Amenazante discurso de Xi sobre Taiwán

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Xi Jinping, secretario general del Comité Central del Partido Comunista chino / Foto: Kremlin

Lectura: 4 minutos

El presidente de China, Xi Jinping, dijo el viernes en su discurso de fin de año que una aspiración común entre los «chinos a ambos lados del Estrecho de Taiwán» es «lograr la completa reunificación de la patria», en obvia referencia a Taiwán, un país independiente de facto que Beijing considera una provincia rebelde a la que busca asfixiar diplomáticamente a nivel internacional.

«Espero sinceramente que todos los hijas e hijas de la nación china unan fuerzas para crear un mejor futuro para nuestra patria», dijo Xi. En la semana, autoridades de Beijing advirtieron que China adoptaría «drásticas medidas» si Taiwán, un país democrático con control de sus fronteras y aliado de Occidente, decide tomar acciones para formalizar su independencia.

Xi repasó algunos de los hechos más relevantes del año en China, entre los que destacaron los homenajes por el centésimo aniversario de la fundación del Partido Comunista de China el pasado julio: «Estuvimos en Tiananmén tras un viaje histórico turbulento», declaró Xi, que prometió esfuerzos para que los comunistas chinos estén «a la altura de los tiempos».

Tras un año en el que se reforzó el control de Pekín sobre la excolonia británica de Hong Kong, Xi aseguró que «la patria siempre se ha preocupado por la prosperidad de Hong Kong y Macao», donde, «mediante esfuerzos», el sistema de un país y dos sistemas podrá «ser estable». Asimismo, llamó a los miembros del partido a mantenerse atentos para sacar adelante el objetivo de convertir a China en una potencia global.

En 2021 Xi declaró a China una nación «moderadamente próspera», un hito en su camino para convertir al país en líder mundial de acá al año 2049, cuando se cumpla el centenario de la fundación de la República Popular de China. «Debemos tener una perspectiva de largo plazo, ser conscientes de los riesgos potenciales, mantener el enfoque y la determinación», sostuvo en su discurso televisado este viernes.

El mundo sin embargo no circula en la carretera que Xi pretende, con el comunismo chino decidido a enfrentar toda manifestación adversa.

Beijing convocó al embajador japonés en China por las «declaraciones extremadamente erróneas» del exprimer ministro Shinzo Abe sobre Taiwán, anunció el ministerio de Relaciones Exteriores a principios de mes.

En un discurso por video en un foro organizado por un centro de estudios taiwanés, Abe dijo que una emergencia para Taipéi lo sería también para Japón, y advirtió que «la gente en Beijing, en especial el presidente Xi Jinping, no deben equivocarse con eso».

«Una aventura militar sería un camino al suicidio económico», agregó Abe, en momentos que China aumenta las incursiones de sus aviones militares a la zona de defensa aérea de Taiwán.

En respuesta, el ministerio chino de Relaciones Exteriores llamó el miércoles al embajador japonés Hideo Tarumi para decirle que los comentarios de Abe «interfieren gravemente» en los asuntos internos de China.

«Históricamente, Japón ha lanzado una guerra de agresión contra China, cometiendo crímenes atroces contra los chinos», dijo Hua Chunying, asistente del ministro de Relaciones Exteriores, en la declaración.

«Él no tiene el derecho o el poder de hacer declaraciones irresponsables sobre el tema de Taiwán», agregó.

Taiwán, una isla de gobierno democrático, vive bajo la amenaza de una acción militar china, que considera a la isla como parte de su territorio y dice que pretende recuperarla.

Beijing intensificó la presión sobre la isla desde la llegada al poder de la presidenta Tsai Ing-wen, quien rechaza que Taiwán sea parte de «una sola China».

El Pentágono reveló esta semana planes de reforzar y expandir sus bases militares en Guam y Australia, con miras a China.

Con las fuertes tensiones entre Beijing y Washington, Japón se encuentra en una situación difícil entre las dos potencias mundiales, que también son sus aliados comerciales.

Pero Tokio ha sido cada vez más directo en sus críticas a la expansión marítima y fortalecimiento militar de China y ha protestado por la presencia de buques chinos alrededor de islas en disputas.

Otro artículo de interés: Ruta de la Seda china también envuelve a Latinoamérica

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s