Mali explica presencia de soldados rusos en territorio

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Ministry of Defence of the Russian Federation*

Lectura: 3 minutos

El gobierno militar de Mali ha negado haber contratado mercenarios rusos del controvertido Grupo Wagner, que ha sido sancionado por la Unión Europea por reiterados abusos de derechos humanos.

Francia y otras 15 naciones occidentales condenaron la semana pasada el despliegue de combatientes de Wagner por parte de Rusia en Mali.

El gobierno de transición de Mali dice que solo está comprometido con entrenadores militares oficiales rusos. Sin embargo los analistas opinan que la participación militar de Rusia en Mali aumenta a medida que las tropas francesas se reducen.

El gobierno de transición de Mali negó este mes lo que llamó «acusaciones infundadas» de contratar a la controvertida empresa de seguridad rusa Wagner Group para ayudar a combatir a los insurgentes islamistas.

Los gobiernos occidentales y los expertos de la ONU han acusado a Wagner de abusos de derechos humanos, incluido el asesinato de civiles, en la República Centroafricana y Libia.

La respuesta se produjo el viernes después que las naciones occidentales hicieran las acusaciones, que el gobierno militar de Mali desestimó con la exigencia de que proporcionen pruebas independientes.

La declaración del bloque occidental dice que lamentan profundamente la decisión de las autoridades de transición de utilizar fondos públicos ya escasos para pagar a mercenarios extranjeros en lugar de apoyar a sus propias fuerzas armadas y al pueblo de Mali.

La declaración también pidió al gobierno ruso que se comporte de manera más responsable, acusándolo de brindar apoyo material al despliegue del Grupo Wagner, lo que Moscú niega.

El gobierno de Mali reconoció lo que llamó «entrenadores rusos» en el país.
Dijo que estuvieron presentes para ayudar a fortalecer las capacidades operativas de sus fuerzas de defensa y seguridad.

Aly Tounkara es directora del Centro de Estudios Estratégicos y de Seguridad en el Sahel, un grupo de expertos con sede en Bamako.

Dice que es difícil saber si la presencia de seguridad rusa es militar o mercenaria, pero, independientemente, es probable el apoyo en lugar de luchar en el frente.

Esto podría permitir que el ejército de Mali tenga victorias sobre el enemigo que se atribuirán, dice Tounkara, lo que no fue el caso de las fuerzas francesas.

Señala que la segunda ventaja es que las victorias sobre los extremistas podrían permitir que el ejército de Mali se legitime. Debemos recordar, dice Tounkara, que una de las razones de la salida forzada del presidente Keita fue que la situación de seguridad era insosenible.

El presidente de Mali, Ibrahim Boubacar Keita, fue derrocado en un golpe de estado en 2020 encabezado por el coronel Assimi Goita después de meses de protestas contra el gobierno, muchas de ellas por el empeoramiento de la seguridad.

Goita lanzó un segundo golpe en mayo que destituyó a los líderes del gobierno interino, pero prometió celebrar elecciones en 2022.

La Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) ha estado presionando al gobierno militar de Malí para que celebre elecciones aún sin respuesta.

*Imagen ilustrativa.

Otro artículo de interés: Conflicto internacional por mercenarios rusos en Mali

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s