubiera retirado la acreditación al coordinador de redacción de EFE en La Habana.

En medio de la controversia, el opositor Yunior García convocó a una manifestación para el lunes, para exigir la liberación de los presos políticos, cuatro meses después de las históricas marchas del 11 de julio.

Esas protestas, al grito de «Tenemos hambre» y «Libertad», se saldaron con un muerto, decenas de heridos y 1.270 detenidos, de los cuales 658 permanecen en prisión, según la ONG Cubalex.

El gobierno considera que se trata de un intento de desestabilización y ha acusado a los organizadores de estar financiados por Estados Unidos.

Otro artículo de interés: Amenazas del gobierno cubano a marcha opositora del 15N

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s