Televisión oficial rusa habla abiertamente de invasión a Ucrania

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Ministry of Defence of the Russian Federation

Lectura: 5 minutos

Mientras sube la tensión entre Rusia y el bloque occidental por la dramática situación que soporta Ucrania, presionada por fuerzas militares de Moscú, la televisión estatal rusa comenzó una campaña de propaganda destinada a justificar una escalada militar contra el territorio ucraniano.

Los comentarios de la televisión estatal que critican a la población ucraniana y a la OTAN son cada vez más frecuentes e indican que la situación puede estar a punto de estallar.

«Rusia ha colocado a Estados Unidos en un callejón sin salida. O dan un paso atrás voluntariamente o les obligaremos a hacerlo por la fuerza. Y no ofrecemos garantías sobre la soberanía de Ucrania … Tal vez realmente estemos al borde de la guerra con la OTAN».

Tal y como asegura el periodista basado en Moscú, Matthew Luxmoore, los programas rusos suelen estar llenos de retórica belicista contra Occidente, pero en esta ocasión los comentarios son más agresivos. Alentar una respuesta militar contra la OTAN y hablar de la desaparición de Ucrania como estado soberano es dar por hecho que la guerra es inminente e inevitable, entienden expertos occidentales.

De hecho Rusia lleva moviendo tropas a la frontera desde hace varias semanas e incluso los funcionarios estadounidenses contactados por The Washington Post estiman que la invasión se puede producir a principios del 2022.

En este sentido, Estados Unidos señala que ya hay 70.000 soldados en la frontera ucraniana, aunque las predicciones es que se sumen 100.000 más próximamente, después de que Rusia haya movilizado de forma repentina a los reservistas. Todo este personal estaría acompañado por blindaje, artillería y equipo.

Además de hablar con fuentes directas, el periódico estadounidense ha obtenido una serie de imágenes satelitales que confirman la concentración de fuerzas rusas en la región. Fotografías que por ahora solo sirven para mostrar una imagen de fortaleza, pero estas tropas muy pronto pueden entrar en acción.

«No sabemos si el presidente Putin ha tomado la decisión de invadir. Sabemos que está poniendo en marcha la capacidad para hacerlo a corto plazo si así lo decide», manifestó recientemente Antony Blinken, secretario de Estado estadounidense.

Cabe recordar que a principios del año 2021 Rusia ya realizó ejercicios militares en la frontera que podrían haber servido de preparación y entrenamiento para esta invasión que ahora parece inminente.

Las tensiones están en su punto álgido, mientras que Putin exige a Estados Unidos y a los demás aliados que garanticen que una expansión de la OTAN no incluirá a Georgia y Ucrania como nuevos miembros. En este sentido, la diplomacia rusa lleva tiempo alertando que las actividades militares de la OTAN cerca de las fronteras de Rusia suponen una amenaza para el Kremlin, una línea roja muy importante.

El presidente Vladímir Putin por su parte advirtió el martes que Rusia está preparado para responder con «medidas militares y técnicas» a lo que calificó como acciones poco amistosas de Occidente, a medida que aumentan las tensiones por el conflicto en Ucrania.

«En el caso de que se mantenga esta postura que claramente es muy agresiva de parte de nuestros colegas occidentales, vamos a adoptar una medidas militares y técnicas que sean apropiada», dijo durante una reunión en el ministerio de Defensa, en un momento en que crece el temor a una invasión rusa a Ucrania.

«El refuerzo en las fronteras rusas de los agrupamientos militares de Estados Unidos y la OTAN, así como la organización de maniobras militares de amplitud, constituyen una fuente seria de preocupación» afirmó Putin, en momentos en que Occidente acusa al Kremlin de haber desplegado decenas de miles de soldados en la frontera con Ucrania en preparación de una ofensiva.

El presidente ruso subrayó nuevamente la necesidad, a su entender, de que Estados Unidos y la OTAN brinden garantías de seguridad a Rusia firmando tratados que prohíban la ampliación de la Alianza Atlántica.

Putin ya había hecho este tipo de exigencias jurídicas a su homólogo estadounidense, Joe Biden, durante su videoconferencia a principios de diciembre.

Moscú se anexionó la península ucraniana de Crimea y se sospecha de su apoyo a los separatistas prorrusos del este de Ucrania en una guerra que dejó cerca de 13.000 fallecidos desde 2014. Además, venció con facilidad a Georgia en 2008.

Occidente se niega a cerrarle la puerta de la OTAN a estos dos países, pero han congelado, de facto, sus procesos de adhesión.

Otro artículo de interés: Polonia y Lituania apoyan a Ucrania amenazada por Rusia

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s