Armenia y Azerbaiyán, nueva etapa de negociaciones tras cumbre de Sochi

AIR Center

La reunión trilateral entre los líderes de Armenia, Azerbaiyán y Rusia, celebrada en Sochi el 26 de noviembre, «fue una etapa constructiva en el proceso de paz de la posguerra en la región y ha abierto nuevas perspectivas de paz y reconciliación entre Armenia y Azerbaiyán», dice Vasif Huseynov en este artículo de opinión.

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev; presidente ruso, Vladímir Putin; primer ministro armenio, Nikol Pashinián / Foto: president.az

*Escrito por Dr. Vasif Huseynov.

Lectura: 6 minutos

El 26 de noviembre, los líderes de Armenia, Azerbaiyán y Rusia se reunieron otra vez, bajo el formato trilateral, en la ciudad turística rusa de Sochi ─la segunda reunión semejante entre los tres líderes tras el fin de la guerra de los 44 días de Karabaj en otoño del 2020─. Algunos observadores interpretaron apresuradamente esto como el intento de Moscú de reivindicar su papel de mediador principal entre Bakú y Ereván en el contexto del anuncio por parte de la Unión Europea, sobre una reunión mediada por esta entre el presidente Ilham Aliyev de Azerbaiyán y el primer ministro de Armenia Nikol Pashinián en Bruselas el 15 de diciembre.

Por el contrario, esta reunión era muy esperada en la región e incluso se filtró a los medios de comunicación unas semanas antes. A pesar de que la reunión estaba prevista originalmente para el 9 de noviembre (primer aniversario del fin de la guerra de los 44 días), más tarde se pospuso. El 23 de noviembre, en su primera conferencia de prensa en más de un año, el primer ministro armenio admitió que la reunión se pospuso a pedido suyo, ya que la fecha propuesta simbolizaba un «día difícil y amargo» para los armenios.

Desbloqueo de transporte regional, delimitación de fronteras nacionales

Como era de esperar, la cumbre de Sochi se centró en dos temas importantes de la agenda de posguerra: el desbloqueo de los canales regionales de transporte y comunicación, y la delimitación y demarcación de las fronteras nacionales entre Armenia y Azerbaiyán. El comunicado emitido después de la reunión no reveló mucho sobre las decisiones adoptadas; por lo tanto, algunos incorrectamente consideraron la reunión como infructuosa.

Aparentemente, las principales decisiones acordadas por las partes no se reflejaron en la declaración conjunta. Esto también se confirma por la declaración del presidente de Rusia, Vladímir Putin, quien dijo a los periodistas después de la reunión que «la semana que viene, los vice primer ministros resumirán algunos de los resultados en Moscú y anunciarán las decisiones que hemos acordado hoy». Esta declaración del presidente Putin se refiere al grupo de trabajo armenio-azerbaiyano-ruso, el cual fue establecido el 11 de enero durante la cumbre trilateral de líderes y encabezado por los vice primer ministros de los tres países.

El grupo tenía la tarea de presentar planes de acción (incluidos los plazos de ejecución) a sus respectivos gobiernos en relación a los proyectos regionales de ferrocarriles y carreteras. Habiéndose reunido al menos diez veces desde entonces, los vice primer ministros pronto podrán anunciar los resultados de su labor según lo anunciado por el presidente Putin. Se espera que el grupo, entre otras cosas, revele el trazado de la ruta por el cual pasará el corredor Zangezur (paso terrestre que une las regiones occidentales de Azerbaiyán continental con su exclave de Najicheván a través de las regiones del sur de Armenia.

Armenia y Azerbaiyán han reconocido fronteras interestatales

Según lo que se mencionó en el comunicado, Armenia y Azerbaiyán básicamente han reconocido las fronteras interestatales entre los dos países y acordaron resolver pacíficamente las disputas fronterizas. Con este propósito, las partes iniciarán el proceso de delimitación de las fronteras nacionales y luego establecerán una comisión de demarcación bilateral con la participación de la Federación de Rusia.

Este es un avance muy importante para las relaciones entre Armenia y Azerbaiyán. La solución negociada de las disputas fronterizas entre los dos países evitaría el resurgimiento de choques armados como se ha visto en varias ocasiones desde el final de la guerra de los 44 días y que resultó en la muerte de decenas de militares de ambos lados.

Cabe destacar especialmente el hecho de que ni la declaración conjunta ni la conferencia de prensa posterior mencionaron la cuestión de la condición de Karabaj. En general, ahora parece que incluso la parte armenia se da cuenta de que ya no es posible ni razonable plantear esta cuestión como antes. Durante la conferencia de prensa del 23 de noviembre, el Primer Ministro Pashinián, al comentar sobre esto, declaró que «Basándonos en nuestro entendimiento, no es un asunto de territorio, el problema de Artsaj [el nombre armenio de Karabaj] es una cuestión de derecho y no tiene nada que ver con el territorio», y agregó que «Armenia y Azerbaiyán [ya] reconocieron la integridad territorial del otro en virtud de los documentos de la Comunidad de Estados Independientes (CEI) en 1991».

Si bien Pashinián no detalló cómo él ve la diferencia entre una cuestión de derecho y una cuestión de territorio en este contexto, esta declaración es marcadamente diferente a los pedidos anteriores por parte de Armenia para una «secesión correctiva» de «Nagorno-Karabaj» dentro de las fronteras del Óblast Autónomo de Nagorno Karabaj del Azerbaiyán soviético. Por lo tanto, esta declaración y los resultados de la cumbre de Sochi dan lugar a suponer que hemos entrado en una etapa cualitativamente diferente en las negociaciones entre Armenia y Azerbaiyán, cuyos parámetros pueden quedar más claros en los próximos meses.

Sobre la base de la valoración positiva de la cumbre de Sochi por cada una de las tres partes, los resultados de esta reunión que hasta ahora se han hecho públicos y el hecho de que Azerbaiyán liberó a dos detenidos armenios más antes de la cumbre, se puede argumentar que el encuentro del 26 de noviembre fue una etapa constructiva en el proceso de paz de la posguerra en la región y ha abierto nuevas perspectivas para la paz y la reconciliación entre Armenia y Azerbaiyán.

*Dr. Vasif Huseynov estudió Relaciones Internacionales, Economía Política y Ciencias Políticas en Bakú, Kassel y Göttingen. Su investigación ha sido apoyada por el Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD). Desde 2018, ha sido investigador en el Centro de Estudios Estratégicos y profesor de Política en la Universidad Khazar de Bakú. Es investigador senior del AIR Center, especializado en seguridad internacional en el sur del Cáucaso y profesor adjunto en la universidad Khazar en Bakú, Azerbaiyán.

@HuseynovVasif

Otro artículo escrito por Vasif Huseynov: Solución al conflicto de Karabaj renueva valor estratégico de Azerbaiyán para EE. UU.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s