Escándalo de corrupción revela invasión rusa silenciosa en Ucrania

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Ministry of Defence of the Russian Federation

Lectura: 5 minutos

Un aparente caso sencillo en la justicia de Ucrania ─demanda sobre un comerciante acusado de corrupción─ destapó una gigantesca olla de repercusión internacional.

El comerciante acusado de aceptar sobornos vendía alimentos, pero la justicia en la sentencia revela que los productos terminaban en militares rusos estacionados en la frontera con Rusia, del lado ucraniano. Un verdadero escándalo internacional, según la experta Anissa El Jabri, de violación de fronteras cuanto menos.

El subdirector regional de la empresa rusa en cuestión fue declarado culpable de aceptar un soborno y condenado a cinco años y medio de prisión.

Un caso ordinario de corrupción hasta que un juez de Rostov del Don ─responsable de la audiencia─ cometió un desliz. ¿Involuntario?

Al dictar sentencia, el magistrado reveló información sobre el suministro de alimentos al ejército ruso estacionado en las autoproclamadas repúblicas separatistas del este de Ucrania.

El soborno se realizó en una actividad comercial muy delicada, actividad descrita en blanco y negro en la sentencia del tribunal, el suministro de alimentos a los militares rusos «en servicio de combate en las repúblicas de Donetsk y Lugansk».

Esta actividad se describe con gran detalle, con las matrículas de los coches en la frontera y el control por parte de un oficial del ejército ruso.

Según las estimaciones de Radio Svoboda, que dio a conocer la noticia, las 1.300 toneladas de alimentos que se entregaron cada quincena en 2018 y 2019 bastarían para abastecer a unas 26.000 personas, y aun así no hay indicios de que una sola empresa se encargue del suministro.

El portavoz del Kremlin mantiene la línea oficial, el ejército ruso no está ni ha estado nunca presente en Donbass. Por otro lado, Rusia «ha proporcionado y sigue proporcionando ayuda humanitaria».

El veredicto judicial ha desaparecido desde entonces del sitio web del tribunal. Pero, guardado por los medios de comunicación que dieron a conocer la noticia, ya circula por las redes sociales rusas.

El caso de Ucrania con el desesperado llamado del gobierno a la comunidad internacional frente a una nueva invasión armada de Rusia mantiene en vilo a las cancillerías del bloque occidental.

La Unión Europea está siendo atacada por Rusia en múltiples frentes y debe unirse en torno a nuevas sanciones económicas, afirmaron el jueves los líderes de los países bálticos y centroeuropeos, mientras Lituania citó el riesgo de posibles ataques militares rusos desde Bielorrusia.

Las advertencias en una cumbre de la UE fueron algunas de las más directas de las últimas semanas, mientras Estados Unidos y sus aliados de la OTAN tratan de disuadir cualquier posible ataque ruso a Ucrania y reducir el margen de sorpresa de Moscú. Muchos aliados de la OTAN son también miembros de la UE.

«Realmente nos enfrentamos a una serie de ataques. Los veo todos asociados», declaró a la prensa el primer ministro letón, Krisjanis Karins, citando lo que, según él, es el uso de los migrantes de Oriente Medio como armas en las fronteras de Bielorrusia con la UE, los precios artificialmente altos del gas ruso y una campaña de desinformación desde Moscú.

Ucrania sigue siendo el principal punto de conflicto entre Rusia y Occidente. Washington dice que Rusia ha reunido más de 100.000 soldados en las fronteras de Ucrania, posiblemente para una invasión. Moscú afirma que tiene derecho a desplazar sus tropas por su territorio como considere oportuno, pero dice que las maniobras son puramente defensivas.

Los líderes de la UE advertirán de «enormes consecuencias» si Rusia invade Ucrania, según el borrador de la declaración final de la cumbre visto por Reuters. Estados Unidos y Gran Bretaña han adoptado una postura similar.

El Kremlin niega las acusaciones de Occidente, incluido cualquier plan de invasión a Ucrania. Afirma que tiene intereses legítimos de seguridad en la región y el miércoles entregó propuestas a Estados Unidos para que la OTAN no se expanda hacia el este ni coloque nuevos sistemas de armamento cerca de las fronteras de Rusia.

Los vecinos de Rusia en la región báltica criticaron lo que consideran intentos de Moscú por difuminar la línea entre la paz y la guerra.

«Probablemente nos enfrentamos a la situación más peligrosa de los últimos 30 años, no sólo hablo de Ucrania, sino del flanco oriental de la OTAN», dijo el presidente lituano, Gitanas Nauseda, un día después de que los líderes de la UE celebraron una cumbre con Ucrania y otras antiguas repúblicas soviéticas en Bruselas.

Habló del temor a que Rusia integre a Bielorrusia, que limita con Polonia y dos Estados bálticos, en sus sistemas militares y utilice su territorio «como posible plataforma para atacar a los países vecinos».

Otro artículo de interés: Crisis entre Alemania y Rusia por asesinato de checheno en Berlín

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s