Australia ofrece gas a UE para frenar a Putin

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Ministro australiano de Energía, Angus Taylor / Foto: CEBIT AUSTRALIA

Lectura: 3 minutos

El Gobierno de Australia expresó este jueves que está dispuesto a abastecer de gas natural a sus «aliados» europeos a precios «asequibles», en caso de un corte del suministro por parte de Rusia.

La crisis en Ucrania está en el fondo del ofrecimiento australiano a Europa.

«Tenemos gas y esto nos pone en una posición de fortaleza para apoyar a nuestros clientes y aliados», dijo en una rueda de prensa el ministro australiano de Energía, Angus Taylor.

Australia, uno de los mayores productores de gas natural licuado del mundo, salió al cruce de la diplomacia del gas de Putin ofreciendo la venta del hidrocarburo a Europa.

Por su lado, el titular de Recursos, Keith Pitt, junto a Taylor aclaró que, si bien Europa no ha realizado «un pedido formal» de suministro de gas, el Gobierno de Australia está dispuesto a vendérselo a precios «sensatos y asequibles».

Pitt también remarcó que «la desestabilización» puede conllevar un impacto significativo en el precio del combustible y que ya se comienza a notar donde el costo de este recurso ya indica un aumento.

La oferta de Australia se dio a conocer después que Estados Unidos comenzara esta semana conversaciones con sus aliados europeos para «identificar» alternativas al gas ruso en otras partes del mundo, como el norte de África u Oriente Medio.

La tensión en Europa se ha elevado en las últimas semanas ante una posible invasión o incursión rusa en Ucrania, después que Moscú movilizara a unos 100.000 soldados en la frontera ucraniana.

En la región afectada pasan los gasoductos que abastecen de gas a los miembros del bloque de los Veintisiete, incluyendo España.

El 41% del gas natural que se consume en la Unión Europea (UE) proviene de Rusia, país que también es su principal proveedor de crudo y combustibles fósiles, según datos de la Oficina Europea de Estadística (Eurostat).

Putin ha redoblado su apuesta en la política exterior energética. El mandatario ruso ha modernizado las fuerzas de combate de su país y presionado con amenazas a los países vecinos y parte de la Unión Europea (UE).

La dependencia de Alemania de las importaciones de energía rusa ha vuelto a crecer considerablemente en la última década. La proporción rusa de abastecimiento de gas ha aumentado desde el 40 hasta el 55 por ciento desde 2012. También la proporción de petróleo ruso ha aumentado en este tiempo desde el 38 hasta el 42 por ciento.

Actualmente, la mitad de las casas alemanas se calientan con gas. Dependiendo del tiempo, el uso de la calefacción puede extenderse hasta bien entrado el mes de marzo. Pero los expertos están convencidos que la gente no debe preocuparse de que sus hogares vayan a quedar fríos en caso de escalada del conflicto ucraniano afirma la DW.

El dominical Frankfurter Allegemeine Sonnstagszeitung (FAS) cita al respecto a Andreas Goldthau, experto en energía de la Sociedad Alemana para Política Exterior (DGAP, por sus siglas en alemán): «Si solo se trata de la oferta global, mañana mismo podríamos sustituir el gas ruso», asegura Goldthaz.

Otro artículo de interés: Europa bajo tenaza del gas ruso

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s