España reclama millonaria suma a Venezuela por fraude contractual

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Luis García (Zaqarbal)

Lectura: 3 minutos

La Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (Cesce) ha iniciado los trámites para reclamar formalmente a Venezuela 138 millones de euros (unos 155 millones de dólares) de indemnización por incumplir un contrato adjudicado para modernizar una línea del metro de Caracas.

Así lo anunció el secretario de Estado español de Economía y Apoyo a la Empresa, Gonzalo García Andrés, durante una intervención en el Congreso, cuando explicó que Cesce pagó esa cantidad a las compañías afectadas por el incumplimiento y que ahora reclama el importe a las autoridades venezolanas.

«Es el resultado de una operación de aseguramiento de cobertura antigua por parte de la Cesce. El siniestro ya se había producido en el año 2009, pero no solicitó una indemnización a la espera de ejecutar la obra finalmente. Ahora la situación ha cambiado porque ya se ha producido la reclamación de indemnización», detalló García Andrés.

La aseguradora ─en la que además del Estado también participan como accionistas el Banco Santander y el BBVA─ es uno de los instrumentos utilizados por España para fomentar la internacionalización de sus empresas a través de la firma de pólizas de cobertura cuando operan en países terceros, con el objetivo de ofrecer protección, facilitar que se presenten a concursos y puedan obtener financiación.

El contrato de rehabilitación del metro de Caracas se firmó en 2008 con un consorcio de empresas españolas.

En casos de fraude empresario la oposición de Venezuela denunció que varias empresas cubanas del sector de telecomunicaciones «han hecho fortuna» en el país mediante contratos suscritos con el Estado e instituciones públicas venezolanas, lo que ha favorecido a ambos regímenes.

«Cubatel, Copextel, Albet y Etecsa son empresas cubanas que han hecho fortuna gracias a contratos con empresas del Estado e instituciones públicas de Venezuela», explicó Julio Borges, representante del líder opositor Juan Guaidó para las Relaciones Exteriores, «esto le ha permitido a la dictadura de Maduro copiar el sistema cubano de control político y financiar a La Habana».

Según Borges, se trata de «un mecanismo para profundizar la penetración cubana en el país y financiar a la dictadura castrista» a través de dichas compañías, que suman «más de 5.000 millones de dólares en contratos», pese a carecer de conocimiento en el sector.

«Cuando se revisan a fondo los contratos, uno se percata que estas empresas no tenían experiencia en el área. Además, fueron contratos secretos, que se dieron de espaldas al país y que en muchos casos constituyen una violación flagrante a la soberanía», sentenció.

«Por ejemplo, Cuba tuvo acceso al sistema de identidad de Venezuela», precisó también Borges.

Asimismo, indicó que La Habana «es el sostén más importante de Nicolás Maduro», quien ya no contaría con el soporte que tenía.

«Maduro se ha quedado sin apoyos. Solo le quedan Cuba, Irán y el crimen organizado. La inteligencia cubana es la que le permite perseguir a la Fuerza Armada y a la sociedad civil. Es un aparataje dictatorial montado para desmontar la lucha interna del pueblo venezolano», aseguró Borges.

En su opinión, ante esta situación, «el mundo debe presionar a Cuba y a Maduro para lograr una transición».

Otro artículo de interés: Oposición gana tres gobernaciones en Venezuela

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s