Buenas perspectivas para principal economía de Europa

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Sharon Hahn Darlin

Lectura: 5 minutos

El Instituto de Economía Alemana (IW por sus siglas en alemán), con sede en Colonia y cercano a los empresarios, recibió señales claras de crecimiento de Alemania para el año 2022. Ninguna de las asociaciones encuestadas ─48 asociaciones─ teme un descenso de la producción en 2022 a pesar de sectores en los que se esperan recortes de empleo, pero el crecimiento en otros ámbitos lo compensará con creces.

Según IW, el entorno económico actual se caracteriza por el fuerte aumento de las infecciones por COVID-19 desde octubre de 2021, los riesgos que plantean otras variantes del virus y la incertidumbre sobre las reacciones políticas.

Hace un año, la pandemia había provocado graves restricciones y la recuperación industrial había empezado a tambalearse. Esto puede compararse con la situación actual, ya que los datos de la encuesta se recogieron también en diciembre, al igual que el pasado 2020.

Los pronósticos incluyen datos actuales. «Estamos conscientes del aumento de las cifras de nuevos contagios desde noviembre y del debate al respecto», aclara el director de IW, Michael Hüther, en entrevista con DW.

Para 2022, la encuesta revela un «amplio optimismo». Sin embargo, seis de los 48 sectores encuestados dicen estar en peor situación que hace un año. Según Hüther, estas son las empresas más afectadas por la pandemia. Lo que se aplica, por ejemplo, a la industria de las ferias, ya que alrededor del «70% de las ferias de este año (2021) y de 2020 fueron canceladas».

El sector naval también se ve afectado, porque «todavía no hay perspectivas para los cruceros». En tanto, los problemas en el sector del papel son algo diferentes, «porque los precios del papel usado se han disparado».

Otra área que se ha visto fuertemente afectada por la pandemia son los proveedores de servicios. Para Hüther, esto no sorprende, porque durante la pandemia «las empresas o cierran o se ven tensionadas por las regulaciones (que solo permiten acceso a los vacunados o recuperados de COVID-19). A las empresas les cuesta ajustar sus capacidades».

Sin embargo, la encuesta de IW también muestra que hay signos de una mejora moderada en los distintos sectores de servicios; en cualquier caso, ninguno espera un descenso de la actividad en este ámbito. En el sector financiero, sin embargo, se espera un estancamiento: «Por un lado, el negocio del crédito debería verse favorecido tras la recuperación de la inversión, aunque , por otro lado, están teniendo márgenes de ganancia persistentemente bajos», dicen los economistas de IW.

En general, las perspectivas de producción de las empresas encuestadas por IW indican una confianza predominante para el próximo año. Casi la mitad de las más de 2.800 empresas encuestadas esperan un aumento de la producción o de la actividad empresarial y la mayor confianza se observa en los sectores de servicios e industrias. En la construcción, sin embargo, el potencial de recuperación y las perspectivas de producción para 2022 son comparativamente algo más débiles, porque este sector se ha visto menos afectado por la pandemia.

Alemania ha superado la crisis bastante bien, al menos en lo que respecta a la situación del mercado laboral. Hüther ve la razón de esto claramente en la «asignación de trabajos de media jornada, que funcionan bien y muy rápidamente. Por eso muchas personas se han salvado del desempleo».

La encuesta de IW sugiere un nuevo aumento del empleo. En 21 de las 48 asociaciones participantes se espera un aumento de este ámbito para el 2022. En los sectores farmacéutico, eléctrico, metalúrgico, de construcción y en los oficios especializados hay una «necesidad desesperada de personal». En el sector de los servicios, el año que viene se contratará más personas en las áreas de expedición, inversión y arrendamiento, información y publicidad.

En cambio, en las industrias para las que se prevé un descenso de la actividad inversora en 2022, es probable que se reduzca el empleo. En el sector financiero, por ejemplo, se perderán puestos de trabajo como consecuencia del cambio estructural que implica el uso creciente de la banca en línea, lo que llevará al cierre de sucursales. La pandemia acelerará la digitalización y la transformación de modelos empresariales completos, lo que también podría provocar despidos.

Sin embargo, la recuperación económica no ocurrirá por sí sola. Según Hüther, esto requerirá medidas de acompañamiento por parte del Estado, que debe «demostrar por fin su capacidad de actuar».

Para ello, se deben acompañar anuncios con hechos. Al fin y al cabo, partes del acuerdo de la coalición de gobierno están dedicadas al tema de la «modernización estatal y cambio digital». Ahí es donde se encuentran las «tareas principales». Objetivos como la neutralidad climática o la transformación digital no pueden alcanzarse siguiendo los mismos planteamientos de siempre. Así que hay «preguntas muy concretas: ¿cómo puede el Estado volver a hacer efectiva y fiable su actuación?».

Según Hüther, esto debe «ponerse en marcha muy rápidamente».

Otro artículo de interés: Inflación en eurozona duplica estimación inicial para 2021

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s