Londres envía misión a Moscú por crisis en Ucrania

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergéi Lavrov / Foto: МИД России

Lectura: 4 minutos

El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, aceptó una invitación para reunirse con su homólogo británico, Ben Wallace, para conversar sobre la crisis en la frontera entre Rusia y Ucrania, indicó el sábado una fuente de la cartera de defensa del Reino Unido.

«El secretario de Defensa se alegra que Rusia haya aceptado la invitación para hablar con su homólogo», dijo la fuente, que no detalló cuándo se llevará a cabo la reunión.

«Dado que la última reunión bilateral entre nuestros dos países tuvo lugar en Londres en 2013, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, propuso reunirse en Moscú», añadió.

Por parte británica, «el ministro dejó claro que exploraría todas las vías para lograr la estabilidad y la resolución de la crisis ucraniana», añadió la fuente, que precisó que aún estaba «en comunicación con el gobierno ruso» sobre los detalles prácticos.

Asimismo, durante esta jornada se dio a conocer que la ministra británica de Asuntos Exteriores, Liz Truss, visitará Moscú en febrero para mantener conversaciones con su con su homólogo ruso, Sergei Lavrov, según informó la agencia de noticias RIA, citando una fuente diplomática.

«La ministra británica de Asuntos Exteriores ha pedido la oportunidad de viajar a Moscú para conversar con Lavrov. Moscú ha aprobado la visita para febrero», confirmó la fuente.

Los anuncios de estas reuniones bilaterales se producen en un momento de cierta distensión e incertidumbre entre Occidente y Moscú, iniciada el viernes, tras varias semanas de escalada verbal, en conversaciones en Ginebra entre los jefes de la diplomacia rusa y estadounidense, Serguéi Lavrov y Antony Blinken.

Ambos acordaron continuar sus conversaciones «francas» la semana que viene, lo que da al Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, la esperanza de que «no se produzca» una invasión rusa o una incursión militar en Ucrania.

Occidente acusa a Rusia de concentrar decenas de miles de tropas en la frontera para preparar un ataque e invadir al antiguo país soviético. El Kremlin, en tanto, niega cualquier intención bélica pero condiciona la desescalada a tratados que garanticen la no expansión de la OTAN, en particular a Ucrania, así como a la retirada de la Alianza Atlántica del este de Europa.

Los occidentales consideran esto inaceptable y amenazan a Rusia con duras sanciones en caso de ataque.

La Organización del Tratado de Atlántico Norte (OTAN) rechazó el viernes retirar sus tropas de Bulgaria y Rumania. «Las exigencias de Rusia crearían miembros de la OTAN de primera y de segunda clase y eso no lo podemos aceptar», dijo la portavoz Oana Lungescu, quien añadió que la Organización militar transatlántica «no renuncia» a defender y proteger a sus integrantes y «continúa evaluando la necesidad de reforzar la parte oriental de nuestra alianza».

La OTAN «siempre responderá a cualquier deterioro de seguridad, incluso fortaleciendo nuestra defensa colectiva», dijo Lungescu. Rusia pide la firma de acuerdos para que la OTAN cese su proceso de ampliación y retorne a la arquitectura de seguridad construida en Europa tras el fin de la Guerra Fría y la disolución de la Unión Soviética.

Ante esa demanda, la OTAN responde que a Rusia no le corresponde decidir qué países pueden o no sumarse a la organización. La demanda de retirada de «fuerzas, equipos y armamentos extranjeros» de Rumania y Bulgaria fue presentada durante las conversaciones que mantuvieron en Ginebra, Suiza, el canciller ruso, Serguéi Lavrov, y el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken.

La OTAN sale así a respaldar a Bulgaria, que había pedido hoy a Moscú que respetara su «elección explícita de política exterior» de unirse a la Alianza y reclamó que Rusia mantenga «un diálogo constructivo con esta en el Consejo OTAN-Rusia, dirigido a un futuro con una Europa más unida y segura, basada en el Estado de derecho y la estricta implementación de los compromisos internacionales».

«Los territorios nacionales de los miembros de la OTAN son también territorios de la Alianza. Las fuerzas armadas de los Aliados son también fuerzas armadas de la OTAN. El Tratado de Washington no prevé una «segunda categoría» de aliados ni una defensa colectiva selectiva/limitada», advirtió en Twitter la delegación búlgara ante la OTAN.

Otro artículo de interés: Bulgaria rechaza presión rusa que pretende dividir OTAN

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s