Fue detenido jefe de espías en Kazajistán

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Karim Massimov, antiguo director del KNB y ex primer ministro kazajo / Foto: Cancillería del Ecuador

Lectura: 4 minutos

La temible Dirección de Inteligencia de Kazajistan informó la detencion de un exjefe del organismo bajo el cargo de «alta traición al país», en medio de una revuelta apenas contenida por tropas rusas enviadas por el presidente Vladímir Putin.

Karim Massimov, el acusado, fue un actor central en la presidencia kazaja hasta pocas semanas atrás, fecha imprecisa por el silencio y la rigurosa censura a la prensa que rige en el país.

El Kremlin informó el sábado que el presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo kazajo, Kassym Jomart Tokayev, mantuvieron una «larga» conversación telefónica después de los disturbios sin precedentes que alteraron la vida de un gobierno acusado de corrupción y ambición política sin prestar atención a los reclamos de la población.

La AFP sostiene que la detención de Karim Massimov, un ex primer ministro y durante mucho tiempo aliado del expresidente y fundador del país Nursultán Nazarbáyev, es la primera consecuencia de gravedad en la crisis que soporta el país, la más grave en varios años.

Un portavoz de Nazarbáyev desmintió rumores de que el exmandatario hubiera huido de Kazajistán, y efectuó un llamado a «no difundir informaciones falsas y especulativas».

Nazarbáyev llamó a «todos los ciudadanos a unirse en torno al presidente de Kazajistán para permitirle superar esta crisis y garantizar la integridad del país», informó en Twitter Aidos Ukibay, su portavoz.

El mayor país de Asia central ha sido escenario de protestas que estallaron el domingo en las provincias, tras un aumento en el precio del gas, y se extendieron a otras ciudades, y sobre todo a Almaty, la capital económica, donde las manifestaciones se convirtieron en violentos disturbios.

Un contingente compuesto en su mayoría por tropas rusas, con pequeños grupos de otros países dominados por Moscú ─solo para ofrecer una imagen de aliados─ comenzó a llegar al país a principios de la semana.

Las tropas llegaron a esta antigua república soviética para apoyar al gobierno y proteger los edificios oficiales, junto a las fuerzas de seguridad locales.

Los presidentes Putin y Tokayev «intercambiaron opiniones sobre las medidas para restaurar el orden en Kazajistán», informó el sábado el Kremlin sobre la conversación de los mandatarios, añadiendo que ambos acordaron seguir en contacto «permanente».

Casi en simultaneo el Comité de Seguridad Nacional (KNB) anunció en un comunicado que el anterior Director Karim Massimov, había sido detenido el jueves tras iniciarse una investigación por delitos de alta traición.

«El 6 de enero de este año, el Comité de Seguridad Nacional ha iniciado una investigación prejudicial por alta traición», indicó el comunicado.

«El mismo día, bajo sospecha de cometer este crimen, el antiguo director del KNB Karim Massimov fue arrestado y puesto en un centro de detención temporal, junto a otros», agrega.

Massimov fue despedido de su cargo como jefe del KNB esta semana después que grupos de manifestantes furiosos contra el gobierno invadieran edificios gubernamentales de Almaty.

Las autoridades del país aseguraron el viernes que la situación estaba bajo control, pero el presidente Tokayev dijo el mismo día que autorizaba a la policía a disparar sin previo aviso y descartó negociar con los manifestantes.

El presidente Tokayev prometió «eliminar» a los «bandidos» que han provocado estos disturbios, que según él son «20.000» y tenían «un plan claro».

Según el ministerio del Interior, 26 «criminales armados» murieron. Por su parte, las fuerzas de seguridad reportaron 18 muertos y 748 heridos entre sus efectivos.

Más de 4.000 personas han sido detenidas, incluyendo algunos extranjeros, según el ministerio.

Este sábado la oficina del presidente Tokayev informó que el lunes sería declarado día de duelo nacional.

No había señales de nuevos enfrentamientos el sábado por la mañana pero, según algunos testigos, hubo disparos.

El gobierno autoritario y alejado de prácticas democráticas del presidente Tokaiev insiste en acusar a infiltrados extranjeros que en combinación con actores locales promueven actos de terrorismo para derrocarlo.

Otro artículo de interés: Continúan protestas en Kazajistán

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s