Inquietantes temblores en política económica y financiera china

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: moerschy en Pixabay

Lectura: 8 minutos

El presidente del regulador de valores chino, Yi Huiman, dijo que China estabilizará y reformará sus mercados de capital el año próximo, dijo el jueves la agencia estatal de noticias Xinhua.

Yi dijo que Pekín reformará su mercado de valores el próximo año para adoptar un sistema amplio de ofertas públicas iniciales basado en el registro, que está adoptado en la actualidad solo en la recién establecida Bolsa de Beijing, ChiNext y STAR Market.

«Las condiciones para emplear un sistema amplio de OPI (primera salida a bolsa) basado en el registro se están cumpliendo de forma gradual», dijo Yi a Xinhua. «Estamos intensificando los esfuerzos para formular un plan de reforma del sistema de registro en todo el mercado (…) para garantizar su implementación sin problemas».

Yi también dijo que China acelerará la reforma de su sistema de cotización en el extranjero y fortalecerá su cooperación con la regulación internacional de valores.

En términos de regulación, la Comisión Reguladora de Valores de China intensificará el escrutinio de las actividades de recaudación de fondos y fusiones y adquisiciones en algunas áreas sensibles, dijo Yi a Xinhua.

Asimismo, agregó que China intentará desactivar los riesgos de impagos de deuda y eliminar sus efectos secundarios, sin duda una preocupación creciente en el país a raíz de los problemas del gigante inmobiliario Evergrande, y no es el único.

Los problemas con la deuda del sector inmobiliario de 5 billones de dólares de China, incluido China Evergrande Group, están siendo ampliamente observados por los mercados financieros mundiales preocupados por un contagio más amplio.

Otro caso preocupante, la empresa china de transporte por carretera Didi Global informó el miércoles de un descenso del 1,7% en los ingresos del tercer trimestre, ya que su negocio nacional se ha visto afectado por las medidas regulatorias de Beijing.

Daniel Zhang, el director ejecutivo del gigante chino del comercio electrónico Alibaba Group Holding, que había desempeñado el cargo de director en la junta de Didi desde 2018 ha renunciado a su cargo, dijo la compañía.

Le sucede Yi Zhang, un director legal con experiencia de Alibaba Group.

Las autoridades chinas expresaron severas críticas contra Didi tras su debut en la Bolsa de Nueva York en junio, exigiéndole que se retirara de las tiendas de aplicaciones móviles mientras la Administración del Ciberespacio de China (CAC, por sus siglas en inglés) investigaba su gestión de los datos de clientes.

Las acciones de Didi, que se habían disparado en su salida a bolsa dando a la compañía una valoración de 80.000 millones de dólares, el mayor debut de una empresa china en Estados Unidos desde 2014, han caído desde entonces un 65%.

Los ingresos del tercer trimestre de Didi, finalizado el 30 de septiembre, cayeron a 42.700 millones de yuanes (6.710 millones de dólares), frente a los 43.400 millones de yuanes del año anterior.

Didi, que está ampliando su presencia en Europa y Sudamérica, dijo que los ingresos de sus operaciones internacionales casi se duplicaron hasta alcanzar los 966 millones de yuanes en el trimestre.

Se prevé que China agregue estímulos para estabilizar el crecimiento el próximo año, y varios ministerios prometieron adoptar medidas más proactivas para revertir la desaceleración causada por el empeoramiento de la caída del sector inmobiliario, la debilidad del consumo y el coronavirus.

A medida que aumenta la presión a la baja sobre la economía, garantizar la estabilidad se ha vuelto la principal prioridad de los máximos dirigentes para el próximo año, y pidieron a todas las regiones y ministerios que compartan la responsabilidad de alcanzar ese objetivo. Atendiendo a este llamado, el banco central se comprometió a introducir de forma proactiva políticas monetarias que favorezcan la estabilidad económica.

El Banco Popular de China utilizará una serie de herramientas de política monetaria para mantener una liquidez «razonable y amplia» y garantizar que el crecimiento del crédito sea estable, según un comunicado emitido el lunes por la noche tras la conferencia de planificación del banco para 2022. El mismo día, el Ministerio de Finanzas anunció que implementará de forma proactiva políticas fiscales para estabilizar el crecimiento, con mayores recortes de impuestos y tasas previstos para 2022.

La economía de China se ha desacelerado en los últimos meses, con el desplome del mercado inmobiliario que afecta a los endeudados promotores y también merma la producción industrial, provoca la caída de los precios de las viviendas y debilita la inversión y el consumo privado. La aparición de la variante ómicron es una amenaza adicional para la economía, ya que podría afectar la demanda de exportaciones y el endurecimiento de las restricciones en el país podría perjudicar aún más el gasto.

El mes pasado, las ventas de propiedades residenciales y la superficie de nuevas viviendas iniciadas por los promotores inmobiliarios cayeron alrededor de un 20% respecto al año anterior, lo que redujo el ritmo del gasto global en inversión. El crecimiento de las ventas minoristas disminuyó al 3,9% en noviembre con respecto al año anterior, ya que la gente se quedó en casa ante los nuevos brotes del virus, mientras que la producción industrial aumentó 3.8%.

A principios de este mes, el Banco Popular de China permitió a los bancos bajar la tasa de referencia para préstamos en cinco puntos básicos después de liberar 1,2 billones de yuanes (US$188.000 millones) de dinero al reducir la cantidad de fondos que los bancos deben mantener en reserva. También bajó la tasa de interés del programa de représtamos para pequeñas empresas. El crecimiento del crédito se recuperó en noviembre después de desacelerarse durante casi un año.

Hasta ahora, el Banco Popular de China ha adoptado un enfoque moderado en materia de estímulo monetario, pero crecen las expectativas de que hará más el próximo nuevo, especialmente si los problemas del mercado inmobiliario continúan y el consumo privado no se recupera. El comunicado del lunes del banco central se produce después de que se comprometiera la semana pasada a ser más proactivo en el uso de herramientas de política para brindar un mayor apoyo a la economía real en 2022.

El banco central se centrará en hacer que las finanzas sirvan mejor a la economía real en 2022, dijo el gobernador del Banco Popular de China, Yi Gang, en un entrevista con Xinhua publicada el martes. Según Yi, eso significa mantener estable el crecimiento del crédito para que la oferta monetaria y el financiamiento social total aumenten al mismo ritmo que el producto interno bruto nominal; optimizar la estructura de los préstamos con más préstamos a las pequeñas empresas y a las empresas ecológicas o tecnológicas; y reducir constantemente los costes de financiamiento.

El optimismo por un mayor apoyo a la liquidez por parte del banco central ayudó a impulsar los rendimientos de los bonos a 10 años por debajo del 2,8% el martes tocando el mínimo desde junio de 2020. Esa caída se produjo después de que el Banco Popular de China inyectara la mayor cantidad de efectivo a corto plazo en el sistema bancario en dos meses, ya que la demanda de liquidez aumentó antes de fin de año

Los recortes de impuestos y tasas del próximo año superarán la estimación de 1 billón de yuanes (US$157.000 millones) en reducciones en 2021, según un comunicado del Ministerio de Finanzas tras su conferencia anual de planificación.

Otro artículo de interés: Ruta de la Seda china también envuelve a Latinoamérica

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s