Irán rechaza aceptar plan nuclear propuesto por Estados Unidos

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Director General de OIEA, Rafael Grossi / Foto: IAEA Imagebank

Lectura: 5 minutos

Mientras Estados Unidos y sus aliados preparan «alternativas» al acuerdo nuclear de 2015, por si fracasan las negociaciones en Viena, Irán ya asegura que solo se guiará por el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP).

«No hay razón para que nos presionen acerca de las obligaciones del JCPOA (el acuerdo nuclear de 2015 con varias potencias internacionales, por sus siglas en inglés)», dijo el jefe de la agencia nuclear iraní, Mohamad Eslami, en Teherán, citado por la agencia de noticias local ISNA.

«Actuaremos en el marco de las salvaguardas del TNP y no aceptaremos nada más que eso», subrayó en referencia al Tratado de No Proliferación Nuclear.

Eslami remarcó que si los demás firmantes del JCPOA no cumplen con sus obligaciones, Irán tampoco tiene porqué hacerlo.

El pacto nuclear de 2015 limitaba el programa nuclear iraní a cambio del levantamiento de sanciones económicas estadounidenses, pero Washington abandonó unilateralmente el acuerdo en 2018, a lo que Irán respondió con la producción de más uranio y más pureza de lo convenido.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) lleva tiempo denunciando que Irán ya ha superado los límites impuestos en el acuerdo de 2015, con la producción de más uranio enriquecido con equipos más modernos, a la vez que bloquea las inspecciones de su programa atómico.

El OIEA ha mencionado en varias ocasiones el complejo de Karaj, cercano a la ciudad de Teherán, donde pide instalar nuevas cámaras de vigilancia. A este respecto, Eslami insistió en que este complejo no entra dentro de las «salvaguardas» o controles del organismo internacional.

Las declaraciones de Eslami llegan en medio de las negociaciones en Viena entre Irán y Alemania, Francia, Reino Unido, Rusia, China y EE. UU., de forma indirecta, para salvar el acuerdo de 2015.

Alemania, Francia y el Reino Unido señalaron «frustración» ante la actitud de Irán en la negociación a lo que Teherán ha respondido que estos países «juegan a echarle las culpas».

El martes, el jefe de la diplomacia estadounidense Antony Blinken aseguró que su país prepara con sus aliados «alternativas» al acuerdo, en caso de que fracasen las negociaciones para salvarlo.

«Muy pronto será demasiado tarde, Irán aún no está comprometido en verdaderas negociaciones», dijo Blinken en una conferencia de prensa en Yakarta, en la misma línea que los aliados europeos implicados en las negociaciones con Teherán en Viena.

En medio de las agrias disputas, una fuerte explosión sorprendió a las autoridades iraníes el pasado 4 de noviembre.

La fuerte explosión se escuchó cerca de la ciudad de Natanz, que alberga instalaciones nucleares, a consecuencia de una prueba de misiles, según informó la televisión estatal.

Las unidades de defensa aérea «dispararon el misil para probar una fuerza de reacción rápida sobre Natanz», informó el comandante de la Defensa Aérea de la citada región a la televisión estatal.

La fuente agregó que «dichos ejercicios se realizan en un entorno completamente seguro y en total coordinación con la red de defensa integrada».

La fuerte explosión tuvo lugar a las 20.15 hora local en la localidad de Badrud de Natanz, a unos 20 kilómetros de la central nuclear Ahmadi Roshan, en la provincia de Isfahán.

Tras escucharse la explosión, el comandante de la Guardia de Defensa de Natanz, Alí Moazení, señaló que el espacio aéreo de Irán está en completa seguridad.

«Los cielos del Irán islámico están en completa seguridad con la vigilancia de las fuerzas de defensa aérea del ejército y los Guardianes de la Revolución y cualquier amenaza de los enemigos irá acompañada de una respuesta firme y decisiva», subrayó Moazení en declaraciones a la agencia oficial iraní de noticias IRNA.

Según el portavoz del ejército de Irán, Shahin Taqí Janí, la explosión fue debido a una prueba de sistema de misiles.

Las unidades de defensa aérea «dispararon el misil para probar una fuerza de reacción rápida sobre Natanz», informó el comandante de la Defensa Aérea de la citada región a la televisión estatal.

La fuente agregó que «dichos ejercicios se realizan en un entorno completamente seguro y en total coordinación con la red de defensa integrada».

Según otra fuente no identificada citada por la agencia IRNA, «la explosión no tuvo nada que ver con las instalaciones nucleares y no causó daños ni víctimas».

Otro artículo de interés: Rebeldía nuclear de Irán en mira de OIEA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s