Dictadura que gobierna Mali expulsa al embajador de Francia

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Ministra de Defensa francesa, Florence Parly / Foto: EU2017EE Estonian Presidency

Lectura: 5 minutos

El embajador francés Joër Meyer tiene 72 horas para salir de territorio maliense a partir de este lunes. Las tensiones entre Bamako y París crecen luego de que los golpistas decidieran negociar con mercenarios rusos para combatir el terrorismo.

Francia decidió cortar la asistencia militar a Mali después que una junta militar derrocara al gobierno civil, que había solicitado ayuda para combatir al terrorismo islámico. Los nuevos gobernantes decidieron cambiar el sistema de seguridad contratando a la empresa privada Wagner, ligada al presidente ruso Vladímir Putin, según la prensa internacional.

La ministra de Defensa Florence Parly, advirtió que Francia no seguirá implicada militarmente «a cualquier precio» en Mali, donde tiene tropas estacionadas desde 2013 para luchar contra los grupos musulmanes radicales.

Sin decirlo, la ministra se refería a los múltiples desaires de la junta militar que está en el poder en Bamako.

Hablando con radio France Inter, Parly afirmó que París quiere continuar su misión en el Sahel porque «no podemos permitir que se constituyan santuarios yihadistas o terroristas en esa parte del mundo». Pero reconoció que las condiciones de esa intervención «son cada vez más difíciles».

La principal razón son los gestos de la junta militar de Mali, salida de los dos sucesivos golpes de Estado en 2020 y 2021 que, a su juicio, tiene una legitimidad «discutible» porque no ha respetado el calendario para organizar elecciones y devolver el poder a los civiles y pretende mantenerse «el mayor tiempo posible».

La ministra hizo notar que esa actitud de la junta es la que llevó a la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) a decretar un embargo para forzar la convocatoria a elecciones.

La dictadura que gobierna en Bamako rechaza la presencia de la fuerza militar europea «Takuba» que está liderada por Francia.

Sorpresivamente se acercaron a la empresa de seguridad Wagner, vinculada con el presidente ruso, Vladímir Putin.

Parly dijo que «no podemos seguir en Mali a cualquier precio» y que Francia está discutiendo la situación con sus socios internacionales.

Francia decidió enviar un contingente militar a Mali en 2013, solicitada por las autoridades del país ante el riesgo del avance de los insurgentes islámicos, que controlan varias regiones en el norte y antes que conquisten el resto del territorio.

Actualmente hay unos 5.000 soldados franceses en la fuerza aliada denominada Barkhane desplegada por varios países del Sahel y en el dispositivo europeo Takuba para asistir al ejército de Mali.

El gobierno de Mali otorgó un plazo perentorio de 72 horas para abandonar el país tras los «escandalosos» comentarios realizados por las autoridades francesas sobre el régimen militar que lidera el estado africano.

Asi lo señaló un comunicado leído en la televisión pública maliense. Meyer se presentó esta mañana ante el ministro de Relaciones Exteriores, Abdulaye Diop, quien le comunicó la instrucción.

El canciller frances Jean-Yves Le Drian, dijo el viernes que la junta militar de Mali estaba «fuera de control», en medio de las crecientes tensiones entre los dirigentes malienses y sus aliados europeos.

Le Drian también señaló que el actual gobierno de Mali era ilegítimo. En tanto, la ministra de Defensa gala, Florence Parly, aseguró el sábado que las tropas francesas presentes en Mali para combatir a los grupos yihadistas no se van a quedar allí a cualquier precio.

«El embajador francés en Bamako fue convocado y notificado de la decisión del gobierno de invitarlo a dejar el territorio nacional en las próximas 72 como consecuencia de los comentarios hostiles y escandalosos vertidos recientemente por el ministro francés de Asuntos Exteriores», dice el comunicado de los golpistas.

Bamako y sus aliados europeos se han distanciado tras una serie de desaires de las nuevas autoridades malienses contra las fuerzas militares francesas. Los golpistas han expresado su descontento con la presencia de la fuerza militar europea Takuba que lidera Francia y han estado negociando con la empresa rusa de mercenarios Wagner, que se vincula con el presidente ruso, Vladímir Putin.

Francia mantiene en el Sahel la operación Barkhane, con unos 5.100 militares, para la lucha contra el terrorismo y el mantenimiento de la estabilidad en una región de cada vez mayor importancia para Europa.

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció el pasado día 9 que a lo largo de este año comenzará a reducir a la mitad ese dispositivo, que se mantiene desde 2014, un proceso en el que se cerrarán algunas de las bases en el norte de Mali.

Otro artículo de interés: Francia despliega militares en Rumania y se aleja de Mali

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s