Gigante astillero alemán Werften se declaró en quiebra

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: AmWasser

Lectura: 2 minutos

Conmoción en la industria naval alemana, con traslado al resto de Europa, por la quiebra de la compañía naval que arrastra también a proveedores de una amplia red de comercio internacional.

Después que fracasara un intento por llegar a un acuerdo de rescate con el Gobierno alemán y el ejecutivo del estado federado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental (en el este de Alemania), el astillero MV Werften decidió presentar el lunes una solicitud de insolvencia.

La coordinadora del Gobierno federal para la industria marítima, Claudia Müller, ha calificado de muy triste la quiebra de la compañía, y recordó que otros astilleros en la región están funcionando con mucho éxito.

«El Gobierno hizo todo lo posible para evitar la insolvencia y salvar los puestos de trabajo. Sin embargo los propietarios rechazaron nuestra oferta de ayuda y la consecuencia es la insolvencia», dijo hoy el ministro de Economía, Robert Habeck.

El Gobierno alemán había ofrecido ayudas a cambio de mantener los puestos de trabajo y hacer también una contribución monetaria propia. El propietario, el consorcio asiático Genting, no aceptó las condiciones. La insolvencia afecta a cerca de 1.900 trabajadores cuyo destino no está claro.

Desde el comienzo de la pandemia, el astillero se había visto afectado por una grave crisis. La empresa no consiguió asegurar el 75% de la financiación para la construcción del crucero «Global Dream» que tenía un costo estimado de 1.500 millones de euros.

Se trataba de uno de los cruceros más caros de la historia y estaba pensado exclusivamente para el mercado asiático. El Gobierno alemán se había mostrado dispuesto a poner a disposición de la empresa 600 millones de euros provenientes del Fondo de Estabilización Económica. El barco debía servir como garantía y Genting debía además proporcionar 60 millones de euros de capital propio.

La empresa sostiene que las condiciones que exigía el Gobierno eran imposible de asumir. Genting asegura haber invertido cerca de 2.000 millones de euros en Mecklemburgo-Pomerania Occidental y de haber duplicado los puestos de trabajo. «Sin el coronavirus nunca le hubiéramos pedido un solo euro al Gobierno», dijo el presidente de Genting-Hongkong, Colin Au, en declaraciones que recoge la prensa alemana.

Otro artículo de interés: Alerta por inflación en Alemania

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s